Oil Derrick

Durante el último año, leímos una buena cantidad de artículos que explicaban el aumento del precio del petróleo en un problema de demanda. Básicamente, Estados Unidos seguía consumiendo de manera voraz, pero a eso se agregaban una buena cantidad de países emergentes, particularmente China e India. En el mundo se demandaban más de 80 millones de barriles por día, y ese número más bien parecía que se incrementaría en el corto plazo.

Pero en las últimas semanas, hemos visto que el precio del barril de petróleo comenzó a descender, primero ligeramente, para luego simplemente desplomarse. Al momento de escribir esta entrada el valor es de 58 dólares aproximadamente. ¿Qué es lo que ha causado semejante caída?

Obviamente, sería bastante tonto creer que la demanda ha caída en dos terceras partes en el transcurso de pocos meses. Si bien el incremento del valor de la gasolina había provocado una caída de la demanda en Estados Unidos, tampoco es para tanto. Tampoco para que China e India demanden mucho menos petróleo. La explicación viene más bien por el lado de la especulación financiera por el precio del petróleo, y de la cantidad de inversores que salieron a deshacer sus posiciones en el mercado del petróleo para recuperar su dinero, en un momento en el que la crisis hace muy complicado el acceso a financiamiento a través de los bancos. Así, contratos de call options (se puede comprar petróleo a un precio fijado de antemano y con un vencimiento fijado previamente), put options (igual que el anterior, pero en este caso se vende petróleo) y futuros, donde pactamos un valor del barril y podemos comprarlo en una fecha determinada con ese precio garantizado). Se trata de opciones financieras, porque, como se darán cuenta, estos inversores jamás manejan petróleo. Entonces, el tema de la demanda es importante, pero la caída del valor del barril está atada a la inexistencia de credito por parte de los bancos y la falta de liquidez de muchos inversores.

Hay varias cuestiones interesantes para pensar. La primera, que el tema del petróleo deja en claro como los mercados y sus instrumentos financieros pueden afectar profundamente nuestra vida cotidiana. El costo del barril y su impresionante aumento fue la base de la aceleración de la inflación en buena parte del mundo, ya que afecta, por ejemplo, el transporte de mercancías. Así que piensen dos veces antes de decir que lo que pasa en los mercados no les importa en lo más mínimo. Segundo, el incremento del petróleo durante la mayor parte del año ha tenido un impacto central en el mercado de viajes. En los últimos cuatro meses hemos presenciado un sostenido incremento de los valores de los pasajes de avión, que recién en las últimas dos semanas se ha detenido -y muy tímidamente comenzamos a ver algunas ofertas aquí y allá.

Algunas ideas y datos para la entrada las tomé de “El Petróleo”, un capítulo de Conectados. 24 horas en la economía global, de Daniel Altman. El libro fue editado en español este año, a través de la editorial Urano. De todos modos, el texto es de 2007, bastante antes del aumento más importante del valor del barril de petróleo, pero las características del mercado de transacción de call options, put options y futuros se mantienen muy similares.

Sobre el tema de cómo las aerolíneas compran combustible con contratos de futuro para protegerse de las variaciones de precios, hablamos la semana que viene. Pero se puede adelantar que, con la baja tan pronunciada del petróleo, la mayoría no ha hecho negocio, precisamente…

La imagen que abre la entrada pertenece a KB35 y fue publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios