Libros comprados: Planeta de ciudades miseria, de Mike Davis

Las ciudades crecen y crecen. En 1950 había en todo el mundo 86 ciudades con más de un millón de habitantes. En 2015 van a ser 550. Desde 1950, las ciudades han absorbido las dos terceras partes del crecimiento demográfico mundial. Y el 95% del crecimiento demográfico futuro se va a producir en las ciudades del llamado “tercer mundo”. Entonces, no sólo es un problema del crecimiento; lo que es problemático es la progresiva degradación de las condiciones de vida de millones y millones de personas que llegan a vivir en las cada vez más superpobladas ciudades. Sin condiciones decentes de vivienda, sin servicios públicos, sin mayor planificación, con transporte público casi inexistente y posibilidades muy bajas de encontrar un empleo formal.

De las las problemáticas enunciadas en el primer párrafo se ocupa Planeta de Ciudades Miseria, el libro de Mike Davis, de quien hemos hablado varias veces en este blog (al final de la entrada hay varios enlaces). Se trata de la problemática urbana más seria y compleja de la actualidad, como es el crecimiento de poblaciones que viven en áreas hiperdegradadas. Pero tratar con esta problemática incluye analizar una compleja variedad de situaciones, que van desde las invasiones de tierras, la falta de espacio, la ocupación de terrenos peligrosos, y varios temas más.

Lo interesante del trabajo de Davis es que brinda una notable cantidad de estadísticas y datos sobre un tema no demasiado trabajado en términos globales. Es que las áreas más degradadas de las ciudades suelen ser enviadas rápidamente a un lugar que nadie quiere ver. Crecen y crecen, pero cuando encontramos descripciones de ciudades, siempre se habla de las áreas más ricas y tradicionales. El resto aparece como invisible, o como una excusa para pedir la represión y la expulsión de los pobres indeseados. Como si, mediante un estado policial, se pudiera controlar al 95% del crecimiento demográfico futuro de este planeta.

Hay demasiados datos en el libro de Davis, así que seguramente voy a volver a hablar de él en los próximos días, como hice también con Evil Paradises en su momento -por cierto, parece que este libro todavía no ha sido traducido al español.

Y ya que estamos: que caros están los libros españoles en Buenos Aires. Entiendo que el euro aún sigue muy valorizado, pero pagar 50 ó 60 euros por un libro que en España no está más allá de 16 ó 17 euros me parece un poco mucho (y eso sin meterme con el tema de que aquí tenemos ingresos bastante menores…).

Bibliografía

Davis, Mike (2007) Planeta de Ciudades Miseria. Madrid, Foca.
Davis, Mike y Daniel Bertrand Monk (eds.) (2007) Evil Paradises. Dreamworlds of Neoliberalism. New York y Londres, The New Press.

Más sobre Mike Davis en este blog:

Libros comprados: Evil Paradises
Iran, el terremoto y las ONGs
Mike Davis y las ciudades muertas
Dubai, entre el turismo y el superavit I

Sobre el tema de las áreas degradadas en las grandes ciudades, pueden ver en Slums : fotos sobre las zonas más pobres de la Tierra una referencia a un excelente trabajo fotográfico de Jonas Bendiksen.

Anuncios

5 comentarios sobre “Libros comprados: Planeta de ciudades miseria, de Mike Davis

  1. Cuando hacemos turismo, lo habitual es visitar solo lo mejor de cada casa, lo más limpio, lo más bonito, lo más correcto. Lo que no nos gusta se obvia, se oculta, nadie quiere ver lo que hiere, lo que molesta de estas grandes desigualdades.

  2. En algún caso, la pobreza es turistificada bajo la forma de “reality tours”. Algo así como “viaje al lado peligroso de la ciudad”, como en el caso de los tours que se hacen en Río de Janeiro en algunas favelas. Es un tema que ya hemos discutido bastante en este blog.

  3. Si voy de viaje quiero ver que es lo que hacen bien o diferente o igual a nosotros.
    Si quiero ver pobreza o trabajar para solucionarla lo puedo hacer a pocas cuadras de donde vivo.
    No creo que se pueda ni deba mezclar turismo con pobreza, ya que salvo en casos de trabajo es una actividad recreativa
    ¿Acaso alguno va a visitar zonas carenciadas como hobie?
    En tal caso hacemos ayudad social o colaboramos con algún proyecto, u luego nos vamos a despejar.
    “Nos vamos de vacaciones”. no debemos olvidarnos que las vacaciones fueron uno de los grandes logros recientemente alcanzados si los comparamos con la larga data de la historia de la humanidad.
    Mezclar una cosa con la otra no me parece justo.
    En tal caso cada gobierno debería preocuparse por mejorar el entorno de sus ciudades, y si no estamos conformes, entonces a hacer política, pero nunca dejar de vacacionar, que es otra cosa completamente distinta.

  4. Gustavo, efectivamente las vacaciones fueron un logro de la clase trabajadora, tras muchos años de lucha sindical. Logros que hoy son cuestionados por el mismo sistema económico que hoy empobrece a mucha gente en todo el mundo. Nadie dice de dejar de vacacionar (de hecho, mucha gente en realidad deberia recuperar ese derecho). Más bien, el punto es comenzar a comprender que la manera en las ciudades se venden como puntos turísticos suelen estar bastante desconectadas de sus problemas urbanos cada vez más graves. Problemas que sólo aparecen de manera aislada en los medios cuando, por ejemplo, un turista es víctima de un delito, y nada más.

    De todas maneras, estoy de acuerdo con el hecho de que deberíamos enfatizar que la posibilidad de tomarse vacaciones es un logro importante para quienes trabajan, y un derecho a defender.

  5. Justamente, creo que estos problemas solo se pueden arreglar participando activamente en política, como no participo, no puedo levantar ningún dedo acusador, mas allá de dejar mis puntos de vista en foros de opinión tan útiles como este.
    El ejemplo más claro de tapar abajo de la alfombra la pobreza, lo estamos viendo en la ineficacia del gobierno de la ciudad de Buenos Aires (Este, y todos los anteriores) en encontrar una solució viable a todos los habitantes de la villa 31.
    Lo que nunca debemos dejar de tener en cuenta como bien decís es que el derecho a vacaciones no debe ser nunca abandonado a merced de los intereses neoliberales.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.