El mirador al Cañon

¿Cuál era la razón para arrancar tan temprano el segundo día del tour del Colca? Es que había que llegar a más tarda a las ocho de la mañana a la Cruz del Cóndor. Entre esa hora y las diez de la mañana es la mejor franja del día para ver a los cóndores. Hay varios miradores, pero el más conocido es, justamente, el llamado Cruz del Cóndor, que es el que se encuentra más alto, pero hay otros cercanos y con menos gente.

¿Y cómo me fue? Obviamente, apenas si pude ver algunos cóndores a lo lejos, y filmar uno, que también aparece como apenas un punto en el video (les recomendaría seleccionar el modo HD y abrirlo a pantalla completa, y jugar a encontrar el cóndor):

Y parece que no es nada raro eso de no ver poco y nada. Por un lado, porque si aire está muy frío, los cóndores no suben y vuelan pegados al río que corre en el fondo del Cañón. Por otro, varios señalan que cada vez hay más contaminación en la zona, y eso afecta a los cóndores. Y, tercero, se me ocurre otra posible causa de que estos pájaros no se acerquen mucho a la Cruz del Cóndor:

Los turistas y los cóndores

Digo: con esta multitud en ese punto, ¿habrá muchas posibilidades de que un cóndor se acerque mucho? Me parece medio difícil, sobre todo porque parecen ser muy sensibles al ruido. Si alguno de ustedes visitó el Cañon y la Cruz del Cóndor, puede contar su experiencia en los comentarios. Por ahí tuve mala suerte. Debajo, un video con una vista desde lejos de la Cruz del Cóndor, para que puedan ver cuanta gente había allí.

El Cañon del Colca es uno de los más profundos del mundo, con más de 3 mil metros entre el río y la cima de las montañas que lo circundan. Es bastante complicado tomar una foto donde se pueda apreciar claramente la profundidad, pero hice lo que pude:

Cañon del Colca

Un rato antes de llegar a la Cruz del Cóndor, el guía les va a dar la opción de hacer el último trayecto caminando. La altura promedio ahí es de 3600 metros; si no tuvieron problemas en Chivay, no deberían tenerlos en el Cañón. La caminata es más que recomendable si el día está soleado; pueden tomar buenas fotos.

Luego de dos horas en Cruz del Cóndor, y convencidos de que los cóndores no aparecerían muy arriba, subimos a la combi para regresar hacia Arequipa. Antes, hay una parada para almorzar en Chivay -nuevamente, buffet a 20 soles más bebida- y de ahí a Arequipa, donde llegarán entre las seis y las siete de la tarde. El regreso es bastante cansador; si no durmieron mucho en Chivay, pueden aprovechar para recuperar horas de sueño.

Nos quedan algunas cosas de Arequipa para contar. La visita al convento de Santa Catalina, y algunas referencias de hotelería y comidas. Pero todo eso, la semana que viene.

Anuncios