Amtrak y la evolucion de los trenes en Estados Unidos

Una de las notas más interesantes del número de Good es la dedicada a los trenes en Estados Unidos. A pesar de ser una de las naciones más desarrolladas del planeta, Estados Unidos no se destaca por tener la red ferroviaria más moderna. Si bien su funcionamiento actual es eficiente, en las últimas décadas muchos recorridos fueron clausurados (ver el mapa que abre la entrada, las líneas celestes son rutas que ya no funcionan) y las novedades tecnológicas no son muy abundantes. Mientras Japón y Europa han dado a conocer trenes de alta velocidad y una serie interesantes de innovaciones tecnológicas, en Estados Unidos los ferrocarriles se mantienen sin muchos cambios desde hace varias décadas.

En líneas generales, los trenes se vinculan con el resto del transporte público estadounidense. Son eficientes, pero no demasiado modernos, y sin una gran cobertura -o al menos, con una menor cobertura que en otros países desarrollados. Además, no son económicos; sus precios son bastante más elevados que los buses, incluso si tomamos en cuenta los formales -no hablo de los servicios informales que describí en New York – Washington DC, o la informalidad en buses.

Más sobre el tema en Train in Vain, la nota de GOOD (en inglés)

Anuncios

13 comentarios sobre “Amtrak y la evolucion de los trenes en Estados Unidos

  1. No me resulta raro… El tren es un medio de trasporte seguro y casi ecológico podría decirse… mientras sigan necesitando petróleo para viajar en autos y aviones, por qué desarrollar un servicio que no consuma recursos (de otros)…

    No me puse a pensar la razón de sus altos precios. ¿Será porque ofrecen un servicio de calidad, comodo y rápido? ¿Serán muy altos los costos de personal y mantenimiento? La verdad, no sé. Cuando estuve allá averigüé para viajar desde Salt Lake City a San Francisco y costaba como el triple de un viaje en la Greyhound (bus) y casi lo mismo que un ticket aéreo…

  2. Hace dos años hice el tramo Chicago-Ann Arbour en el Amtrak. El tren tenia sus años pero estaba impecable al igual que los baños. El pasaje lo compré por internet y, si bien era un poco mas caro que el bus llegaba a destino en menos tiempo. Partió y llegó a horario (un viaje de aprox 4 horas)y todo el mundo viaja sentado y comodo. No necesito mucho mas de un servicio de tren. Lo unico decepcionante era el snack bar (chico, caro y con poca variedad)

  3. Hay que entender que el tren en todo el mundo es un servicio deficitario que esta siempre subvencionado por el estado. Si pensamos en la economia “supuestamente” mas liberal del planeta tiene logica que se le de prioridad a empresas privadas (aerolineas) que a una estatal o semi estatal como Amtrak. Si a eso le sumamos que los norteamericanos (me cuesta decir esta palabra sin pensar en los canadienses incluidos)son amantes de gastar mucho petroleo para todo y de tratar de llegar siempre rapido a cualquier lado se entiende todo.

  4. Es cierto que el menor desarrollo de los trenes en Estados Unidos, en comparación con otras naciones desarrolladas, puede ser pensada en relación con el poco énfasis en el transporte público. De hecho, a muchos suburbios de Estados Unidos sólo se puede llegar en auto, ya que no hay buses que lleguen por allí. Ojo que en algunas zonas de Europa también los trenes son eficientes y están en buen estado, pero no nuevos. Recientemente viajé de Budapest a Bratislava y Praga por tren, y se viaja bien pero sin lujos. Obviamente, me encantaría que en Argentina todos los trenes estuvieran en ese estado…

  5. Yo acabo de viajar en el California Zephyr de Denver a San Francisco. La verdad es que el ticket no me salió caro (saqué asiento común, no el camarote con cama). Pague U$S96 por ese tramo. Fue una ocasión singular porque justo ese día el tren no salió de Chicago ya que había habido inundaciones en Iowa así que salió de Denver (por lo tanto salió en horario). Además me perdí las Rocallosas porque estaban haciendo trabajos en las vias así que fuimos por Wyoming (paisaje chatoooo si los hay) hasta Salt Lake City. Al principio me quería matar pero al final me enteré que el viaje tenía su “encanto histórico” ya que fuimos por parte de las vías por donde antiguamente corría el primer ferrocarril transcontinental de Estados Unidos (uniendo el este y el oeste por primera vez en 1869).
    Es verdad que para ser Estados Unidos el tren tiene “aire a otra época” pero estaba impecable. El comedor no me pareció nada caro y la comida estaba bastante bien para ser un comedor de tren.
    Lo mejor me pareció la gente. Al revés de lo que había escuchado (que sólo viajan pobres y negros en tren) la gente parecía “más real” (se los veía con sus almohadas y frazadas en mano haciendo la cola) y todos conversaban entre sí ya que el viaje es largo. La mayoría de esa gente tenía muy en cuenta lo caro que se ha vuelto tener un auto y defendían el tren. Ese día el tren fue casi vacío (por no haber salido de Chicago) pero lo normal es que vaya lleno (por todos los paisajes y estados que atraviesa). De hecho había una pareja que había volado de San Francisco a Denver sólo para tomar el tren y hacer el viaje el fin de semana. O sea que mi impresión es que se lo valoraba más de lo que imaginaba.
    Lo único bueno de ir por Wyoming fue que llegamos 3 hs antes a Salt Lake City y hubo tiempo para bajar del tren y caminar por la ciudad ya que el tren, aunque llegue antes, respeta su horario de salida de esa ciudad.
    Bueno, esa fue mi “impresión ferroviaria” en el país del norte.

    PD: Eso sí, todo el personal es negro o descendiente de latino.

  6. Mariana, por sus precios, los trenes no son usados tanto por las personas más pobres. Ese papel lo cumplen los buses, y cualquiera que haya tomado micros en Estados Unidos, como por ejemplo la famosa empresa Greyhound, lo sabe bastante bien.

  7. hola quiero saber si existe una ruta sn antonio tx a chicago
    porque en mi proximo viaje quiero usar el tren
    y saber que tan barato es

  8. MUY INTERESANTE,PERO CUANDO SE HABLA DE LOS TRENES HAY QUE TENER EN CUENTA QUE TIPO DE SERVICIOS PRESTA.
    En USA los trenes de carga son modernos,y eficientes.
    El transporte publico en tren es deficitario en casi todo el mundo.Lo cual no implica necesariamente que sea malo.
    En Argentina el servicio es pesimo,tanto en carga como en pasajeros.Seguro habra muchas razones para ello,pero no es menor que aqui el transporte de carga,por lo menos desde la nacionalizacion en los años ’50,no se desarrollo como un negocio de trasporte.Siempre estuvo atado a necesidades politicas.Si se hubiera permitido desarrollar una red eficiente de transporte de carga,a cargo de companias privadas,estas brindarian la infraestructura de vias necesarias para un trasporte publico de pasajeros de buena calidad,a traves del derecho de transito en vias de terceros,como sucede con Amtrak en USA.
    El transporte publico no puede sostener estas inversiones sino es con aportes del Estado.

  9. ya que dicen que ellos son el pais que tiene mas rico pues en ferrocarriles no se nota poque es todo diesel y por aqui por europa se esta quitando las lineas diesel y poniendo eletricas y mejores trenes cada dia mas modrenos que es lo que trendian que inbrtir y ponerlas electricas y mas r¡trenes de grandes lineas como alli estan los talgos

  10. Efectivamente, Estados Unidos se ha dedicado más al transporte de mercancías por tren que al de pasajeros. Pero ahora se quiere dar la vuelta a la tortilla porque las carreteras están saturadas. eso sí las operadoras de mercancías tienen la sartén por el mango y deberán contar con ellas para poder actuar con las líneas de alta velocidad. Amtrak lleva cierta ventaja, pero aún están a años luz de los franceces, japoneses y chinos y….¡ españoles! (Puedes leer más sobre este tema en http://treneando.wordpress.com/2009/04/26/los-nuevos-trenes-de-obama/)

Los comentarios están cerrados