Blogs, plataformas y experiencias

Cuando comenzaron a surgir, allá por 1999-2000, los blogs fueron una novedosa plataforma de publicación personal, que hacía mucho más sencillo para todos nosotros crear contenido y hacerlo público en la Web. En cierta medida, eran el centro de nuestra vida en Internet. Incluso muchos sitios lo sabían: cuando subíamos contenido a Flickr, YouTube y otros, nos daban unas líneas de código para incluirlos en el blog.

Pero los dos últimos años han marcado una tendencia cada vez más fuerte en los blogs a transformarse en herramientas más profesionales de publicación de contenidos temáticos especializados. Y la idea del blog como “concentrador de nuestra vida online” ha ido pasando hacia otros servicios; de hecho, muchos usuarios usan para esos propósitos redes sociales como Facebook o servicios de lifestreaming como Friendfeed. Y para publicar textos cortos, se imponen servicios como Twitter.

Seis años atrás, los blogs eran un ejemplo de simplicidad. Hoy ya hay herramientas más simples de mantener, que requieren menos dedicación y se adaptan más a ciertos usos. Aún creo que, en el caso de los blogs sobre viajes y turismo, el diferencial que tienen frente a los medios de comunicación más tradicionales es el papel de la experiencia del viajero. Pero sería poco realista creer que los blogs son la única plataforma donde esa experiencia personal puede ser escrita; de hecho, cada vez hay que rastrearla más por otros servicios Web.

2008 cierra como un año de transición para los blogs, cada vez más concentrados en los contenidos temáticos específicos. Y con exigencias que van más allá de simplemente escribir. Hay que saber posicionar un blog en Google; crear una agenda de temas; seguir los intereses de los usuarios; monetizar el trabajo. Todo ello complejiza cada vez más la gestión de un blog, siempre y cuando pretendamos que tenga cierta relevancia y popularidad. Los usuarios interesados únicamente en contar sus experiencias personales, y nada más, están migrando hacia otras plataformas que requieren menos tiempo de mantenimiento y son más simples de actualizar. Será todo un desafío en 2009 usar todo ese contenido cada vez más fragmentado para crear mejores entradas para nuestros blogs, que tal vez terminen nuevamente como “hubs” concentradores de actividades en la Web, aunque esas actividades no se limiten a nuestras experiencias de viaje.

Feliz Navidad para todos, y a prepararse para 2009, porque parece que vamos a tener un año muy movido y con la profundización de muchos cambios. Nos vemos el lunes.

Anuncios

5 comentarios sobre “Blogs, plataformas y experiencias

  1. Bueno, como en todo, siempre hay excepciones, pues aún conozco muchos amigos que tienen blogs en Blogger (blogspot) y lo siguen usando como una especie de diario personal. Pero sí es cierto eso de que la ley del mínimo esfuerzo se impone, y pocos van a preferir armarse un blog a elegir algo como Facebook o Friendfeed, que lo entregan todo listo y en bandeja, incluyendo una base de audiencia cautiva.

  2. Beto, desde ya que siempre hay excepciones. Pero me parece que la principal tendencia que describo -que los blogs están dejando de ser “hubs” personales en la Red para desplazarse hacia contenidos temáticos específicos- no es difícil de rastrear. De hecho, para muchos usuarios, es probable que Facebook o Friendfeed sean más convenientes. Claro, eso implica que cada vez más personas optan por inscribir su vida online en sitios manejados por terceros, antes que por crear sus propios dominios y blogs. Este último punto no me parece tan positivo, porque es regresar a cierta concentración que la popularidad de los blogs parecía amenazar en un momento.

  3. Hay que tener en cuenta que ahora existe una gran invasión de blogs comerciales elaborados a toda prisa por periodistas contratados al efecto pero sin conocimientos de primera mano sobre la temática. El aluvión de blogs temáticos sobre viajes no ofrece demasiada calidad excepto en casos muy concretos.

    1. Francisco, eso en cierta medida es parte de lo esperable. Si tener un blog era negocio, era de esperar una explosión de iniciativas concentradas en la rentabilidad comercial. Por desgracia, queda claro que para muchos el objetivo es simplemente tener muchas visitas en base al posicionamiento en Google y no por la calidad del contenido. Y ese lado ya no es tan positivo.

  4. Jorge, Coincido plenamente con vos.
    También estoy de acuerdo que poco a poco los blogs quedan para aquellos a los que nos gusta tener información amplia y algo más profunda que lo que podés compartir de manera rápida y acotada en el resto de las redes.
    Intuyo que los blogs quedarán para los contenidos más especilizados.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.