Blog de Viajes

El primer blog de viajes de Argentina, desde octubre de 2003

Fotos de Budapest

Mientras me decido a escribir algo sobre la capital húngara, comencé a armar el álbum de fotos. No tuve tanto tiempo para pasear, pero al menos llegué ya al puente viejo sobre el Danubio. Pueden ver las primeras imágenes en

Álbum de fotos, Budapest, junio de 2008

Aún no tuve tiempo para andar por el lado de Buda, pero espero poder pasear por allí el sábado. Mientras, sigo alojado en Pest.

Anuncios

próximo puesto

Atrás puesto

6 Comentarios

  1. KMJB Junio 28

    Buenas tomas, buen ojo!! aprovecha para pegarte unos bañitos, que siempre vienen bien!!

  2. Vanis Junio 29

    Hola Jorge! que hermoso estas en BUdapest! En mi viaje a Europa, tenía pensado pasar por la capital húngara sólo un día y terminé quedandome cuatro! No sé que ocurrió pero me cautivó y para mí fue una de las ciudades más hermosas que conocí. Recuerdo muy bien las callejuelas de Buda (buscá un pequeña iglesia que su interior está completamente pintado a mano, desde el piso al techo como si fuera un tapiz).

    También como dice KMJB date el gusto y andá a los baños termales, son la gloria!!y además están dentro de unos palaciones hermosos.

    Bueno, cuántos recuerdos tengo ahora…el puente de las cadenas sobre el Danubio, las ricas comidas, los chocolates,etc..
    Disfrutálo y espero tus relatos cuando puedas.

  3. Andres Junio 29

    Que bueno! Budapest! Me encantaria conocer…

    Una sugerencia, es una verdadera pesadilla navegar los enlaces de tus entradas… la mayoría te redirige a tags y realmente no es lo que busco. En esta entrada tenés que andar esquivando 3 enlaces hasta encontrar el correcto, que se limita a “Album de”.

  4. jorge Junio 29

    Vanis, he tenido la agenda tan completa que apenas si he podido andar por el Danubio y una parte muy especifica de Buda. Pero hoy voy a andar un rato, temprano, porque el martes en la tarde tengo que partir hacia Bratislava.

    Andres, tienes razon, hace tiempo le estoy buscando una solucion a eso. El tema es que los “tags automaticos” son una gran cosa a la hora facilitar el acceso a mas informacion, y tambien para encontrar a los scrappers que se roban el contenido. Pero es cierto que a vecs complican sobremanera el acceso para los lectores.

    Por cierto, estoy en un teclado en hungaro, ni idea como poner tildes o enies :)

  5. antonio Julio 3

    12 al 16/5, Budapest. Alojados en el extraordinario Grand Hotel Royal, de la cadena Corinthia. Es un establecimiento que, comparado con otros de su pretendida categoría, tendría que tener 7 estrellas. El hotel de referencia en Budapest desde hace 100 años, le han hecho una restauración de caerse para atrás, cuidadísima.

    12/5, Llegamos en vuelo de Malev, nos instalamos y salimos al encuentro de la ciudad. Comemos en el Dunacorso, una terraza en la plaza Vigadó, que mira al Danubio, y en la que se come bastante bien, con platos sencillos de cocina húngara. Paseamos, cruzamos el Puente de las Cadenas y vamos hasta el de la Isla Margarita, con el impresionante Parlamento enfrente.

    13/5, Vamos al Mercado Central, lleno de colorido y muy organizado. Subimos en el metro amarillo a la Plaza de los Héroes y nos enteramos del sistema de los baños Szechenyi, para volver mañana, porque hoy está cerrado el Museo de Bellas Artes, que está justito al lado, por lo que un buen programa es patear el museo por la mañana y, desde ahí, pasar una tarde inolvidable y relajante en los baños. Comemos estupendamente en el Bock Bistro (una bodega de aúpa), de nuestro hotel. Por la tarde, nos vamos al Palacio de la Ópera Nacional Húngara, y asistimos a una buena representación de Turandot, en la que destacan especialmente la soprano que interpreta el papel de Liú, el coro y la orquesta.

    14/5, Ahora sí, vemos el Museo de Bellas Artes, que tiene unas buenas colecciones, sin más. Nada extraordinario, pero algunas cosas muy interesantes y, en cualquier caso y en conjunto, una visita muy justificada. Comemos en el Gundel, del que muchos dicen que es la mejor mesa de todo Centroeuropa. El caso es que comemos fenomenalmente y con un servicio a juego. Finalmente, nos vamos al balneario Szechenyi, y pasamos una tarde deliciosa disfrutando de sus piscinas termales a diferentes temperaturas, y un baño turco perfecto.

    15/5, Pasamos a Buda, que es precioso y al que tendremos que volver con más detenimiento en una próxima visita. Comemos allí, enfrente de Milton, en un restaurante que se llama Apetito. Vemos la Iglesia de San Matías, a la que están reparando la techumbre que es, como todo el templo, monumental. Desde el Bastión de los Pescadores, el Palacio Real y la Citadela, se tienen las mejores vistas de la ciudad y su gran río. Paramos en la Plaza Moskova, muy animada y comercial, y regresamos en tranvía al hotel, medio de transporte altamente recomendable en Budapest, rápido y barato. Yo, aún salgo a explorar la zona de Kyrali, que está quedando muy cool y divertida. Mañana vendré con Nuska.

    16/5, Hago las últimas compras en el Mercado Central, y Nuska y yo nos vamos a pasear por Pest. Visitamos la Sinagoga (la mayor de Europa) y el Patio del Recuerdo. Comemos de nuevo en el Dunacorso, visitamos la imponente iglesia de San Esteban, y regresamos al hotel, para salir hacia el aeropuerto. Habrá que volver, porque cuatro días no son suficientes para ver la ciudad en plan relajado.

  6. antonio Julio 4

    Perdonad, pero cuando digo que el día 15 comemos en el “Apetito”, enfrente de Milton, quiero decir del HILTON. Cosas del puñetero autocorrector.

    Por cierto, será porque España está muy caro, en general, y porque funcionamos con euros, pero Budapest tiene unos precios muy asequibles para el resto de la Europa que ya lleva algún tiempo más en la UE. Por ejemplo, cuando hablamos de la entrada más cara para la ópera, estamos hablando de 35€. De acuerdo que el espectáculo no será el del Teatro Real, en Madrid o el del Covent Garden o, no digamos Saltzburgo, pero claro, los precios son de risa, y la representación está muy digna, como en Praga, por poner otro ejemplo y, además, con el añadido de conocer el teatro por dentro, que es una gozada. Los billetes de tranvía, como en todos los sitios, se pueden comprar en taquitos de diez, por ejemplo en quioskos de prensa, o en cualquier lugar, prácticamente.
    Perdonad que me extienda tanto, pero me encantó. Pienso volver pronto.

© 2017 Blog de Viajes

Tema de Anders Norén