Skip to content

Terrorismo y turismo: el caso India

Una de las particularidades de los grupos que cometían atentados en Egipto era que traspasaban un límite: atacar objetivos turísticos. Esto es un tema muy interesante. En muchas naciones donde actúan grupos terroristas, los lugares visitados por extranjeros quedaban sustraídos de la violencia interna, muchas veces por tácitos acuerdos políticos entre los gobiernos y los grupos que llevaban a cabo atentados.

Pero en estas horas se ha producido una serie de atentados en Mumbai, India, que tienen una particularidad muy importante: el grupo que llevó a cabo las acciones tomó hoteles de lujo de la ciudad, y buscó ciudadanos ingleses y estadounidenses para tomar como rehenes. Al igual que en los casos de Egipto, se buscó explícitamente atacar al turismo internacional. En el caso de Mumbai, muchos de los rehenes son viajeros de negocios, ya que esa ciudad es el centro financiero de India. Valdrá la pena seguir el tema durante el día, porque estamos frente a un hecho que tendrá grandes consecuencias sobre el turismo en India.

Sobre el atentado en India, pueden ver la cobertura en inglés que está realizando Global Voices. Medios informativos en inglés: BBC está actualizando el tema minuto a minuto en este enlace. En español: Clarín (Argentina); El país (España).

En este blog, sobre el tema de Egipto y los ataques a objetivos turísticos: Egipto, y el turismo como objetivo politico y Turismo y desarrollo: los contextos imprevisibles.

Anuncios

4 thoughts on “Terrorismo y turismo: el caso India Leave a comment

  1. Carmelo, no hay problemas con el enlace, pero lo más razonable hubiera sido que resumieras tu punto de vista, y luego invitaras, para quienes quisieran profundizar el tema, a entrar a tu blog. Digo, de otra manera, es imposible saber cuán interesante puede ser tu entrada.

  2. Los verdaderos terroristas están en la cima del poder mundial, inventan fronteras y territorios para dividir a la población.
    Provocan el desplazamiento de millones de personas, pobreza, hambre, guerras, genocidios, desigualdades sociales.
    El pequeño terrorismo, tolerado y manipulado por el Estado sirve de distracción nacional.
    Quien se sienta dueño de una tierra es prisionero de sus propias fronteras.
    Una vez que comprendamos el concepto de un mundo sin fronteras, sin países, nos sentiremos verdaderamente libres.

Ya comentaste?

A %d blogueros les gusta esto: