Skip to content

Guias de viajes, Internet y crowdsourcing

Tienen que viajar a un destino determinado. Ingresan a Internet, y se dedican a buscar información y clasificarla. Es una acción bastante común para muchos viajeros hoy en día. Y ahí surge una pregunta: ¿se podría hacer negocios con ese tipo de necesidades? Por ejemplo, tener un servicio Web por el cual una persona ingresa, dice qué destino va a visitar, y me ocupo de generarle una guía a partir de material disponible en la Web.

Y parece que alguien piensa que, efectivamente, allí hay un negocio. El servicio se llama Offbeat Guides, y es propiedad de David Sifry, más conocido por ser durante mucho tiempo el CEO de Technorati. ¿Y dónde está el negocio? En cobrar por la generación de una guía en base a material gratuito. Si quieres recibirla por correo, en versión impresa y a color, te costará 25 dólares y tardará cuatro días en llegar (en Estados Unidos). Si la prefieres en PDF y por correo electrónico, saldrá 12 dólares y te llegará al instante.

Por un lado, parece un servicio claramente destinado a aquellas personas que no tienen mucha idea de cómo buscar en Internet, o que no quieren usar su tiempo para ello. Pero pagar por una guía que estará generada con materiales públicos, y que pueden verse en sitios como Wikipedia y Flickr, no me parece una propuesta muy valiosa para muchos de nosotros. Al fin y al cabo, la Red está llena de blogs que reciclan contenidos de terceros y se la pasan escribiendo sobre destinos que jamás han visitado…Por cierto, por ahora Offbeat Guides está en beta cerrada, y hay que esperar para probar el servicio (más información, en inglés, en TechCrunch).

Anuncios

2 thoughts on “Guias de viajes, Internet y crowdsourcing Leave a comment

  1. De inmediato salta la liebre cuando ve uno que se trata de terceros haciendo dinero con conocimiento que está puesto, y de gratis, en la red. Esto puede dar pie a un montón de pleitos legales, digo yo, por lógica.

    Igual como dices, por otro lado esto tendría mucho sentido, por ejemplo, para el alto ejecutivo (o las personas simplemente demasiado ocupadas) que no tienen tiempo para andar buscando información a palos de ciego en Internet por horas, y para quienes el tiempo realmente es dinero. Pero tendría que apuntarse hacia ese mercado en específico.

A %d blogueros les gusta esto: