Muchos medios gráficos no saben muy bien que hacer con Internet. A excepción de los diarios, que hace tiempo vienen con una fuerte estrategia de posicionamiento en la Red, la mayor parte de los emprendimientos en papel aún ven a la Web como una especie de competidor que les roba a los clientes que pagarían por las revistas.

El caso de las revistas y medios especializados en turismo me parece bastante llamativo. Prácticamente no conozco un sitio de alguna de ellas que realmente me guste. Estoy hablando de manera general, ya que se podría encontrar algún caso interesante. Pero la mayoría apenas si publica los sumarios y algún contenido extra -si conocen casos de revistas de viajes que sean un poco más generosas con el tema contenidos, avisen en los comentarios.

A esta altura, me parece muy evidente que, si ya no están publicando sus contenidos completos en Internet, lo terminarán haciendo en algunos años -aunque sea bajo un modelo de suscripción paga. Pero la estrategia de “no estar en Internet para que no lean gratis mis contenidos” es bastante mala; cuando quieran posicionarse en la Red para poder seguir dentro del negocio, ya habrá cientos de sitios que tendrán un espacio ganado.

Ahora bien: si no quieren publicar el contenido de sus revistas, ¿por qué no comienzan a posicionar sus sitios con materiales generados sólo para Internet? ¿Tan complicado es tener una serie de blogs especializados, foros, y alguna herramienta social para extender la experiencia del papel a la página Web?

Es notable, además, cómo muchos de los sitios que tienen las empresas que vienen de la gráfica se piensan con criterios que coartan el acceso a los contenidos como una forma de “garantizar” el negocio. Un ejemplo es la publicación de feeds incompletos. Como la publicidad se encuentra en la página Web, asumen que, al poner el texto truncado en el feed, el usuario irá directo al sitio para seguir leyendo. Lo único que sucede, simplemente, es que los usuarios optar por borrar tu feed de su lector, y listo. A ver si se dejan de molestar con los feeds incompletos, no sirven para nada.

¿No quieren publicar sus contenidos en la Red porque esperan que los usuarios sigan pagando por la edición en papel? ¿Y no sería bueno entonces pensar en tener alguna estrategia para posicionarse en Internet, para cuando el papel comience a decaer -aún más- en ventas y el negocio se traslade sobre todo a la Web?

NOTA: Los contenidos de esta entrada se dispararon después de terminar de leer la tesina de licenciatura de Martina Intronati sobre la planificación de una revista de viajes, que evalué esta semana.

Anuncios