Hace un par de semanas, un periodista de un diario argentino me escribió para preguntarme si sabía algo sobre las razones por las cuales los países que lograron posicionar destinos turísticos como parte de las “Siete Maravillas” de la actualidad -se acuerdan de ese concurso, ¿no?- no estaban usando ese “honor”. Por lo que me decía, al parecer, si quieren mencionar a un destino como “nueva maravilla”, deben pagarle un canon a los organizadores del concurso por uso de una marca registrada.

¿Alguien tiene más datos para aportar? ¿Se publicó algo en algún medio? Ya estuve chequeando en Google, pero no pude encontrar datos nuevos. En este blog la posición sobre ese concurso fue bastante clara, pero sería interesante juntar más datos sobre el tema.

Anuncios