Ecoturismo y el problema de las clasificaciones

¿Se puede calificar como “ecológico” a un tipo de comportamiento que, necesariamente, contamina el medio ambiente, provoca alteraciones en la fauna y la flora local e introduce potenciales problemas futuros de sustentabilidad en un lugar? Mi problema con la calificación de “ecoturismo” es que por lo general no designa un comportamiento sustentable a largo plazo; más bien, es una forma de denominar a formas de viajes por ocio que en teoría contamina menos. Y eso cuando es algo más que una simple denominación de marketing.

Viajar implica usar medios de transporte, que son en menor o mayor medida contaminantes, o requieren del uso de fuentes de energía. Particularmente, viajar en avión es una de las mayores fuentes de contaminación actuales, y la aviación todavía tiene que dar mayores pasos en el tema de ahorro de combustible.

Los proyectos ecoturísticos, además, suelen localizarse en áreas de escaso desarrollo urbano, que francamente estarían mejor protegidas con menor presencia humana por allí. Para peor, muchos de estos emprendimientos ofrecen servicios con las mejores comodidades de la vida urbana, lo que implica ofrecer servicios que usan grandes cantidades de agua y generan mucha basura.

A mí, como a muchos de ustedes, me encanta viajar. Pero eso no significa aceptar de manera acrítica ciertas clasificaciones. Buena parte del cambio que debe hacer la industria turística para ser medioambientalmente responsable implica reconocer los problemas que causa, antes que ponerse lindas etiquetas que simplemente tranquilizan conciencias antes que solucionan problemas.

Lamento decirlo, pero para hacer verdadero “ecoturismo”, lo mejor que pueden hacer es quedarse en casa. Cualquier forma de movilidad en la actualidad tiene un impacto sobre el medio ambiente -la llamada “huella ecológica” o “ecological footprint“- que puede ser mayor o menor. Pero que cierto tipo de turismo sea menos dañino para el medio ambiente no lo convierte en “eco” nada. Hay quien vende y quien compra, pero no parece necesario hacerse cargo de las clasificaciones que le convienen, sobre todo, a otras personas.

Si, hoy me levanté con ganas de pelear un poco :P

Anuncios

12 comentarios sobre “Ecoturismo y el problema de las clasificaciones

  1. En cierto modo estoy de acuerdo contigo, pero en muchas áreas rurales se da un turismo, creo yo más o menos sostenible, que funciona como una actividad económica secundaria o complementaria, evitando así un exodo a las grandes ciudades. Siempre claro, cuando el turismo esté en manos de la población local.

    Un saludo

  2. Hace poco que di con este blog y la verdad que me gusta mucho, hacés un buen laburo ;)

    Por otro lado, y como decís vos, para no ser “acrítico” ni pasivo, quiero dar mi opinión al respecto.

    Me parece que la noción de “ecoturismo” hace referencia a una actividad que trata, de cierto modo de tener un impacto ambiental mucho menor que el “turismo convencional” (por denominarlo de algún modo). Esto, quiero decir: reducir externalidades negativas.

    Amo la aventura, viajé poco, pero pienso hacerlo con más frecuencia, y ahora bien, si sigo tu idea de quedarme en casa para evitar arruinar un lugar, no me parece que esté bien. Caminar por una reserva ecológica sin intervenir, no afecta (en la medida de que el paseo sea imperceptible y sólo se limite a “observar” sin alterar el lugar) al desarrollo del ecosistema.

    Sí, tal vez sea muy “marketinera” la denominación ECOTURISMO, pero, cómo lo llamarías vos a ese tipo de turismo que busca interferir lo menos posible en el ambiente? ¿Conciencia turística? (me gusta, pero no vende).

    Espero que esto no haya sido tomado a mal.

    Saludos y seguí así con el blog que está bárbaro!

  3. Concuerdo plenamente que hay un desmedido marketing “tramposo” enfocado a cierto sector turistico con supuesta mayor conciencia ética sobre la preservación natural del medio ambiente y su esencia, pero resalto que también me parece hasta como absurdo que exista tal etiquetación, ya que donde va el humano este lleva su humanidad a cuestas y sabemos bien como termina esto.

    Es decir, puede resultar más “natural” irse de camping a la sierras…:P

  4. Estoy de acuerdo de que lo mejor que podemos hacer es quedarnos en casa, al menos hasta que cambie la tecnología de los medios en que viajamos, otra cosa si es que uno no puede aguantarse es usar siempre el transporte público como los mochileros y cuando uno llegue a estos sitios se deberían dedicar un par de horas diarias como voluntariado en limpiar las zonas visitadas.

  5. Según la Organización Mundial del Turismo y estudios internacionales el Turismo aporta sólo el 5% de la contaminación mundial. Por lo tanto, si bien hay muchas cosas que tienen que mejorar, el turismo no es lo peor del planeta, como plantean algunos (no es tu caso Joirge, ya sé).
    A lo que voy es que el Ecoturismo busca justamente reducir este impacto ambiental. Y el término se fue degenerando, como tantos otros cuando se dan cuenta que venden (como por ejemplo Hotel Boutique). La culpa, en realidad es de los empresarios que se cuelgan ese cartel sin tener nada de ecológicos y terminan afectando a los que realmente lo son, ya que algunos (pocos) hoteles en el mundo que trabajan con esta modalidad. Por ejemplo, en Costa Rica donde son realmente concientes de que sus únicos recuros son los naturales, los cuidan bastantes y hay buenos hoteles ecológicos -o menos contaminantes-.
    También la confusión (por llamarlo de alguna menra) viene una falta de legislación actualizada (la ley argentina de hotelería es de 1976!). Ya que estos nuevos modelos de alojamiento no están contemplados ni legislados, entoces cada uno se categoriza como quiere…

  6. Entiendo que puede haber un abuso de “eco” en el marketing y tendríamos que ser más críticos de los paquetes que compramos. Pero creo que el turismo puede ayudarnos a conocer las bellezas de nuestro planeta. Conociéndolas podremos valorarlas y cuidarlas.

    Eso sí! Tratemos de ser turistas comprometidos con el espacio, la historia y las costumbres del lugar que visitamos y no meros consumidores. La limpieza es un ejemplo concreto. ¿Por qué no dejar el lugar para los siguientes turistas tan lindo como estaba cuando llegué?

    Ojalá mejoremos los hábitos de convivencia, respetando más el entorno y la diversidad cultural.

  7. Bien lo dijiste Jorge, lo importante reside en no tomar determinadas clasificaciones (como “ecoturismo”) de manera acrítica. Saludable es darse cuenta, tener espíritu crítico y saber que “ecoturismo” es un término marketinero y como tal está dirigido al consumo. Viajar en avión o dormir en carpa en las sierras son acciones más o menos contaminantes, pero que alteran el medio ambiente al fin. Quedarse en casa no es la solución, sino tomar conciencia de reducir esa contaminación.

  8. Como siempre, los comentarios son un buen espacio para complejizar un poco las ideas. Gracias a todos por los comentarios, son todos muy interesantes.

    Viki, es cierto el tema que planteas. Pero me parece que sería más razonable venderlo como “turismo rural”, directamente. Al menos los casos que conozco, no suele ser un tipo de turismo económico, y eso hace que, al no movilizar tanta gente, pueda tener un menor impacto ecológico.

    Germán, el problema del nombre es un tema de marketing. No sé como lo nombraría, pero comenzaría por no caracterizarlo por algo que no es (o sea, “eco”). Ojo, yo no propongo quedarse en casa. Sólo digo que, si realmente el tema es la conservación de los lugares, entonces mejor no viajen.

    Disco Lingua, interesante el tema de voluntariado. Hay lugares donde la llegada de turistas y mochileros provoca una gran cantidad de basura (lo mencioné en otras entradas con el tema de Iruya, en la provincia argentina de Salta, por ejemplo).

    Leandro, no conocía esa cifra. ¿Tomará en cuenta a los aviones y buses que se usan para el transporte turístico? Porque de ser así, aparece como una cifra bastante baja.

    Hernán, ahora chequeo el texto.

  9. bueno, se ve en el ecoturismo una alternativa de cuidado medioambiental y tambien de adquisicion de conciencia sobre este tema, es una forma de tangibilizar la idea que en algun momento todos hemos tenido de ayudar en algo a la naturaleza pero nunca lo hicimos, el hecho de que al practicarlo solo utilizen la etiqueta y no el contenido es algo totalemte muy diferente, pero que pasaria si se intentara ser mas consecuetne con la etiqueta ECO , otra cosa si hablamos de impacto desde el mometo que estas presente en este muyndo ya causas un impacto al planeta es decir que no existe impacto cero lo que se busca es reducir al minimo ese impacto, desde mi perspectiva esa es la mision y vision del ecoturismo

Los comentarios están cerrados