El Calafate, hielos y abusos

ice arch

Yasmina Rodríguez está viajando por Argentina, y mantiene un blog para el diario español El Mundo. En estos días, ha publicado una durísima entrada sobre El Calafate, uno de los destinos estrella de la Patagonia argentina, y que en los últimos años ha crecido de una manera impresionante. Yasmina critica los precios carísimos en todo -algo que ya varios me habían contado-; la discriminación de precios que penaliza a los extranjeros cobrándoles mucho más que a los locales; la falta de más conexiones por buses; los muchos monopolios que hay en la ciudad -transporte, excursiones, etc-; y lo mal que tratan a los turistas en los centros de informaciones.

Obviamente, todo esto es un cóctel explosivo, y a la burbuja turística de El Calafate seguramente le queda bastante poco tiempo antes de explotar, en particular si se tiene en cuenta lo caro que se está transformando Argentina frente a los países vecinos. Desde ya, la nota hace muchas referencias al matrimonio presidencial de los Kirchner, que es parte central del éxito de El Calafate.

La entrada tiene un título bien directo: Los Kirchner, El Calafate y la madre que los parió. Y la pueden leer en este enlace (gracias Germán por el aviso). La imagen que abre la entrada fue tomada por angela7dreams.

Actualización: me avisa Fernando Casale sobre una nota sobre el mismo tema que publicó el diario argentino Clarín, y que no había visto al momento de redactar la entrada. La pueden ver en este enlace. Lo increíble de la nota de Clarín es que citan la entrada del blog de El Mundo, pero no la enlazan… Los medios siguen sin saber como hay que manejarse en Internet.

Anuncios

21 comentarios sobre “El Calafate, hielos y abusos

  1. Hola Jorge, ¿sabes que el artículo me ha parecido muy flojito, rozando en lo ridículo en algunas partes? Comenzando por ese título bastante idiota y continuando por algunas cuestiones que me imagino que no son de la autoría de quien redactó el texto, como esa negrita que intencionalmente manipula una frase para hacer que se lea “Cristina Kirchner, abusa del turismo sin piedad”. Se pueden hablar largo y tendido de los Kirchner y El Calafate / Santa Cruz, pero atribuir la responsabilidad por los precios del lugar a Cristina es bastante patético.

    Una de las críticas de la autora va dirigida a los diferentes valores cobrados para entrar a los Parques Nacionales. Eso no tiene absolutamente nada que ver con El Calafate, es igual de Norte hasta Ushuaia. Otra crítica se refiere al pago con tarjeta, como si la situación en El Calafate fuera diferente de la Ushuaia o Península Valdés. El que los comerciantes ofrezcan descuentos a veces importantes por pagar con efectivo no quiere decir que no se pueda usar la tarjeta, afirmación falsa donde las haya.

    Se queja de que no haya autobús de línea regular en la ruta 40. ¿Cómo va a haberlo? Es un lugar por el que solo transitan turistas y estancieros, centenares de kilómetros yermos y deshabitados.

    ¿Maltrato a los turistas en los centros de informaciones? Me he quedado perplejo. Seguro que fuimos a diferentes oficinas de turismo o nos atendieron personas distintas.

    “¡No hay lugar en el que escapar del robo que aquí realizan sin sonrojarse!” Hay tenedor libre por AR$30. Sales de la calle principal y puedes cenar por precios que no son muy diferentes de los de Buenos Aires. Es solo buscar un poco. ¿Que la fruta es cara? ¿De dónde piensa la autora del reportaje que viene la mayoría de la comida que se consume en El Calafate?

    Por otra parte, del texto parece desprenderse que El Calafate es un lugar en el que está liberado el tiro al banco contra el turista extranjero, sin que en ningún momento se hable de los argentinos. Mira, si para un español que cobra en euros El Calafate es caro, ni te cuento para un argentino.

    Podía haber hablado de otros problemas más serios de El Calafate, como es la planificación urbanística, los permisos de construcción concedidos a obras mastodónticas que atentan contra cualquier sentido de la belleza estética, la “favelización” de la ciudad. Podía haber mencionado también el monopolio que dos empresas tienen sobre los paseos dentro del Parque, monopolio que les permite no solo cobrar precios muy caros, sino subirlos cuando les da la gana y muy por encima de cualquier inflación, oficial o real. Se podía haber montado un artículo muy bien argumentado sobre la gallina de los huevos de oro en la que se convirtió El Calafate, sobre los brazos de los Kirchner que todo lo tocan, sobre cómo las inversiones en la ciudad favorecen a unos y no a otros (tendrías que ver qué avenida costanera acaban de construir al ladito de la casa de Cristina) y sobre el futuro de lugar. Pero lo que salió parece una rabieta de turista de “primer mundo”.

    Y como todo en esta vida, no hay ni blanco ni negro. Igual que nos encontramos precios disparatados, lo cortés no quita lo valiente: hay gente en El Calafate que está trabajando muy bien el turismo, con actividades interesantes y alternativas, un claro respeto al medio ambiente y profesionales y equipos de primera.

    Un abrazo.

    1. Sí, hay cierto tono crítico sobre los Kirchner que más bien debe entenderse en relación a la postura del diario donde salió esta entrada. Y si bien el tono de “turista indignado” es, efectivamente, un tanto molesto, me pareció una oportunidad para arrancar con un debate que vale la pena dar. En mi caso, y como argentino, no conozco El Calafate, ni Ushuaia, ni buena parte de la Patagonia Argentina. Los precios, en particular de la hotelería y las excursiones, hace tiempo me tienen haciendo números. Efectivamente, no es un artículo de investigación, y es más bien impresionista. Ahora vendría bien un poco de periodismo, claro :)

      El otro tema relevante es como Argentina se está transformando nuevamente en un destino más bien caro, en particular la Patagonia. A este paso, nos arriesgamos a volver a la situación de la década del ’90, cuando todo el mundo decía que Argentina era muy lindo, pero no la visitaban porque era demasiado cara…

  2. Ante nada, gracias por publicar la nota, eso le da un toque al blog de apertura a opiniones, notas que habla bien de vos.

    Respecto al artículo, hay cosas que comparto plenamente con lo que dice la periodista, y el caso más puntual que tengo para comentar es el de la oficina de información turística en la terminal de micros.

    Al trabajar en una hostería alejada de la ciudad, cada 12 días bajo a la ciudad para “esparcirme” un poco. Menuda sorpresa me llevé cuando quise consultar por lugares para practicar senderismo y/o trekking, y, si bien me atendieron con ganas en la oficina de información, lo único que atinaron a decirme fué: “no hay nada, pero ellos hacen recorridos en 4×4”.

    Los que trabajan en el calafate, especialmente en empresas estatales, bancos (públicos y privados), son unos incompetentes, no disponen de información adecuada ni de herramientas para solucionar problemas o facilitarles las cosas ni a los turistas o residentes; y eso produce parte del malestar (al menos mío) en tener que pagar sobreprecios porque “si no te gusta no hay nada cerca” o “es lo que hay”.

    Esta temporada viene muy mala (más allá de la crisis internacional, o lo que fuere), casi no hay trabajo, los hoteles de 4 y 5 estrellas y hosterías de la más alta categoría en la cual trabajo, sufren un porcentaje de ocupación no superior al 50%, y en el pueblo se siente del mismo modo la caída respecto a otras temporadas, y qué hacen los dueños de negocios? Suben todos los precios con o sin inflación mediante, y no les importa nada. Creo que eso tiene que ser el punto de discusión más que el “imperio kirchnerista”, pero que ellos tienen participación en el asunto, es innegable…

    Saludos
    Germán

  3. Me parece muy interesante el debate que se está abriendo a partir de la nota de este diario español. Conozco El Calafate y Ushuaia, he estado allí en Marzo de 2.000 y en ese entonces, los precios si bien caros, eran accesibles. El costo allí era un 20% más caro que en Buenos Aires si se trataba de comer o ir al Supemercado.
    Respecto de la nota, hay dos cosas que estoy harto de leer y escuchar. El tema de los descuentos hacia Argentinos, siempre el mismo berrinche, porqué al argentino se le cobra la mitad para entrar a Parque Nacionales?? o porqué el argentino paga menos por un pasaje de avión?. Quien haya viajado por Latinoamérica, verá que en todos los países, hay bonificaciones para los turistas locales, así que no es una práctica diferente. Discutamos sobre otros puntos, por ejemplo las estafas a turistas en restaurantes, abusos en las excursiones y la falta de planificación en estos centros turísticos, creo es allí donde se deberá focalizar la atención y no, en los berrinches de europeos, que me tienen hartos con eso de que hay que regalarles todo, siempre regatean y todo les parece caro, hasta lo barato, creen que porque tienen euros, eso les da licencia para comprar lo que les venga a la gana por monedas.
    La gente seguirá viniendo al país, seguirá Argentina siendo un país en crecimiento constante (en porcentaje hablo) del turismo, porque el turista o el viajero, seguir queriendo conocer el mundo, ajustará su bolsillo, pero vendrán igual.
    Saludos.
    Her

    1. Her, como he dicho varias veces en este blog, creo que cierta discriminación de precios para favorecer al turista local es algo adecuado, siempre y cuando se lo haga de manera planificada y sin abusar. Ahora, tengo mis dudas sobre el tema de que “el turista siempre vendrá a Argentina”. En la década del 90, por ejemplo, el turismo internacional estuvo bastante estancado, porque muchos viajeros consideraban al país como un destino demasiado caro. Hay que ver hasta donde da la elasticidad de la demanda, y en que momento los turistas se plantan…

  4. Lo que cuentas en el artículo es algo normal que esta sucediendo dia tras dia en muchos de los destinos turisticos que se han visto desbordados por una alta fluencia de en poco tiempo.

    Al no existir una regulación y una planificación turistica suceden todas estas problematicas, lo peor de todo es que acaban por perder ese turismo, en este caso de un lugar que es impresionante, por la mala gestión.

  5. Argentina tiene demasiados demasiados problemas, y para colmo cualquier fuente de riqueza, no hace otra cosa que destruirla. De Clarin, ni hablemos, hay mucho por cambiar, y aquellos instituciones que deberian darnos orgullo nos dan verguenza.
    Saludos

  6. Jorge, más allá de las tonterías del artículo y del trasfondo de verdad, ¿sabes si alguien ha estudiado los procesos que hacen que un destino turístico se ponga de moda, entre por el camino de la elitización, se vuelva prohibitivo para la mayoría, y acabe teniendo que volver a sus orígenes?

    Se me ocurre que en Brasil hay un destino que comparte algunos puntos muy interesantes con El Calafate, Fernando de Noronha. Es una maravilla natural, hace quince años solo los aventureros iban a visitarla, y en los últimos cinco años ha conocido una explosión turística dirigida exclusivamente a personas con un altísimo poder adquisitivo y excluyendo como resultado a aquellos interesadas en conocer las maravillas del lugar pero sin una cuenta bancaria lo suficientemente poderosa como para financiar el viaje.

    Me parece también bastante interesante que se use el gancho de las bellezas naturales para atraer a un tipo de turismo que, al menos a primera vista, no es el que está más interesado en una vivencia próxima de la naturaleza. Una visión que se refleja perfectamente en lo que dijo no hace mucho aquel periodista de viajes brasileño que ya conoces, “en Noronha antes de la llegada de los hoteles de lujo no había nada que hacer”. En El Calafate se observa muy bien esa cosificación, en un mercado tan importante para el consumo de productos como es el brasileño cuando se habla de la Patagonia se destaca siempre la existencia de tal o cual hotel boutique tanto o más que la presencia de las montañas, los lagos y los glaciares. Me imagino que en Argentina no debe ser muy diferente. Un abrazo.

  7. Hola Jorge! muy bueno el debate y las notas sobre El Calafate que se ha genreado en tú blog, y como siempre muy interesante acercarme a él…
    Comparto muchas de las ideas de Tony, creo que la nota es en general ‘mala leche’ y no aporta mucho en sentido concreto.
    Estuve recorriendo parte de nuestra magnífica Patagonia (Usuhaia, El Calafate y la totalidad de la increible Ruta de los Siete Lagos)en marzo del 2008. Lo hice con amigos belgas, y todos partimos desde donde te escribo, Paris. Si bien parece que si, existe cierta sobre explotación de los recursos naturales y en ese caso creo que las autoridades deberian hacer mucho más para preservarlos intactos, creo que en general los resultados han sido muy buenos.
    En nuestro caso, en todas partes fuimos tratados muy bien, comparábamos todo el tiempo precios y tuvimos opciones para elegir, cuando nos parecía algo más caro que lo otro, pues elegíamos en el momento que hacer.

    En el caso de El Calafate es cierto, la presencia del matrimonio reinante es obvia, ya que los empleados (choferes, mozos, vendedores, etc.) no se ‘animan’ a hablar de ellos, el ‘monopolio’ turístico en sitios tan espectaculares lo encuentras en todas partes.

    Pero nuestra experiencia fué desde todos puntos de vista ESPECTACULAR! Una anécdota? cuando bajamos a las pasarelas a ver el deslumbrante Perito Moreno, perdimos el bus que debia llevarnos al puerto a embarcar para realizar las travesías sobre los lagos. En un momento nos preocupamos, pero en seguida apareció un señor muy amable que nos estaba esperando en una 4×4 para llevarnos hacia el embarcadero.
    Cuando llegamos al puerto, nuestra excursión recién partía, pero éste señor llamó por su radio e hizo regresar el barco … nuestra verguenza obviamente fué muy grande … pero resultó que éste señor era el dueño de la companía que realiza esas excursiones, quien nos contó que él fué el primero en comenzar a realizar trakking sobre el glacias viente años atrás y que era un esclador, montañista profesional, que habia recorrido medio mundo.

    Otra vez viajando en un mini-bus para realizar una cabalgata en una de las famosas estancias, nuestro chofer además de compartir su sabiduría sobre la zona, en un determinado momento detiene la marcha y nos hace descender muy silenciosamente. Qué sucedía? pues a escasos metros nuestros, un espléndido cóndor adulto desplegaba sus enormes alas al viento, cual ‘pastor’ dirigiendose a sus fieles antes de remontar el vuelo … fué y sigue siendo uno de esos regalos que la Naturaleza nos ofrece y te queda guardado en tu retina ( y en tú cámara) para siempre …

    Cómo siempre digo, el arte de viajar también está relacionado a tú propia relación con el entorno … y a comprender que si estás predispuesto … los milagros suceden !

  8. Her, lo de la discriminación de precios no es tan así como vos decís en el resto de Latinoamérica. Sí suele haber precios diferenciados en las entradas a museos o parques nacionales, pero hasta donde yo sé, el único país en el que se les cobran más caros los pasajes aéreos a los extranjeros es Argentina. Yo he tomado varias veces vuelos de cabotaje en Perú y Colombia, y siempre pagué la misma tarifa que pagan los peruanos y los colombianos.

    Y en cuanto a los “berrinches” de los europeos…te parece que es exclusivo de ellos? El comportamiento de muchos argentinos cuando viajan al exterior suele ser de terror…al punto de ponerse a discutir el pago de unos pocos centavos para entrar a un baño público en países en donde está establecido ese cobro. En todo caso, entiendo más a los europeos, ya que viven en países donde por lo general se les cobra un precio justo por todo lo que consumen, no como acá, en donde somos sometidos a violentos abusos en cuanto a los precios de los productos y servicios que consumimos (fijate cuánto paga un europeo de internet, cable o de supermercado en relación a su sueldo, y cuánto pagamos nosotros, o cuánto cuesta un coche allá y acá).

    1. Fede F., en Perú también hay discriminación, por ejemplo, en tren que va de Cusco a Aguas Calientes. Los turistas pagan tarifas que deben ser unas 30 veces más que los habitantes locales de Cusco que usan el servicio local. En Ecuador el tren que iba a la Nariz del Diablo costaba 17 dólares para extranjeros y 1 para los ecuatorianos, hace unos cuantos años. Supongo que esa diferencia persiste. Del tema de los vuelos de cabotaje me ocupé en su momento (Pasajes aereos en Argentina: mismo viaje, dos precios) porque ningún medio hablaba sobre el tema, supongo que debido a que las aerolíneas son buenos anunciantes.

      Tony, lo que ahora recuerdo son textos sobre destinos que son planeados para “turismo de altos ingresos” y que terminan generando un mercado de mochileros (el caso Bali, en Indonesia). Voy a revisar la biblioteca a la vuelta.

      Gustavo, como señalé a varios comentaristas en otras entradas (en particular, los que decían que en Brasil hacen todo bien y en Argentina todo mal, algo que a Tony le debe causar un poco de gracia), creo que hay varias cosas que se han hecho bien en Argentina en los últimos años, y una de ellas es que ha habido una interesante profesionalización de muchas actividades turísticas. Pero ciertos abusos, como precios muy altos y monopolios, pueden arruinar buena parte de lo avanzado.

  9. Los turistas se quejan desde hace años del trato discriminatorio.
    Creo que forma parte de la idiosincracia del pais, si esto funciona lo reventamos. El tema es que el 2009 será durisimo.

    Espero que hoteleros y proveedores de servicios entiendan que la burbuja reventó, y que el turismo caerá indefectiblemente.

  10. Hola Jorge, tus notas siempre dan que hablar, realmente te felicito!
    Te cuento que en 2007 familiares viajaron a Calafate y los precios les han parecido altos, teniendo en cuenta que ellos son de Bariloche que también tiene precios en algunas cosas un poco más caros que Buenos Aires. Es obvio que Calafate y cualquier destino turístico que apunta a los extranjeros van a tener precios más altos, pero no creo que sea una cuestión del Calafate, o a caso si uno va a Puerto Madero o incluso la Boca en Buenos Aires no se encuentra uno con precios en dólares?
    Calafate es un pueblo chico y por lo tanto se van a encontrar menos ofertas, es como todo, la ley de oferta-demanda.
    No estoy de acuerdo en cuanto a abusos en los cobros a turistas por accedes a los parques nacionales pero si se puede tener tarifas diferenciadas, en todo el mundo hay tarifas diferentes dependiendo el publico, ¿por qué Argentina siempre tiene que ser la “buenuda” que no cobra?
    En cuanto a los K…. sin palabras!
    Gracias!

  11. En el 2002 estuve en El Calafate y Ushuaia. En esa época recién se había devaluado el Peso y el turismo internacional recién estaba empezando a crecer.

    Por esa época los precios eran bastante accesibles, podías conseguir alojamiento en un buen hotel de Ushuaia por $65 la noche y cenar en un buen restaurante por $30. Incluso me acuerdo que en esa época me costaba bastante pagar $30 por una comida, cuando hoy acabo de volver de Burger King habiendo pagado $36 por un combo y una cajita feliz. JAJA!!

    Lamentablemente, los operadores turísticos de la Argentina aumentaron muchísimo los precios en estos 7 años y creo que debe haber sido uno de los rubros que más aumentó. Recuerdo que en esa época ganaba $700 por mes y no tenía problemas en hacer esos viajes. Hoy por suerte gano bastante más, pero creo que repetir esas vacaciones otra vez en esta época me resultaría bastante más dificil.

    Con respecto a la diferenciación de precios para nacionales y extranjeros, es cierto que en muchos paises de Latinoamerica lo implementan. Pero esto no quiere decir que el turista extranjero lo tenga que aceptar sin chistar. Yo lo sufrí cuando viajé a Perú en agosto del año pasado. Por ser argentino, todos los servicios turísticos me los cobraban en dólares y aumentado varias veces. Esa actitud me hizo sentir realmente muy mal y si bien me gustaron las atracciones que visité, me quedó un sentimiento de haber sido estafado en varias ocasiones. Por eso creo yo que nunca volvería a lugares como Machu Picchu, a menos que las cosas cambien. Eso mismo creo que deben sentir los extranjeros que visitan Argentina.

  12. Hola a todos.
    Termino de llegar de mi viaje al Calafate, y lo que tengo que decir es que en la entrada al pueblo hay un control policial y de allí doblando hacia la derecha fui a buscar hoteleria y lo que me impresiono fue la Basura que encontré en las calles, Creo que allí donde hay hermosos hoteles cerca de la vieja pista de aviones fue un Basural, $ar 320 suite doble por día

    Luego fui hacia el centro y pasando por el puente se encuentra el destacamento policial y allí a dos cuadras encontré una hostería (Yamila) de muy buen nivel y he pagado una suite doble con desayuno $ar 220 por día. Salir a Cenar me costo entre $ar 52 y 63 por persona con bebida incluida (si uno quiere hay mas caros, es según donde vallamos).

    Advertencia: Si vamos con niños no hay plazas ni centros de diversión para ellos.

    Lo de las entradas al parque me cobraron $ar 20 por persona, pero a los extranjeros en la cartelera decía $ar 60.
    Hicimos una excursión en catamarán (Todo glaciares) que comprenden el glaciar upsala, spegazzini, y perito moreno, y que dura desde las 9 de la mañana hasta las 16,30 aproximadamente y me costo $ar 290 por persona, (creo que un poco caro como argentino ya que pague lo mismo que un extranjero) pero vale la pena y terminamos contentos. (Fuimos con nuestro auto hasta el puerto si no cuesta $ar 40 mas por persona)

    Quería traer un mate de madera forrado en aluminio y me costaba $ar 140, termine comprando uno casi igual en las grutas en $ar 32.

    Luego fuimos al El Chalten, media docena de empanadas $ar 32 y una Coca de litro y medio $ar 12, una calco para el vidrio del auto $ar 18, Gasoil (Diesel) $ar 3 por litro, y en ese puesto de gasolina no hay Baños y tuvimos que pagar en la cafetería Don Cangrejo allí al lado $ar 2 por usarlo.

    Espero le sirva de guía a alguien.

  13. Creo que algunos no han entendido lo que cuenta la periodista, que se llama Yasmina Jiménez y no Rodríguez. Si vais al enlace original veréis que escribe un blog, donde se cuentan impresiones, no se trata de un reportaje de investigación… ya he visto que algunos piden periodismo, pero habría que distinguir entre un post, un artículo, una entrevista, un reportaje… no creen?
    Además, creo que lo que le preocupa a la periodista no es que los argentino paguen menos por una entrada, sino la diferencia sin control entre los precios de unas entradas y otras. No sé, leer entre líneas está muy bien, pero está mejor, leer bien, no creen?
    Sobre los abusos en El Calafate… quien no lo quiera reconocer, pues allá él… pero existir, claro que existen. NO neguemos la realidad, vamos a matar el turismo internacional en argentina. Luego nos tiraremos de los pelos.

  14. Escribi un pequeño resumen en mi blogmap y lo referencie a esta entrada ya que me parece un excelente theard sobre lo que esta pasando en El Calafate, muchas gracias.

  15. Hola, no solo es cierto todo lo que denuncia sobre El Calafate sino que es lamentable. El monopolio de las actividades y servicios, los precios de abuso y la diferenciacion de tarifas destruyen a uno de los mejores destinos turisticos del pais. Cuidado Calafate, pueden estar matando a la gallina de los huevos de oro!!!!
    Creo que este seria un lugar ideal para proyectos turisticos como los que usan en Brasil, rebajas de temporada, tarifas transparentes, mayor variedad de servicios para todos los bolsillos.

    Saludos
    Mocona

  16. La tarifa a los Parques Nacionales no solo es diferenciada en nuestro país, en Chile (la entrada para extranjeros costaba 25 dólares en enero 2009) y en otros paises también, pero es lógico, se supone que el parque se mantiene con el dinero aportado por los impuestos de los que viven allí y en parte por coparticipación por el estado nacional.

  17. Hola quisiera que alguien que haya viajado en sept./2009 o en este verano 2010 al calafate me recomiende una buena empresa de turismo que sea confiable para contratar las excursiones y que tarifas les cobraron. Estoy averiguando para armarme el viaje desde aqui (pcia. Bs.As)ya que resulta mucha la diferencia si contrato un paquete. Gracias Clau

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.