Son un infalible del verano: los libros que no tenemos tiempo de leer durante el año, porque no tenemos tiempo, y terminan apilados a la espera de las vacaciones. Por lo general, los libros que quedan en esa categoría suelen ser las novelas u obras de ficción, que no suelen entrar dentro de las categorías de “textos obligatorios”, parte de nuestros estudios o de conocimiento necesario para nuestra profesión.

Son una categoría tan predecible que hay medios arman pequeñas encuestas sobre “¿cuáles serán los libros que lea este verano?”. Casi como los estrenos infantiles apenas comienzan las vacaciones, o los programas playeros de la televisión.

Y como obviamente entro dentro de la categoría de “lector de vacaciones” -aunque en mi caso no me fui a una playa- mis vacaciones ya tienen dos libros separados para leer. Son:

Tokio Blues, de Haruki Murakami
Bullet Park, de John Cheever
(lo encontré a menos de tres dólares en un supermercado en Lima, Perú).

¿Ya tienen sus libros para estas vacaciones? Pueden dejar sus comentarios :)

Anuncios