Skip to content

Lo subdesarrollado y lo economico

Day 4 - Paying off debtHay una idea bastante extendida entre muchos turistas, en particular aquellos que, desde países más desarrollados, llegan a otros más pobres: todo tiene que ser muy barato. Obviamente, tal asunción de sentido común a veces es cierta, pero muchas veces no tiene mayor sentido.

En cualquier nación poco desarrollada, por lo general el costo del hardware tecnológico y del acceso a las comunicaciones suele ser caro. Y esto puede extenderse a libros, hoteles y restaurantes.Hay varias explicaciones simples. La primera es la importación: si ciertos productos se traen desde otros países, seguramente serán más caros, salvo que nos encontremos con lugares donde hay mucho contrabando. Y en el caso de las comunicaciones, por ejemplo para celulares e Internet, dependen de la oferta existente. Naciones que tienen empresas muy dominantes o incluso monopólicas pueden no tener un buen servicio, o cobrarlo carísimo.

La segunda explicación está ligada con el mercado turístico: los enclaves urbanos que suelen ser visitados por los turistas, en particular los internacionales, tienen precios más altos que otras zonas de la misma ciudad. Eso se extiende a los valores de hoteles, bares y restaurantes, y puede llegar a las artesanías y otros productos. El precio incluso puede aumentar porque, como se sabe, muchas veces se cobra “por la cara” o “por el acento”. O sea, acento extranjero, unos cuantos dólares de recargo…Tercero, si se piden servicios de “primer mundo”, como hoteles cinco estrellas, se pagan como en el primer mundo. ¿Esos valores no tienen mayor relación con otros costos de la economía local? Si quieren eso, mejor que busquen alojamientos que sean propiedad de personas locales, o en áreas no tan turísticas. También hay que revisar el tema de los impuestos locales y la oferta disponible en relación a quienes demandan esos establecimientos. Es conocido el caso de países africanos donde los pocos hoteles de varias estrellas tienen precios muy elevados. ¿Los ocupan masivamente los turistas, como para justificar tal valor? No, por lo general sus habitaciones son demandadas por organismos internacionales de ayuda y ONGs, que pagan altos valores por esas ubicaciones.

¿Alguna idea más sobre las razones por las cuáles las naciones más pobres pueden tener precios más altos, o similares, al de naciones más desarrolladas, a pesar de que los habitantes locales ganan sueldos muy bajos?

La idea de esta entrada me surgió a partir de Poorer Countries are Not Always Cheaper, en HoboTraveler. La imagen que abre la entrada fue tomada por quaziefoto y publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios

8 thoughts on “Lo subdesarrollado y lo economico Leave a comment

  1. La relación precio-acento-facha es una constante en casi toda Latinoamérica, donde la regla para fijar precios se resume en la frase “Según la pinta del sapo así será la pedrada”. De ahí los precios diferenciados para entrar a parques, museos, etc. En nuestras economías, el turista foráneo es visto esencialmente como un dólar con pies.

    Si a uno un país le parece “barato” es porque la percepción de la relación costo-beneficio le parece a uno superior a la que tiene uno en su país de origen.

    Yo solo espero que no me vean la cara de gringo o europeo cuando viajo… :P

  2. Yo niego la mayor! No lo creo, la mayor parte de los paises que he tenido la oportunidad de visitar con niveles salariales inferiores a los de mi pais (España) me han resultado insultantemente baratos. Precisamente estuve en Argentina hace poco tiempo. Me pase un mes viajando por todo el pais, comiendo en restaurantes, durmiendo en hostels, entrando en parques nacionales (a precio de extrangero), disfrutando de espectaculos (cine, teatro, etc) e incluso alquilando un coche, y el balance final es que, sin contar vuelos, me gaste menos que el mes anterior que habia estado en casita, simplemente marchando de casa al trabajo y algun que otro dia comiendo fuera.

    Ahora, en lo que si que estaria de acuerdo es que si vas de turista, preparate. Si quieres un “buen” hotel, si quieres comer en un restaurante “internacional”, si quieres un guia, etc. entonces sí que te va a resultar más caro.

    Eso en lo que se refiere a negocios de turismo, pq otra cosa son los bienes de consumo. Evidentemente la electronica, p.e. cuesta más o menos lo mismo en todo el mundo pq se fabrica en asia y la comercializan los EEUU.

  3. En general noto que en Latinoamérica se cumple que el nivel de precios de cada país es inversamente proporcional a su nivel de subdesarrollo. Hay excepciones, como el de la Argentina de los tres o cuatro primeros años post-devaluación del 2002, años en los cuales el país era baratísimo, incluso más barato que países de la región menos desarrollados, pero esas excepciones se deben a crisis y vaivenes en la economía de los países, y son transitorias (hoy en día los precios en Argentina ya se han acomodado, e incluso han superado a los de países que hace dos o tres años eran más caros que el nuestro).

    Pero al parecer, esta “regla” no se cumple en otras regiones…por ejemplo, sé de algunos países de África Central (países sumamente pobres), como Angola, donde el costo de vida en u$s es carísimo. Es curioso…la verdad, no sé a qué se debe esta particularidad.

    Hay otra cosa que he observado y es que la relación de precios entre dos países no es similar para cualquier producto o servicio, sino que varía muchísimo de acuerdo al rubro. En general, las grandes diferencias se dan en los servicios (principalmente transporte y alojamiento), y suelen muy bajas en lo que hace a compras de supermercado. Ejemplo: en el 2006 estuve en España. Lo que vi fue una enorme diferencia de precios entre España y Argentina en los rubros transporte público y alojamiento económico (hostels): en España esos rubros costaban de 3 a 10 veces más caros que acá (no exagero con lo de las 10 veces…el transporte ferroviario suburbano en Barcelona costaba unas 10 veces más que en Buenos Aires). Pero en el rubro supermercado, me llamó la atención la poca diferencia en los precios: en España los productos apenas costaban en promedio un 40% a 60% más que en Argentina. Algunos incluso, como el agua mineral o la cerveza en lata, costaban lo mismo o hasta eran un poco más baratos allá! (recuerdo haber visto en algunos supermercados botellas de agua mineral de litro y medio por sólo 20 centavos de euro).

  4. Hay cosas que particularmente me fastidia de muchos turistas extranjeros de países centrales, más que nada el caso de europeos, que viene por Latinoamérica y quieren que les regalen todo. Muchas veces regatean sin sentido, a más no poder y sin sentido por cosas que de por sí son baratas. Pongo un ejemplo. Desde Changuinola en Panamá hasta la frontera, hay que tomar una combi que vale 5 USD por cabeza, pero un grupo de suecos quería pagar sólo 0,25 USD porque sostenían que unn servicio público no podía valer más que eso, no hubo manera de hacerlos entrar en razón pro parte de los choferes, hata que logré interceder y explicarle a los sueco el sinsentidod e su reclamo que esos 5 USD, eran tarifa oficial. Finalmente aceptaron y a regañadientes pagaron los 5 USD.

    Argentina ha sido unpaís barato entre 2.002 y fines de 2.005, ya sobre fines de ese año, comenzaron a aumentar significativamente los precios, llegando hoy día a casos donde los precios son mayores, incluso a los vigentes durante el 1 a 1, por ejemplo los grandes aumentos lograron que el alojamiento, transporte de larga distancia y aéreo, valgan lo mismo que durante el 1 a 1, por otra parte ya nuestro país se va acercando hastra niveles similares de Chile en cuanto a valores, similar a Colombia, pero más barato que Brasil, respecto del resto, es más caro que cualquier otro país de Latinoamérica.
    Saludos, a todos.
    Her

  5. Her, es cierto lo que decís, en muchos rubros los precios argentinos ya igualaron o superaron en u$s a los precios del 1 a 1. Ejemplo: en la época del 1 a 1, una noche en un hostel en Argentina costaba en promedio 10 pesos (u$s 10), mientras que hoy cuesta en promedio 30/32 pesos (u$s 10). Lo mismo con el transporte de larga distancia (tanto terrestre como aéreo), como vos bien señalás.

    De todos modos, seguimos siendo en términos relativos más baratos que durante el 1 a 1, debido a que en estos últimos años el dólar se depreció bastante a nivel mundial. Internacionalmente valían más u$s 10 hace 7 años de lo que valen ahora. A un turista extranjero le “dolía” mucho más gastar u$s 10 en el 2001, de lo que le duele ahora gastar esa misma suma. Seguimos siendo un país barato para quienes vienen de países del Primer Mundo (y Brasil), pero ya no lo somos para los que llegan desde otros países de Latinoamérica.

  6. Fede:
    Hola!!. Bueno, fijate que durante el 1 a 1, la situación era muy parecida ahora. Tal vez los países centrales no nos coviene visitar, aunque desde fines de 2.005 a hoy, se juntaron 3 factores para que a los extranjeros de países centrales, les resulte más caro que antes (aunque todavía barato respecto de Europa o USA) nuestro país.
    – Estabilidad del Dólar
    – Inflación galopante
    – Depreciación del Euro desde los $5,10.- en Junio, a los casi 4,55.- de hoy.
    Saludos
    Her

  7. Me parece que la principal razón por la que los países “subdesarrollados” son siempre más baratos es por la devaluación de la moneda local frente al dólar, euro, libra, etc. Un país subdesarrollado tendrá siempre una moneda débil y eso hace que los turistas de los países del primer mundo encuentren el cambio de su moneda a favor. Puede que la oferta tecnológica resulte cara en proporción a lo que se por el mismo precio puede obtenerse en un país más desarrollado pero siempre el cambio de moneda terminará siendo favorable para el euro, dólar, libra, etc y así llegamos al caso de Iván que gastando lo mismo que en su casa sin salir, en Bs As pasó unas excelentes vacaciones.
    saludos,
    Grisel

  8. También hay que tener en cuenta ciertas peculiaridades nacionales. Una cosa que nos sorprende a los españoles es que da igual donde vayas, que el agua mineral es más cara que en nuestro país, de modo que nos fastidia pagar cifras muy altas por un botellín diminuto, que se empeñan en que sea de marca cara, cuando nos da lo mismo la marca y nos basta con que vaya embotellada. Sobre el precio del agua ya ha intervenido un comentarista anterior. Por ejemplo en Praga sale mucho más barato tomar cerveza.

    Por supuesto que un nivel de vida más bajo no implica necesariamente mejores precios.

    Normalmente en España no compensa comprar billetes de un solo viaje para el transporte público y merece la pena la tarjeta de un día, que no es nada costosa.

    Un caso curioso de país moderno es Bélgica, en cuya capital hay pases de transporte para todo un día para cinco personas por seis euros, algo imbatible.

A %d blogueros les gusta esto: