Inca turistificado

Hace cuatro años escribí una larga entrada sobre mi visita a Cusco, que todavía se encuentra entre las más leídas de este blog (enlaces al final de la entrada). Allí analizaba cómo este destino se estaba encareciendo gracias a la capacidad del Estado peruano de incrementar los precios en ciertas áreas donde tenía un monopolio a la hora de establecer condiciones. Los puntos que trabajaba eran, en particular, dos: el acceso al Camino del Inca y los trenes a Machu Picchu. En el primer caso, en 1999, para entrar a él bastaba con pagar 17 dólares; hoy sólo se puede ingresar con un tour comprado, que como mínimo se consigue por 290 dólares (y que por lo general se paga más). En el caso del tren, el servicio es prestado por el concesionario privado PeruRail, pero sus constantes aumentos de precios son tolerados por las autoridades oficiales. Para dar cuenta de los incrementos, el boleto Backpacker para ir de Cusco a Machu Picchu, el más solicitado por los turistas con menos presupuesto, costaba 34 dólares en 2005 y ahora se paga 96 dólares. Y para el año que viene seguramente habrá más aumentos.

Pero hay otro punto a tener en consideración ahora, y es el boleto turístico. Éste debe ser comprado de manera obligatoria para poder ingresar a muchos de los sitios arqueológicos de Cusco, como Pisac, Saqsaywaman y otros. En 2004 el boleto costaba 10 dólares; ahora hay que pagarlo 50 dólares. Y no incluye la entrada a las propiedades de la iglesia, como la Catedral y el Qoricancha, que hay que abonar aparte.

Los aumentos de precios en Cusco se dan sobre todo en los servicios monopólicos; en otros rubros, como el alojamiento y la comida, los valores que se pagan son bastante razonables -aunque en sitios como Aguas Calientes los valores suelen ser muy superiores a Cusco.

La tendencia es bastante clara desde hace algunos años; en el caso de Cusco, la estrategia es controlar el crecimiento de la demanda para que no supere la capacidad de los sitios arqueológicos en recibir visitantes. Pero se trata de una estrategia que puede ser muy complicada de sostener a futuro. Pero con eso seguimos mañana.

Entradas anteriores sobre el tema Cusco en este blog:

Cusco
Las propinas y el turismo internacional
Cusco: la tendencia obvia
Cusco y Machu Picchu, mas sobre rutas alternativas

Anuncios