Tienen que viajar a un destino determinado. Ingresan a Internet, y se dedican a buscar información y clasificarla. Es una acción bastante común para muchos viajeros hoy en día. Y ahí surge una pregunta: ¿se podría hacer negocios con ese tipo de necesidades? Por ejemplo, tener un servicio Web por el cual una persona ingresa, dice qué destino va a visitar, y me ocupo de generarle una guía a partir de material disponible en la Web.

Y parece que alguien piensa que, efectivamente, allí hay un negocio. El servicio se llama Offbeat Guides, y es propiedad de David Sifry, más conocido por ser durante mucho tiempo el CEO de Technorati. ¿Y dónde está el negocio? En cobrar por la generación de una guía en base a material gratuito. Si quieres recibirla por correo, en versión impresa y a color, te costará 25 dólares y tardará cuatro días en llegar (en Estados Unidos). Si la prefieres en PDF y por correo electrónico, saldrá 12 dólares y te llegará al instante.

Por un lado, parece un servicio claramente destinado a aquellas personas que no tienen mucha idea de cómo buscar en Internet, o que no quieren usar su tiempo para ello. Pero pagar por una guía que estará generada con materiales públicos, y que pueden verse en sitios como Wikipedia y Flickr, no me parece una propuesta muy valiosa para muchos de nosotros. Al fin y al cabo, la Red está llena de blogs que reciclan contenidos de terceros y se la pasan escribiendo sobre destinos que jamás han visitado…Por cierto, por ahora Offbeat Guides está en beta cerrada, y hay que esperar para probar el servicio (más información, en inglés, en TechCrunch).

Anuncios