jetBlue En el último año, el impresionante incremento del valor del petróleo y otros costos, han llevado a buena parte de las grandes aerolíneas a comenzar a tener serios problemas con sus balances. Para decirlo de manera directa: pierden mucho dinero, en particular en Estados Unidos. Por ejemplo, American Airlines pierde 3,3 millones de dólares al día. El aumento del petróleo le cuesta a empresa como United nada menos que 3500 millones de dólares extra al año. Para muchos, las aerolíneas no pueden ganar dinero cuando el petróleo cuesta más de 100 dólares el galón, en particular las de Estados Unidos.

Frente a esta situación, las aerolíneas han comenzado a cobrar por ítems que antes eran gratuitos. Repasemos algunos. Por ahora la tendencia se está dando sobre todo en Estados Unidos, pero a medida que los problemas económicos se extiendan, no va a ser raro que aparezcan más casos en otros países.

Primera valija: desde hace años, las aerolíneas limitan más y más el peso permitido para cada pasajero. En particular, en los vuelos domésticos. Ahora, varias aerolíneas en Estados Unidos han comenzado a cobrar por la primera valija; por ejemplo, Northwest, United y USAirways. Y los costos andan en los 15 dólares. Otras están estimulando a sus pasajeros a no llevar equipaje, excepto el de mano, lo que les permitiría hacer el check in desde Internet y no tener que hacer fila en el aeropuerto -y de esa manera, ahorrar tiempo. Por ahora, la tendencia no alcanza los vuelos internacionales; también la mayor parte de las aerolíneas siguen sin cobrar por la primera valija.

Bebidas y snacks en el vuelo: en los vuelos internacionales todavía sirven de comer, pero en los vuelos domésticos o cortos varias aerolíneas han comenzado a cobrar cualquier snack; un paquete de papas fritas puede costar de 3 a 5 dólares. Hay quien cobra por el café o el té, e incluso el agua, como el caso de USAirways. Las bebidas alcohólicas, en las aerolíneas estadounidenses, hace rato que se venden, y una lata de cerveza puede costar 5 dólares.

Almohadas, frazada y otros: hace algunas semanas, la aerolínea estadounidense JetBlue anunció que si los pasajeros querían una almohada y frazada, deberían pagar 7 dólares. Otras aerolíneas te piden dos dólares por los auriculares que se usan para el sistema de entretenimiento.

Estos puntos se complementan con otras acciones destinadas a mejorar la recaudación de las empresas. Entre ellas: mayores comisiones y penalidades a la hora de hacer efectivas las millas de vuelo acumuladas; aumento en el cobro de sobrepeso; habilitar sistemas de llamadas por celulares en pleno vuelo, un tema todavía en prueba en Europa y Estados Unidos; y costos más altos cuando querramos cambiar la fecha de un pasaje.

Y claro, la última medida es la que más vamos a sentir: el aumento de los costos de los pasajes. En los últimos días, estuve revisando valores de pasajes aéreos a varios destinos, y los precios son superiores a los de 2007. En particular, los valores más económicos no son fáciles de encontrar. Así que si van a viajar pronto, vayan preparándose para pagar un poco más.

Lo peor que puede pasar, sin embargo, es que en nombre del ahorro de costos, algunas aerolíneas comiencen a recortar costos en seguridad. Por ejemplo, Time ya publicó una nota en la cual cuentan como algunas aerolíneas obligan a sus pilotos a viajar con niveles peligrosamente bajos de combustible.

Para leer más del tema:

Airline Fees: Who’s the Stingiest? (Time)
Don’t Take a Flier on Airlines (Portfolio)

La imagen que abre la entrada fue tomada por Cubbie_n_Vegas y publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios