Peixe surf

En la anterior entrada sobre el tema de que moneda llevar a Brasil, la discusión en los comentarios se concentró casi exclusivamente en un punto: cuál era la ventaja cambiaria de llevar dólares o directamente reales. Y no me parece que sea la mejor perspectiva para este tema. Los montos que puede llevar un veraneante no son tan altos como para aprovechar una posible ventaja cambiaria. Para hacer un poco más claro el tema, les recomendaría concentrarse en estos puntos.

Seguridad. ¿Realmente piensan llevar todo el dinero para sus vacaciones en efectivo en sus bolsillos? No parece la decisión más segura. Es razonable es llevar una cierta cantidad, y dejar el resto en la caja de ahorros. Luego, pueden extraerlo desde un cajero en Brasil, donde el límite diario es 500 reales -aunque como las redes bancarias brasileñas no están muy integradas, es posible sacar más si se concurren a diferentes cajeros. Pregunten antes de viajar cuál es la comisión que cobra el banco por las extracciones en Brasil.

Disponibilidad de casas de cambio y bancos. En las playas donde hay menor población, quienes cambian dólares suelen ser los pequeños comercios, y por lo general pagan menos que en el mercado financiero. Por ello, si van a ir a lugares sin tanta población, más bien lleven reales.

Llevar cambio en reales. Incluso si ya tienen decidido llevar dólares -por ejemplo, porque van a una playa con buena oferta bancaria- no dejen de llevar al menos una pequeña porción del presuesto en reales para las primeras horas en Brasil. Algunas casas de cambio, al menos en Buenos Aires, te venden sobres con billetes de baja denominación.

Usar la tarjeta de crédito. Más que útil para pagar en restaurantes y otros comercios, pero sólo aplicable en lugares más poblados. En playas con poca población, el efectivo es imprescindible.

Para concentrar los comentarios sobre este tema, por favor dejan sus aportes en

Dolares, reales y pesos

Los comentarios no serán habilitados en esta entrada.

Anuncios