Cansados de los malos tratos, la falta de seguridad y el mal estado de las instalaciones, un grupo de turistas y estudiantes tomó un hostel en Buenos Aires. No deja de impactar que una forma de protesta bastante común en Argentina se haya extendido al turismo. Tal vez el próximo paso sea que los turistas corten las calles cuando los servicios no sean buenos… Más allá de las miradas irónicas, nuestra solidaridad con quienes están sufriendo de estos pésimos servicios por parte de “empresas de turismo” que sólo aparecieron para lucrar con el crecimiento de la demanda de viajes en Argentina.

Una cita de la nota de Clarín:

En el lugar, ubicado en la avenida San Juan al 800, residen estudiantes y turistas extranjeros. “Se robaron computadoras y máquinas digitales”, según denunciaron ellos mismos.

Más sobre el tema en el sitio del diario argentino Clarín.

Anuncios