Los escritores de viajes van al infierno

Publicado hoy en el diario argentino Perfil:

Un escritor de guías de viajero confesó que sus textos sobre Colombia son inventados porque la editorial no le pagó lo suficiente para viajar al país, y que tuvo que traficar drogas para subsistir mientras viajaba por Sudamérica. “No me pagaban suficiente para ir a Colombia. Escribí el libro en San Francisco” dijo Thomas Kohnstamm al Sunday Telegraph, en referencia a un libro sobre ese país para la editorial Lonely Planet. “Saqué la información de una chica con la que salía, una becaria del consulado de Colombia”, explicó.

Kohnstamm escribió un libro sobre esas experiencias. Y si quería conseguir publicidad, lo está logrando. Y lo que sorprende, para mal, es que no escribía para cualquier editorial. Lo hacía, entre otras, para Lonely Planet, una de las más conocidas en todo el mundo.

La nota completa de Perfil en este enlace (gracias Fernando por el aviso). Más en BBC Mundo.

Actualización 1: Lonely Planet sostiene que la guía sobre Colombia tiene datos adecuados y chequeados. Se puede ver en una nota de BBC. Por cierto, ¿no fue la división internacional de BBC la que compró hace algunos meses a Lonely Planet? El comunicado oficial de la editorial, en su página Web.

Actualización 2: Chris Elliott analiza las declaraciones de Kohnstamm y pone en duda algunos de sus dichos. En este enlace

Anuncios

5 comentarios sobre “Los escritores de viajes van al infierno

  1. Mira Jorge que casualidad que junto a este revuelo el autor aprovecha y publica su libro, la verdad que ha orquestado una campaña de marketing muy buena, seguramente el libro se va a vender bien.

  2. Claro, eso está aclarado en la entrada. Es claro que se trata de una movida de marketing, y eso ha despertado algunas dudas en varios bloggers, como se puede ver en la entrada que está enlazada en la actualización 2.

  3. Hola Jorge,
    Más allá de que se trata de una hermosa campaña de prensa (jajaja), la verdad es que se puede confiar muy poco en lo que publican las guías de viajes. Un ejemplo claro, la guía francesa de Routard, hace fácil 10 años que viene publicando la misma información sobre Puerto Iguazú sin actualizarse (Hablo sólo del lugar donde tengo conocimiento). La mitad de los lugares que pregona, ya hace varios años que no existen y los que si, tenemos que armarnos de mucha paciencia para explicarle al pobre tipo que se gasto sus buenos euros, porque es imposible que una habitación cueste 10 pesos. Eso sí, a la tapa te la actualizan todos los años. Ahora yo me pregunto, en la época de la globalización y del rápido acceso a la información, es tan díficil conseguir un email? y realizar un mínimo trabajo de campo previo por lo menos entre cada viaje que se realiza? Es una pena, porque tanta gente utiliza a esas guías como si fueran la biblia del viajero y terminan enzartandose muy mal.

  4. Valeria, parece bastante evidente que muchas guías trabajan con presupuestos bastante acotados, y que mucha de la información que aparece en sus páginas no es muy exacta o está bastante desactualizada. Frente a ello, lo menos que se podría pedir es que al menos chequeen de manera sencilla -por ejemplo, por correo electrónico a los hoteles- las tarifas de los alojamientos. Pero ni eso… Es bastante desalentador. Creo que habría que armar algo con ese tema, porque como te pasa a vos con el caso Cataratas, seguro le pasa a muchos otros en diversos destinos, ¿no?

Los comentarios están cerrados