Si bien conocí Lima en 1999, desde 2002 vengo de manera regular por la ciudad. Y una de las cosas que siempre me llamó la atención era cómo los precios de los productos “piratas” no dejaban de bajar año tras año. Estamos hablando de una ciudad donde la venta de este tipo de productos se hace en lugares públicos y sin mayores problemas, y donde se encuentran películas en los mercados y donde ya hay una larga tradición de copias. Cada tanto hay alguna operación policial para incautar material copiado de manera ilegal, pero las cosas vuelven a su lugar en poco tiempo.

La competencia en el mercado de la piratería es feroz; los insumos bajan sus costos; el valor del sol frente al dólar se mantiene estable (o sobrevalorado, depende quien analice el tema); y los clientes se fijan mucho en los precios. Semejante cóctel, desde ya, fuerza a una baja de precios hasta reducir los márgenes de ganancia al mínimo. Voy a hacer un breve resumen del tema de la piratería en Lima, y me concentraré en el tema de las películas y libros. Seguro ustedes tienen bastante para agregar en los comentarios :). Haré algunas comparaciones con respecto a la ciudad donde vivo, que es Buenos Aires, y ustedes puedes hacer lo mismo con su ciudad.

Al momento de escribir esta entrada, 1 dólar cotiza a 3,16 soles.

Películas: en todo mercado se puede encontrar películas en formato DVD, muchas de ellas muy nuevas (o que están en el cine en ese momento, aunque supongo que la mayoría de las “muy nuevas” son filmadas con cámaras digitales). Los precios varían mucho de acuerdo al lugar donde compren. En Polvos Azules (cuadra 4 de la Avenida Paseo de la República, en La Victoria, no muy lejos del Cercado de Lima), un enorme mercado en donde se vende todo tipo de cosas, las películas cuestan desde 2 soles (unos 60 centavos de dólar). Me han dicho que en otros lugares se las puede encontrar hasta por 1,50 soles (en marcado como El Hueco, en la avenida Abancay, pero no puedo dar fe de ello). Películas un poco más difíciles de conseguir tienen precios superiores. Francamente, el margen de ganancia de este tipo de productos es muy bajo, porque el costo del DVD no debe estar lejos de 1 sol. Comparaciones: hace no más de tres años, un DVD costaba 5 soles o más. En Buenos Aires van de 5 a 10 pesos (1,5 a 3 dólares aproximadamente).


View Larger Map

Libros: el mercado de libros fotocopiados es bastante amplio. La calidad del encuadernado y de las páginas varía (van a ver que por regla general los posibles compradores siempre revisan los libros en busca de páginas en blanco). Basta darse una vuelta por el Jirón Quilca (mapa de arriba), en el centro de Lima, para encontrarlos fácilmente -también hay locales en la avenida Wilson, también conocida como Garcilaso de la Vega. Las diferencias de precios son grandes. Por ejemplo, el original de “Después de Bush”, de Paul Krugman, cuesta más 200 soles en una librería (ridículamente caro), pero se consigue por 10 soles en versión fotocopiada (demasiado barato). ¿Cuánto vale la mano de obra para tener semejantes precios, o los costos de encuadernado? Me queda claro que, al no pagar los derechos de autor, pueden ofrecer un valor fuera de competencia, pero aún así los valores impresionan un poco.

Libros

Las editoriales locales tienen en claro esto, y hay dos tácticas posibles: o vendes muy barato, lo cual no alienta la fotocopia, o haces ediciones muy caras, con tapas duras y fotos a color, que no son fácilmente copiables (o al menos, no pueden ser fotocopiadas con costos bajos). Igual, ya se han visto ediciones adaptadas; por ejemplo, el “Todo Mafalda”, que originalmente tiene tapa dura, se puede encontrar en versión tapa blanda y reducido en tamaño para que pueda ser fotocopiado fácilmente. Comparaciones: a diferencia de los DVDs, los precios en este segmento se mantienen similares a un par de años atrás. Con lo masivo del mercado de fotocopia, supongo que la plata no recaudada por editoriales y autores debe ser bastante importante.


View Larger Map

Un par de cosas importantes. En Polvos Azules pueden encontrarse todo tipo de locales que venden filmes y música; muchos de los puesteros son grandes conocedores del material que venden, e incluso les pueden conseguir material a pedido. En cuanto a los libros, si están interesados más que nada en conseguir ediciones originales “de viejo”, una opción es el mercado de Las Amazonas, Jirón Amazonas al 400, a pocas cuadras de la Plaza de Armas. Abajo un mapa para que tengan una idea de la zona donde está el mercado de Amazonas.


View Larger Map

Aunque en lo particular siempre me he movido con tranquilidad en esas zonas, lo más recomendable es ir temprano durante el día y no salir demasiado tarde. De todos los lugares citados aquí, del que más advertencias recibí es por Amazonas, que se encuentra bastante cerca de zonas más bien peligrosas de Lima (en la noche, en el Cercado o centro histórico de Lima hay que andar con un poco de cuidado, aunque ahora hay más luz y un poco más de seguridad que algunos años atrás).

Anuncios