veleros en puerto madero

Simplemente voy a hacer un punteo rápido, porque en esta entrada me importa ser sintético. Después, podemos hacer algunas hipótesis. Argentina ha tenido seis años muy buenos en cuanto a la llegada de turistas internacionales. Pero ahora se suman una serie de temas:

* Recesión en varios mercados emisores muy importantes (Estados Unidos y Europa, sobre todo)
* Aumentos en los precios internos en dólares
* Devaluación del real en Brasil, que era uno de los países desde donde llegaban más turistas. Ahora, en cambio, muchos argentinos miran Brasil para este verano.
* Aumento de los precios de los pasajes aéreos internacionales
* Mal servicio de cabotaje aéreo, con muchos problemas, cancelaciones, y precios caros

Parece bastante complicado que, al menos a corto plazo, Argentina pueda sostener su tasa de crecimiento en turismo. La gran preocupación es que no sólo se estanque. El gran problema es que la llegada de turistas incluso descienda, y que más viajeros argentinos opten por veranear fuera del país, en particular en el sur de Brasil.

No sé que opinan, pero parece que estamos frente a un anunciado final de un ciclo muy positivo. Las reales consecuencias de este cambio, de todos modos, sólo van a poder ser medidas luego del verano.

Para los que quieran números, pueden ver esta nota del diario argentino La Nación, que hablan de una caída del 15% en el negocio turístico en el corto plazo y del 25% dentro de unos meses.

Anuncios