George is Keeping an Eye On You!

Supongo que deben estar tan cansados como yo con las constantes noticias sobre la crisis financiera en las principales bolsas mundiales. Algunos ya predicen el apocalipsis para bancos y entidades financieras, pero no leí aún ningún análisis interesante sobre su impacto sobre el mercado turístico. Me parece que eso se debe a varias razones. En primer lugar, porque ciertos segmentos del negocios de viajes ya vienen desde hace meses con muchos problemas. El más obvio es el de las aerolíneas, pero allí el gran problema es el aumento del precio del petróleo, que encima ahora volvió a saltar, que ha causado un notable aumento de las tarifas. ¿Impactará esto en las tasas de ocupación de los vuelos, que ya eran históricas por lo altas?

Segundo, porque en muchos destinos, el crecimiento de la demanda ya causaron fuertes incrementos de los precios, en un contexto de resurgimiento de la inflación en buena parte del mundo -aquí, además del petróleo, hay que sumar el comportamiento del resto de las materias primas.

Tercero, porque si la crisis económica impacta sobre todo en Estados Unidos, y eso restringe la cantidad de estadounidenses que saldrán fuera del país, la cantidad de destinos internacionales afectados será bastante limitada. Ya es una tendencia histórica: los estadounidenses no viajan demasiado al exterior. Y si nos concentramos en el mercado estadounidense propiamente dicho, no levanta cabeza desde 2001. Y no para de perder participación mundial desde hace años. Salvo New York, todas las grandes ciudades estadounidenses tienen menos visitantes estadounidenses que siete años atrás.

El gran tema es saber si esta crisis, que por ahora se presenta fuertemente concentrada en el segmento financiero y de crédito, se va a trasladar a los consumidores finales, y con qué fuerza. En la primera mitad del año el turismo internacional creció un 5% de acuerdo a la Organización Mundial de Turismo (OMT). Es menos que el año pasado, pero una cifra superior al promedio histórico. ¿Mantendrá ese paso el segundo semestre? Hasta el 2020, la OMT predice que el segmento de viajeros internacionales crecerá en un 4% anual. Veremos si los problemas financieros llevan, a mediano plazo, a revisar esos porcentajes.

Si alguien leyó o vio algún análisis más completo sobre el tema de crisis financiera y turismo y quiere compartirlo con el resto de los lectores, puede dejar los enlaces en los comentarios.

La imagen que abre la entrada fue tomada por peasap y publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios