Everest: lo mas peligroso no es escalarlo

Lo más bajo del Everest: Tras recuperarme del desmayo, no puedo dejar de recomendar una muy interesante nota publicada por el suplemento de turismo del diario argentino La Nación, donde cuentan cómo el turismo de alpinistas ha causado un impresionante impacto social en el Everest. Carteles de publicidad de ropa de montaña a 5000 metros de altura, cobertura de celular en la cima, robos de tubos de oxígenos entre alpinistas, falsos guías que dejan morir a sus clientes a más de 8000 metros de altura… Al final, lo más peligros no es escalarlo; es sobrevivir a otros alpinistas. Realmente impactante. Esperemos que La Nación y otros medios de turismo comiencen a tener coberturas más críticas e interesantes en sus notas sobre destinos, como la que luce este muy buen artículo, originalmente publicado en el diario chileno El Mercurio (gracias Laura Siri por el aviso).

Anuncios

4 comentarios sobre “Everest: lo mas peligroso no es escalarlo

  1. Desafortunadamente esto sucede hace muchisimos años, Jorge. Yo escalé parte de Everest en el 2002 y ya sucedía desde hacía mucho tiempo. Basta con leer el libro INTO THIN AIR (Mal de Altura?) de Jon Krakauer, periodista de turismo de aventura de Outside Magazine en ese entonces. Escaló la montaña en el 96 y tambien sucedía en esa epoca, donde los costos aun no eran lo que hoy cuesta escalar Everest. Otra buena opción es The Climb de Boukreev, quien ofrece otro punto de vista sobre el mismo accidente.

    Fue el año que más muertes registro Everest, un total de 15 personas, y 8 de ellas el dia 10 de Mayo.

    Ya en el 2002 pasar más alla del campamento base significaba literalmente entrar a un basural. A pesar de la fortuna que pagan por escalar la montaña, no existen los recursos para remover el residuo que cada escalador deja atras. Es imposble mas allá de los 6200 metros de altura y cruzando glaciares movedizos del tamaño de una torre de edificios, el bajar con los residuos generados y los tubos de oxigeno vacios… ni hablar de los cuerpos. Permanecen donde murieron.

    Existe una gran competencia entre los equipos neozelandeses -quizas para hacer honor a Sir Hillary- y los europeos y americanos para venderse como “la mejor opción”. Pero no necesariamente implica experiencia. Como tampoco REQUIEREN experiencia de los escaladores. Un descontrol que no se ve que vaya a tener solución a corto plazo.

    Hablando que una expedición en su totalidad ronda los 75mil dolares mas el equipo que cada uno quiera llevar, mas los días de espera en campo base o capo IV… se trata de mucho dinero (rondando entre los 150 y 250mil) que se mueve en una ventana de tan solo UNA semana -con suerte- en los primeros dia de Mayo… y por única vez al año.

    En el 2002 hubo una “limpieza voluntaria” desde namche Bazaar hasta el Campamento IV. Eso se realiza casi periodicamente entre voluntarios turistas y lo sherpas, que adoran la montaña “Chomolungma” en Tibetano y “Sagarmatha” en Nepalí, insisten en pagar sus respetos a la montaña. Pero es una importante fuente de ingresos para dos gobiernos muy corruptos, tanto en Chino como en nepalí.

    En el 2002 y luego de hacer cumbre en Kala Pattar volví a Katmandú y conocí un chico mejicano y otro español que volvian de su expedición. Es una fiebre, una obsesión, donde lo unico que importa es “hacer cumbre”. No importa mas nada.

    Lo contradictorio a mi parecer es que el montañismo es un deporte de gente que ama el medio ambiente, el ecosistema y el desafio que el terreno presenta. Everest, K2, Lhotse, Cho Oyu, Makalu y todos los “grandes 8000”, los vuelven locos.

  2. Angeles, la verdad es que el caso es muy interesante, en particular para aquellos que insisten en hablar del turismo como “industria limpia”. Queda muy claro que sin políticas claras de sustantabilidad, un destino corre muchos riesgos de degradarse de manera brutal, como es el caso del Everest. Voy a ver que más puedo conseguir para ampliar la información sobre el caso.

  3. Jorge, cuando quieras: tengo material a raudales. Siempre fui una apasionada de Nepal y Tibet y tengo bibliografia sobre el tema. Pasé 4 meses allá en mi viaje de un año por el sudeste asiatico, (donde termine quewdandome por 3 años en Tailandia) e hice varias cosas y emprendimientos localmente. Creo que tanto el gobierno Chino como el Nepali son los principales causantes de “hacer la vista gorda” debido a los ingresos que esto les significa. Si bien el lado tibetano de Everest es mucho más facil y economico de escalar, lo cierto es que solo significa el permiso de expedición, que representa unos 30mil dolares por persona. El resto va a las compañías que realizan las expediciones, yendo un mínimo porcentaje a los Sherpa, los habitantes de la montaña que mas conocimientos y tolerancia a la montaña y el mal de altura sufren.

    Una avivada más de Occidente.

Ya comentaste?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.