Skip to content

Lonely Planet y la caida en ventas de las guias de viajes

Você tem uma guia?

Durante 2008, las ventas de guías y libros de viajes cayó un 8,7% en los principales mercados, en comparación con las cifras de 2007, de acuerdo a las cifras de Nilsen Bookscan. Tales datos ya impactaron bastante fuerte en una de las principales editoras de guías de viajes, Lonely Planet, que hace algunas semanas anunció el despido de 50 personas entre sus oficinas de Australia, Estados Unidos y Gran Bretaña.

La gran pregunta es si esta caída de las ventas de guías responde a una cuestión coyuntural -la crisis económica por la que estamos pasando- o responde a problemas más estructurales. Por ejemplo, que los viajeros más jovenes, sobre todo, están abandonando las guías en papel y obtienen la información sobre viajes directamente en Internet. En ese caso, la cuestión es: ¿cómo harán las editoriales de guías de viajes para mantener sus productos en la era de la abundancia de contenidos?

Como verán, el tema excede por mucho a las guías, y directamente pasa a todo tipo de producción de contenidos, algo que engloba a los medios y el periodismo. Para el futuro no tan lejano, son muchos los que predicen que nadie pagará por el contenido. Gracias a Internet, éste será abundante. Y nadie paga por lo que es abundante. Música, películas, diarios, guías de viaje: todos entran en un mismo paquete. Eran productos por los cuales estábamos dispuestos a pagar. Hoy cada vez más gente no parece tener la menor intención de soltar un billete por ellos, y hay que “monetizarlos” de otras maneras.

Para quienes siempre hemos trabajado en áreas relacionadas con los contenidos -en mi caso, el periodismo de tecnología y de viajes- aparece la pregunta sobre un futuro donde nadie quiera pagar por lo que consuma en los medios. ¿Quién va a pagar por el trabajo de quienes forman las estructuras de trabajo y de producción de contenidos?. No es casual que en estos momentos estén crujiendo las estructuras de los diarios, demasiado grandes y costosas de mantener con los paupérrimos ingresos por publicidad online, algo lo que hablé en El periodismo y el fin del trabajo, en mi bastante desatendido blog Vida Vacía.

Si es que tengo algún esbozo de respuesta, diría que lo que está pasando con las guías no es algo coyuntural. Se agrava por el tema de la crisis, pero en realidad responde a cambios más produndos en el mercado editorial. Si es así, vamos a ver más cambios en los próximos años, con más despidos y la rápida decadencia de ciertos tipos de publicación en papel. Y probablemente sea peor en el caso de Lonely Planet, que no ha logrado acertar con una estrategia coherente en Internet, y ha perdido terreno frente a casos exitosos como TripAdvisor.

Más sobre el tema de los despidos en Lonely Planet en Hotel Marketing (en inglés).

Y no se olviden de votarme como “Best Spanish Language Blog” en los Lonely Planet Travel Blogger Awards :)

Anuncios

9 thoughts on “Lonely Planet y la caida en ventas de las guias de viajes Leave a comment

  1. Hola Jorge:

    El tema que planteás hoy es preocupación importante y pienso también que es cuestión estructural, más allá de no poder escapar de la coyuntura actual.
    Habrá que descubrir y reinventar la función de las guías turísticas y darles un valor agregado para no competir sin otras armas que el contenido, que ya es generado, y de gran calidad, online y gratuito.-
    Saludos.

    (Tenés mi voto ya!).

  2. Pues no sé… En mi caso sí he sido de adquirir guías de viaje (a pesar que siempre las he considerado sobrepreciadas) por tener a mano un documento impreso y extras como mapas, etc, que son vitales cuando se está conociendo un nuevo lugar. Es cierto, ahora se puede conseguir todo en Internet, pero a costa de invertir tiempo y paciencia buscando esa información (recursos con los que no siempre cuento).

    Es importante el apunte que haces en cuanto a la financiación de la creación de contenidos. La fantasía del “todo gratis” que ha permeado Internet desde sus inicios nunca ha sido algo sostenible para la estructura financiera tradicional de las editoriales, y los efectos colaterales ya se están viendo. Existe la necesidad urgente de encontrar nuevas formas de monetización pero nadie sabe exactamente cuál es la alternativa. Lo que sí es seguro es que veremos una profunda reinvención del mercado.

  3. …“a costa de invertir tiempo y paciencia buscando esa información”…
    Beto creo que a medida que pasa el tiempo los usuarios se van haciendo más hábiles en la búsqueda a través de la web por lo que lleva menos tiempo encontrar información o lo que uno está buscando, además a las nuevas generaciones les gusta más interactuar a través de la web ya que de alguna manera es más “divertido” y como son el futuro mercado los negocios deben seguir las tendencias.
    Si no me equivoco este es un tema muy parecido al que pasa con la música, en el cual han bajado las rentabilidades notablemente en las disquerías por la existencia de internet. Pero bueno, así como los artistas buscan tratar de adaptarse a la red, permitiendo descargas a precios más baratos pero teniendo ganancias; las editoriales de libros y guías deben hacer lo mismo, tentando y mostrando las facilidades de internet.

  4. Van algunas respuestas. Verónica, en realidad creo que el problema no es reinventar las guías de viajes. El problema es cómo obtener ingresos de ellas y pagar los costos que tiene producirlas. Internet habrá abaratado muchas cosas, pero el lado físico de los viajes (pasajes, estadías, hoteles, comidas, sueldos, etc) hay que seguir pagándolo. Algo que señala Beto: todos decimos que hay que encontrar una nueva forma de monetizar, pero nadie sabe cual puede ser.

    Matías, lo más seguro es que en el futuro las guías sean, como casi todo el contenido, gratuito. El problema es ver como se financian. Y ahí se abren varios peligros, como por ejemplo que cobren a los hoteles, restaurantes, etc, que aparecen allí. Aunque, por lo que ya me señalaron varios hoteleros, muchas guías ya llevan años cobrando la inclusión de ciertos establecimientos en sus páginas.

  5. Acabamos de volver de Ecuador, y si bien encontré mucho en internet no me suplió tener una buena guia en la mano. El problema radicó en el precio de U$S 49, sumamente excesivo, para lo que necesitaba. En dos ocasiones tuve la tentación de comprarla, pero me dicidí por unas más modestas locales que, en función del tiempo disponible nos orientaron perfectamente. Una cosa en la guia previa al viaje, con exceso de información y otra la que realmente te orienta durante tu experiencia de viaje. En mi caso tengo muy en cuenta el peso y el formato. A lo largo de mis viajes, y haciendo memoria, me viene el recuerdo de las inestimables Turistel chilenas (no se si existen aun) que nos ayudaron a recorrer palmo a palmo ese pais.

  6. Al momento de planear un viaje, Internet resulta una herramienta muy útil, pero al momento de moverte en el destino, especialmente en un viaje largo, la guía de papel resulta insustituible. Seria engorroso imprimirse toda la data recopilada en Internet para tenerla encima y de no hacerlo tendrías que estar conectándote a Internet cada ves que llegas a algún sitio de tu itinerario para acceder a la información necesaria de ese sitio. Por otro lado, si no tenes un recorrido muy pautado, la guía de papel te facilita reprogramar el viaje sobre la marcha.

  7. mas que un comentario lo mio es una consulta, hay algun lugar donde pueda conseguir en argentina la guia sin tener que esperarla 40/50 dias? puntualmente necesito la del sudeste asiatico, tengo la de tailandia que me fue de gran utilidad y no se compara con el material en internet, son dos cosas completamente diferentes. si bien es de enorme utilidad la internet para ciertas consultas, la guia para mi es irremplazable, el principio dudaba en comprarla, por no saber cuan util iba a ser en el viaje pero realmente vale la pena el gasto, saludos para todos y espero me puedan sugerir donde comprar en arg.

    • En Buenos Aires, en El Ateneo, tienen ediciones en inglés de Lonely Planet, y las españolas de GeoPlaneta. Pero no tengo ni idea si tendrán la del sudeste asiático.

Ya comentaste?

A %d blogueros les gusta esto: