Natural
Washington DC es la ciudad sede del complejo de museos más grande del mundo, y es el Smithsonian. Como decía en la entrada anterior, la entrada a los museos del Smithsonian es gratuita, así que no hay muchas excusas para no visitar al menos uno.Mi interés se concentraba en tres museos: Natural History, Air and Space (que es el más visitado de todos) y el National Museum of African Art. Primero hablo de los primeros y luego del de arte africano.Los dos primeros son realmente impactantes. El trabajo de selección y organización del material es un impecable profesionalismo. Un punto importante: hay mucho énfasis en la presentación “divertida” de los materiales, con el fin de interesar a los niños. De hecho, si van en época de clases, verán a muchos de ellos. Si debo seleccionar rápido, me quedo con la impresionante parte dedicada a estructuras óseas (esqueletos, bah) y a mamíferos, en el caso del museo de Natural History. Y la muy atractiva historia de la aviación comercial del Air and Space Museum, aunque sé que a la mayoría le atraerá mucho más toda la reconstrucción de la carrera espacial, con trajes del Apollo XI y hasta un módulo lunar en la exposición permanente.

Guerrero
Pero si debo elegir, el que más me gustó fue el National Museum of African Art, que en este momento está exhibiendo la Walt Disney – Tishman Collection, con una colección de máscaras y trabajos en madera que no se ven todos los días. A eso hay que sumarle una muestra sobre nómades tuaregs, que está reconstruida casi como si se tratara de una boutique. Se trata de una especie de guiño, ya que los diseños tuaregs han sido usados por muchos en el mundo de la moda. Y la tienda del museo simplemente me encantó; no sólo hay muchos objetos diseñados y fabricados en África para la compra, también hay una muy buena selección de libros sobre el continente. Y para quienes viven en lugares como Argentina, sabrán que conseguir libros sobre África, tanto de historia como de arte, no es nada sencillo. Abajo, una muñequita que compramos en el museo, por 10 dólares, y que es vendida a través de GoGreenGiraffe:

Muñeca
Por cierto, todo el edificio del National Museum of African Art es realmente muy atractivo; toda la estructura es subterránea, con tres subsuelos donde se encuentran las exposiciones, y que cuenta con una bella fuente en el último nivel:

Descentrado
El viernes por la mañana pudimos visitar, un poco a las apuradas, el edificio Oeste del American Art Museum, que puede ser calificado de cualquier cosa, pero no de modesto, como se puede ver en la foto:

National Gallery of Art
Hay una muy buena selección de pintura impresionista; para quienes estén interesados, van a tener acceso a una buena variedad de obras de Cezanne, por ejemplo. No pude ir al edificio East, donde hay más obra moderna (Mondrian, Picasso) pero después de recorrer el MET y el Guggenheim y pronto el MOMA -todos ellos en New York- me doy por satisfecho.

Y el museo del Holocausto merece otra entrada, no sólo porque no es parte del Smithsonian; también porque su planteo y valor se construye de una manera totalmente diferente.

Anuncios