En todos sus números, The New Yorker publica en su última página un dibujo, y sus lectores deben proponer un chiste a partir de él. El resultado suele ser muy bueno, pero en el caso del chiste que se encuentra debajo, es brillante:

Sospechoso numero 6Traduzco: “Por cierto, no tenemos permitido mostrar el rostro o imagen del número 6” :)

Anuncios