Skip to content

Turistas y locales, y los precios diferenciados en Buenos Aires

El diario argentino Clarín publicó un artículo sobre un punto muy conocido en el mercado de viajes: a los turistas, en muchos lugares, les cobran más caro que a los locales. La nota es únicamente sobre Buenos Aires, pero desde ya sería muy ingenuo limitar el problema a la ciudad. En el artículo se deja claro que es ilegal establecer precios diferenciados para turistas y nativos, y que los valores deben ser similares. Claro, esto algo muy complicado de establecer en sectores como los servicios -¿cuánto cuesta realmente una clase de tango?- pero tiene un punto que la nota no analiza: ¿acaso los pasajes aéreos en Argentina no discriminan entre extranjeros y residentes? ¿No está eso autorizado por el Estado? ¿Y los museos y parques nacionales que cobran valores diferenciados?

Me parece que vamos a tener que volver a leer la Ley de Defensa del Consumidor; parece que hay muchas excepciones… El artículo, de todos modos, revisa algunas “tácticas” desarrolladas para sacarle más dinero a los turistas.

Para leer la nota de Clarín, vayan a este enlace.

Anuncios

14 thoughts on “Turistas y locales, y los precios diferenciados en Buenos Aires Leave a comment

  1. Hola a todos!!

    Permitanme decirles, como mexicano que le encanta visitar este país, la impresión que generan los precios diferenciados. Cuando las diferencias son de un porcentaje razonable, uno puedo decir “ok, no pasa nada”. Pero cuando una cerveza te la cobran al triple… creo que eso sale de proporción. Y si además cuando uno pide explicaciones, lo que dicen de una manera que se siente como odio hacia tí por ser extranjero, por traer otra moneda, o porque hablas diferente, te sientes super mal! No es una situación cómoda para alguien que viene con curiosidad a conocer gente que vive lejos de tu lugar de origen! Los porteños son conocidos por decir las cosas sin anestesia y a veces muy rudamente, considerando el estilo en otras naciones. Creanme que las primeras veces, dan ganas de buscar de inmediato un tiquete de avión de regreso!

    Es importante que noten que por lo menos Buenos Aires NO es un destino barato. Lo fue hace tres años. Hoy día puedo decirles que la comida, transporte, hospedaje y ropa es tan cara o más que en México. Por lo tanto, tienen una ventaja menos que otros destinos. Si hacen sentir al turista discriminado, quien pierde es toda la economía argentina. El turismo es de las industrias más nobles que puede tener un país. ¡¡No la maltraten!! Y creanme que con la desaceleración económica, muchos destinos turísticos van a sufrir! Si enamoran a un turista, les aseguro que regresa y con más turistas, a gastar su dinero feliz. ¿No es eso lo que todos queremos?

    Gracias por permitirme este comentario. ¡Excelente blog!

  2. No veo tan mal que cobren precios diferentes a turistas extrangeros y a turistas domésticos. Creo que habría que verlo desde otro punto de vista: es una forma de fomentar el turismo nacional.
    He estado muchas veces en otros países y lo mismo ocurre con las entradas a los museos y parques y, sinceramente, no me ha parecido mal.
    Eso sí, la tarifas deberían ser publicadas, asi no hay lugar a estafas ni engaños.

  3. Jorge, efectivamente creo que en muchos casos se abusa del desconocimiento que muchos turistas tienen de los precios locales. Pero cuando se dan cuenta que los han estafado, efectivamente se siente mal, y el que sufre es el destino. Si te engañan varias veces, no querrás volver nunca más. Ahora, como plantea Maxi, creo que sí hay casos donde el cobro podría estar justificado. Por ejemplo, si se trata de un servicio subsidiado por el Estado, veo justo que se cobre a los turistas el precio real. Al fin y al cabo, si éstos compran en lugares donde te devuelven el IVA, al salir del país te reintegran ese dinero, algo a lo que no puede aspirar un local. Y tiene lógica; no tiene sentido que pagues un impuesto por servicios que no recibirás. Lo mismo pasa al revés; no es justo que uses servicios subsidiados por el Estado cuando no aportas con tus impuestos.

    Ahora, en el caso de los servicios privados (hoteles, bares, etc) no hay justificativo para cobrar de más. Como señala el comentarista Jorge, la única explicación que se da a esto es que “ustedes ganan más”. No sé que van a decir dentro de poco, cuando Buenos Aires ya alcance del todo a las ciudades de la región en cuanto a costos -Brasil, por ahora, nos sigue ganando, pero el real ya ha dejado de apreciarse frente al dólar y el euro.

  4. Como dice Jorge, en lo que son servicios subsidiados no lo veo mal, pero en todo lo demás me parece lisa y llanamente una estafa.

    Nos pasó a nosotros cuando fuimos a Machu Pichu este año que fuimos a comer a un restaurant turístico en Aguas Calientes. En esa ciudad TODO es turístico y la calidad de los servicios es deplorable y carísimo, restaurantes incluido. Cuando fuimos a pagar nos habían cambiado el precio de un plato con respecto a lo que habíamos leído en la carta y además nos habían sumado S./ 20 (20 soles = 7 USD) a la cuenta en concepto de “taxes”.

    Cuando pedimos explicaciones nos trajeron una carta donde le habían corregido el precio de lo que habíamos visto con birome y sobre los taxes, ninguno de los mozos supo explicarnos qué era.

    Después de discutir bastante logramos pagar lo que nos correspondía, pero el mismo truco se lo deben hacer a todos los turistas.

  5. Sí, Aguas Calientes se destaca por lo malo, por desgracia, y se aprovechan demasiado de los turistas. Los precios son sustancialmente más altos que en Cusco, que ya no es barato, y el cambio de dólares a soles es mucho más bajo. Hay mucho dinero en juego allí, y eso hace complicado regularizar la situación.

  6. En medio mundo tienen esta practica, Argentina lo hace con los parques naturales y los vuelos, Ecuador lo hace con las islas Galapagos y los vuelos… pero eso hace que cuando vuelvas a tu pais digas: “no vayas ni loco, todo el dia intentan tangarte”

    El tema de Machu Pichu es para dar de comer aparte, porque la unica forma de acceder (al menos hace 2 años) a Aguas Calientes, era por medio del tren, un tren caron donde los haya… por aquellos dias la gente de este pueblo andaba con manifestaciones para que les hicieran un carretera.

    A mi si me cobran diferenciado, simplemente no vuelvo y no lo recomiendo, es más; hablo mal del destino en cuestión.

  7. Yo particularmente, estoy en contra de toda diferenciación de precios. Pero hay que separar dos casos: cuando los precios están debidamente publicados, y cuando no. El primer caso -si bien estoy en contra- no es tan grave…el turista en definitiva tiene la libertad de hacer uso del producto o servicio en cuestión o irse a otro lado donde le cobren lo que corresponda (oferta y demanda). Pero en el segundo caso (sería, por ejemplo, el caso en que le cobran de más al turista en un bar o un restaurante a la hora de pagar) es lisa y llanamente un robo, y es inaceptable.

    De más está decir que argumentos como “el turista gana más” o “su moneda vale el triple” son, por lo menos, argumentos de una persona ignorante. Ningún comerciante sabe cuánto gana el turista que viene a comprarle, venga del país que venga. Y lo del “valor de la moneda” creo que no merece ningún comentario, es absurdo. Siguiendo ese criterio, y siendo que 1 peso argentino equivale a 170 pesos chilenos, podríamos decir que “la moneda de los chilenos vale 170 veces más que la nuestra”, y por lo tanto a los chilenos en Argentina todo les cuesta 170 veces menos que en su país!!!

  8. Creo que hay servicios donde no veo mal que a los argentinos se nos cobre menos, como es el caso de los Parque Nacionales, Museos y otras entradas, donde se estipula claramente cuánto es la tarifa para nacionales y extranjeros. Quien haya viajado por Latinoamérica, verá que los precios diferenciados son una constante en nuestra región, donde se paga comunmente el doble.
    Tampoco veo mal que les recargue en el caso de tarifas aéreas, ya que se trata de servicios subsidiados, donde la prioridad debe ser transportar a los nacionales.
    Sí veo mal que se les cobre de más en restaurantes y hoteles.
    No olvidemos que los extranjeros pagan las mismas tarifas que nosotros en servicios de Omnbius de larga distancia, media y urbanos.
    Respecto de Macchu Picchu, Cuzco y Aguas Calientes, es una pena que la reducción y selección del número de visitantes, se lo corra por el lado del bolsillo, penoso por cierto, para un destino que tuve la suerte de conocer en Enero de 1.997, cuando era La Meca de los Mochileros y digo era porque con las tarifas abusivas de hoy, hay cosas que los Mochileros terminan recortando.
    Saludos.

  9. Corrección a mi comentario: es nuestra moneda la que “vale 170 veces más que la moneda chilena”, por lo tanto no sé que esperamos los argentinos para ir en masa a Chile a comprar de todo, jejeje!

  10. Lo de “cobrar más a los extranjeros en servicios subsidiados” es algo muy relativo.

    En Argentina el transporte público urbano (automotor y ferroviario) está fuertemente subsidiado, y sin embargo los extranjeros pagan la misma tarifa que nosotros. Cobrarles una tarifa diferenciada sería algo muy difícil de implementar, dada la velocidad que se requiere en el expendio de boletos en ese tipo de transporte. Es un trámite que no se puede complicar y hacer más lento de lo que es.

    El caso del transporte aéreo es muy particular. Porque fíjense que, a pesar de estar subsidiado, las tarifas que pagamos los argentinos son las mismas que se pagan en cualquier otro país (a diferencia del transporte público terrestre donde las tarifas sí son muy baratas a nivel internacional). En el caso de los aviones, el subsidio estatal no produce tarifas bajas, sino que simplemente cubre la ineficiencia, el sobredimensionamiento y la corrupción de las empresas (empresas = Aerolíneas Argentinas y Austral). Las tarifas que pagamos los argentinos, con subsidio y todo, están a valores internacionales. Al cobrársele más a los extranjeros, se les está cobrando una tarifa excesivamente cara.

    Por eso digo que el tema del subsidio es muy relativo, hay que analizar cada caso en particular.

  11. Esto me recordó a cuando visité Centroamérica hace 7 años, donde en países como Guatemala, son comunes las tarifas diferenciadas en la entrada a museos, zonas arqueológicas y parques nacionales. En un primer momento te sientes discriminado, pero después entiendes que tú como extranjero estás pagando lo justo, y a los guatemaltecos, cuya mayoría es de escasos recursos económicos, se les está subsidiando el precio, ello también como aliciente para que visiten este tipo de lugares culturales y educativos.
    Pero enterarme que en un país como Argentina suceda eso, me parece absurdo, y más aún saber que se aplica a otro tipo de cosas como la comida y las bebidas. Para un mexicano (como es mi caso) todo esto de los precios diferenciados es algo totalmente extraño y dificil de entender, acá extranjeros y locales pagamos parejo todo: los que traigan dólares y/o euros sentirán que los precios son baratos (pero como bien dijo otro comentarista, terminan consumiendo más), para los mexicanos es lo normal y jamás se detienen a pensar si el extranjero deba pagar más, y aquellos que vengan de otros países (como Argentina, por ejemplo) pagaran lo justo: NADIE LES VA A COBRAR DE MÁS POR SU ACENTO O POR SU ASPECTO EXTRANJERO.
    De cualquier forma entiendo a aquellos argentinos que defienden la diferenciación de precios en el sector del transporte, de acuerdo al argumento de que éste recibe un subsidio por parte del Estado.
    Creo que este tema da para rato, pero por lo pronto si queda un sensación de desconfianza en cuanto a visitar Argentina. Saludos a Gobbi desde Guadalajara, México!

  12. Señores Argentinos La ARGENTINA NO ES EL CENTRO DEL MUNDO!!!

    Para cualquier persona en el mundo, un americano, un canadiense o un europeo viajar a Argentina le cuesta entre 900 y 1300 dolares americanos, y solo de pasaje aereo, eso es plata en cualquier lado y encima tienen que pagar sobreprecio por todos los servicios que consumen en el pais.

    ARTICULO 8º bis: Trato digno. Prácticas abusivas. Los proveedores deberán garantizar condiciones de atención y trato digno y equitativo a los consumidores y usuarios. Deberán abstenerse de desplegar conductas que coloquen a los consumidores en situaciones vergonzantes, vejatorias o intimidatorias. No podrán ejercer sobre los consumidores extranjeros diferenciación alguna sobre precios, calidades técnicas o comerciales o cualquier otro aspecto relevante sobre los bienes y servicios que comercialice. Cualquier excepción a lo señalado deberá ser autorizada por la autoridad de aplicación en razones de interés general debidamente fundadas.

    Como puede ser que habiendo una ley, las compañias aereas, (por dar un ejemplo, y no es el pocho de la esquina) pongan en sus sitios de Internet los precios diferenciados, esto demuestra que lo hacen abiertamente, sin importales, y no les importa por que no hay consecuencias.

    Yo me pregunto, los argentinos que están de acuerdo, piensan que los turistas son todos millonarios? O que no les importa tirar la plata? O piensan que son estupidos y que no se dan cuenta? O es solo,”aprovechemos el momento que luego se acaba el mundo”?.

    Asi que si alguien me pregunta si Argentina es rica le digo SI la Argentina es muy rica, pero incluso si existen leyes en general no se cumplen y la gente, los argentinos “aceptan” , porque es mas facil, porque es siempre asi, porque sino no podes vivir, hasta que les toca a ellos (como fue con el corralito) y entonces alli si, salen todos, a protestar y a quejarse, pero en ese momento ya es tarde.

    • Daniel, sobre el tema de los pasajes aéreos en Argentina para extranjeros ya hablamos hace mucho en Pasajes aereos en Argentina: mismo viaje, dos precios. Efectivamente, es abusivo. Pero hay otros países que también cobran de manera diferenciada a los turistas, y eso está legalmente sancionado. Así que asumir que esto es un fenómeno “argentino” y vincular eso con cosas como el corralito no aparece como justificado.

  13. Que se haya hablado no quiere decir que no se pueda volver a hablar. Sigue siendo una injusticia, y sigue siendo fuera de la ley..

    Sí, se hablo hace como dos anios cuando para un turista permanecer en Argentina era mas barato, entonces era hasta “justificado” ya que incluso con los precios diferenciados por un lado y con lo que se pagaba por los precios locales, se compensaba bastante.

    Que otros paises lo hagan no justifica que Argentina que tiene una LEY lo pueda hacer. Hagan aplicar la ley.

    Hasta el 2007 Argentina era un destino preferido para los turistas del mundo, en los ultimos 2 anios, entre la inflacion, las avivadas y la violencia, cada vez menos turistas….

    Eso es Argentina un conjunto de individualidades, donde cada uno trata de hacer la suya, si se puede ignorar la ley, se hace, total no pasa nada…

    Si no fuera porque tengo familia y amigos en Argentina, NO VIAJO MAS!!!!!

A %d blogueros les gusta esto: