En Perú (o al menos en Lima) hay una tradición bastante simpática: si queremos viajar más, salimos a correr, apenas ha dado el año nuevo, con una valija. Así, no es raro encontrar personas que pasan por delante de tu casa, con una valija vacía, y dan la vuelta a manzana, tan sólo unos minutos después de comenzado el año. Se trata de una costumbre que tiene una larga historia, a juzgar por la tranquila reacción de los limeños cuando pasa alguien al trote con su bolso o valija.

Y ya que estamos con las costumbres limeñas para el fin de año, existe la tradición de frotar lentejas entre las manos, o en la cabeza, con el fin de tener más abundancia en el año que comienza. Y ya que estamos, hay que usar algo amarillo para tener buena suerte. También se comen doce uvas (o pasas de uva), una tradición que conocía de otros lugares. Y, por último, es bastante común quemar un muñeco luego de las doce de la noche, al que se le suele adosar una cierta cantidad de cosas que no se quieren ver más, como cartas y diversos papeles.

Si quieren una lista más extensa de cábalas de fin de año en Lima, pueden chequear esta entrada en el sitio de noticias Crónica Viva.

¿Llevaron a cabo alguna cábala en este año nuevo? Ahora que recuerdo, en Buenos Aires lo único que hacemos en la familia es brindar, e incluso la tradición de las uvas se dejó de practicar hace mucho tiempo…

Anuncios