En los últimos días, se han sucedido una serie de paros en la ciudad de Cusco. Éstos han afectado a los turistas, ya que al menos un día no se prestaron servicios de tren hacia Machu Picchu. La razón de los paros es el rechazo, por parte de muchas organizaciones locales, de una nueva ley sobre Patrimonio que fue aprobada por el Congreso peruano, y que permite construir más establecimientos comerciales en las cercanías de ruinas arqueológicas.

En estos días he estado un tanto desconectado de Internet, y no seguí demasiado las noticias. Voy a revisar los medios peruanos para informarme mejor del tema, pero si alguien está en Cusco o estuvo en estos días y quiere contar algo de lo que pasó, como siempre tiene los comentarios a su disposición.

Anuncios