Lincoln
El tiempo en Washington era breve, y la lista de cosas por hacer era bastante corta: recorrer el centro histórico de la ciudad, Chinatown y al menos tres museos de los muchos que agrupa el Smithsonian. Y cumplimos, e incluso el viernes a la mañana pude hacer otras cosas. Vamos por partes.

El centro histórico de Washington está agrupado alrededor del llamado National Mall, que va desde el Capitolio -el Congreso- hasta el Lincoln Memorial. En esa zona se encuentran el Monumento a Washington, el Vietnam Memorial, el National World War II Memorial, el Jefferson Memorial y varias lugares más que ahora no se me pasan por la memoria. Es un trayecto bastante extenso, y hacerlo con tranquilidad les tomará toda la mañana y una parte de la tarde. Debajo, la parte del National Mall que va desde el Monumento a Washington hasta Lincoln Memorial, donde está la estatua de Lincoln que abre esta entrada.

National Mall

Algo interesante de Washington: la ciudad tiene un ritmo tranquilo, muy lejos de la locura neoyorquina. Pueden estar en el National Mall, y el apenas si escucharán el ruido de los autos. No deja de impresionar que la capital estadounidense sea mucho menos frenética que otras grandes urbes del país. Lo que hay por todos lados, claro, son oficinas gubernamentales, a tal punto que se estima que la tercera parte de los trabajadores activos de la ciudad trabajan para el gobierno.

Capitolio

Si arrancan en el Capitolio, verán sobre los costados del National Mall varios de los museos del Smithsonian, y terminarán por llegar a la mitad del recorrido, que es el obelisco llamado Washington Monument.

Obelisco, de dia

Algo interesante de hacer este recorrido en éstas épocas o un día de semana es que se puede subir al obelisco sin tener que soportar larguísimas colas. Desde ahí tienen una excelente vista del centro histórico de Washington, que pueden ver en la segunda foto de esta entrada. Y también podrán ver la Casa Blanca:

Casa Blanca

Muy importante: el ingreso a los establecimientos oficiales en Washington es gratuito. Esto incluye los museos del Smithsonian. Es una medida muy interesante para quienes visitamos la ciudad, ya que podemos visitar todos los museos que nos interesen sin que eso signifique un agujero en nuestros bolsillos. Y es un interesante argumento para quienes sostienen que, necesariamente, todo tipo de museo, incluso los sostenidos por el Estado, deben cobrar entrada.

En el camino desde el Washington Monument hacia el Lincoln Memorial, tienen varios sitios importantes. Dos de los más visitados son el National World War II Memorial y el Vietnam Memorial -de éste último quiero hacer una entrada aparte más adelante.

National World War II Memorial

Para no hacer muy larga esta entrada, dejo el tema de los museos y el transporte por la ciudad para las próximas dos entradas. El tema del Smitsonian, realmente, merece un texto aparte, al igual que el Museo del Holocausto.

Anuncios