Damasco, la capital de Siria, suele ostentar con orgullo el título de la ciudad existente más antigua del mundo, y está habitada desde varios miles de años antes de Cristo. Pero su larga historia ahora está amenazada con varios proyectos de modernización, en particular por cambios en la llamada “Ciudad Vieja”. Hay una interesante cobertura del tema en Global Voices (por ahora, sólo en inglés).

Anuncios