Tomó casi cuatro años y medio, pero ayer Blog de Viajes llegó al comentario cinco mil, que fue el que dejó Ángeles en la entrada de ayer sobre el barrio neoyorquino de Queens. Y me pareció que era una buena ocasión para analizar un tema importante para cualquiera que escribe en un blog: cómo hacer lo posible por lograr mantener la calidad de tu sitio, y a la vez tener una buena comunidad de comentaristas. A lo largo de estos años, he terminado por definir algunos puntos que intento aplicar siempre,  y que espero sean útiles para quienes tienen sus propios blogs:

1) Nada de off topics. O sea, nada de comentarios sobre cuestiones que nada tienen que ver con la temática que trabaja la entrada. La diferencia central entre quien escribe el blog y quien lo comenta es que el primero define la agenda y los temas a discutir. Si permiten que en los comentarios aparezca cualquier cosa, el riesgo es que se termine con un debate acerca de cualquier tema. Si alguien deja comentarios personales en los comentarios, lo mejor es contactarlo por correo electrónico. Y si alguien quiere debatir sobre el tema que se le venga en gana, puede abrir su propio blog y definir su agenda de discusión. Al fin y al cabo, es algo muy sencillo, y existen cientos de sitios que te regalan espacio para crear blogs.

2) Nada de dejar pasar insultos, ataques personales o comentarios agresivos. Aquellos que buscan molestar primero se la agarran con quien escribe el blog; pero también lo hacen con los demás comentaristas, que muchas veces publican cosas interesantes. Defiendan a sus lectores y a aquellos que dejan buenos comentarios. No permitan que su blog se transforme en un espacio de peleas, porque eso pierde de vista toda la idea de intercambio de opiniones.

3) Una vieja frase en los blogs y foros es “Don’t feed the troll”. O sea, no respondan a aquellos que sólo quieren provocar. Suele ser una buena medida -si nadie le responde, a la larga se desaniman- pero a veces algunos trolls al menos tienen uno o dos argumentos. Respondan sólo a los argumentos y punto.

4) Cierren los comentarios luego de un período determinado. Por ejemplo, de tres a seis meses después de publicados. La razón es simple: cuando ya pasa mucho tiempo, el debate sobre ciertos temas pierde sentido. Que te dejen comentarios en entradas escritas en 2004 ya no suma mucho -la mayor parte de las ocasiones el tema está por completo desactualizado. Los mejores aportes suceden en las primeras semanas de publicado el texto; luego, por lo general sólo aparece spam -justamente, suelen atacar entradas viejas- y algún que otro comentario perdido. Además, van a tener una carga de trabajo más o menos pareja a lo largo del año. Un buen plugin para manejar el tema de los comentarios este tema en blogs desarrollados con WordPress es AHCommentCentral; éste permite, por ejemplo, cerrar comentarios entre determinadas fechas, o bloquear sólo pings y trackbacks, etc.

5) Sean pacientes. Hay tipo de comentarista en la Red que cada vez es más habituial, y es aquel que cree que con sólo su opinión puede rebatir tu posición. Aunque te preocupes por poner cifras y datos en tu entrada, y aclares varias veces tu posición sobre un tema, siempre habrá quien crea que no necesita argumentar ni investigar para contestar. Está tan convencido de su posición que se olvida que tiene que convencer a los demás…

6) Contesten. Sé que a veces estamos cortos de tiempo para muchas cosas, pero siempre es bueno contestar y participar de los debates que se dan en nuestro blog. Puede pasar -y pasa- que no tengan nada que decir sobre ciertos comentarios específicos, pero también es cierto que otras intervenciones por parte de nuestros lectores merecen una respuesta.

7) Recuerden que sus lectores, en conjunto, saben más que ustedes. La idea de Dan Gillmor tiene un trasfondo interesante: lo que hay que alentar es, justamente, a que complementen nuestras entradas con datos interesantes, correcciones y demás aportes. Lo peor que pueden hacer es borrar un comentario que les señala un error. Agradezcan el dato y mejoren la entrada. No va a faltar el que deje algún comentario desubicado al corregir un error, pero ignoren lo malo y aprovechen lo bueno :) . En el futuro, quienes manejen la mejor información serán no sólo los que tengan buenas fuentes; también necesitarán tener una buena comunidad que los ayude a hacer su trabajo en sus blogs.

8) Gracias a quienes comentaron en este blog y ayudaron a mejorar los textos :) . La comunidad de lectores / comentaristas / bloggers de Blog de Viajes (y de sus foros) es de una capacidad que no deja de sorprenderme todos los días. Y a lo largo de este tiempo, he hecho muchos amigos en la Red. Tener un blog es una experiencia muy importante, y que ha ido mucho más lejos que cuando arranqué con este proyecto en octubre de 2003. Y que alguien se tome el tiempo para leerlo y comentar cosas interesantes es algo que hay que valorar siempre.

Anuncios