Skip to content

Lo flojo, lo vago y lo productivo

Me van a permitir ser redundante: como dije otras veces, siempre me he negado a analizar en términos individuales o psicológicos lo que claramente constituyen fenómenos sociales que abarcan grandes cantidades de personas. ¿A que viene esto? A que una de las cosas que más sorprende a los visitantes que llegan a Estados Unidos es la extensión de lo que llamamos Fast Food. El tema no se limita a las cadenas de hamburgueserías; va mucho más allá, y tiene en los supermercados la expresión más completa. Una pequeña lista de cosas que ya se pueden comprar hechas, o simplemente para calentar, o para servir directamente:

– bolsas con diversos tipos de lechuga, ya cortados para servir en la ensalada.
– waffles, panqueques y tostadas francesas, listas para meter en la tostadora.
– todo tipo de pizzas, tacos, pollos, carnes y lo que se les ocurra para calentar en el microondas.
– baldes con preparados para hacer tragos, y a los que sólo hay que agregar alcohol -por ejemplo, ron para hacer mojito.
– todo tipo de productos para abrir latas, botellas y recipientes sin tener que hacer fuerza alguna.
– y lo que disparó la idea de esta entrada: huevos ya revueltos, listos para colocar en la sartén para hacer huevos revueltos.

Huevos en caja
¿Acaso representa tanto trabajo romper un par de huevos, revolverlos en un recipiente y preparar huevos revueltos? Desde ya que no. Pero el problema no es la flojera o vagancia de quien deba hacer la comida. La pregunta, en todo caso, es que hace tan necesario y disponible una enorme oferta de comidas rápidas a una escala muy superior que la mayor parte del mundo -lo que importa aquí es la escala, porque comidas rápidas y delivery hay en casi cualquier gran ciudad de la Tierra. Y haríamos mal si comprendiéramos que el tema del fast food no puede analizarse sin tomar en cuenta variables que van más allá de los temas personales o gastronómicos. En Fast Food Nation, un libro con un par de años y que conseguí hace unos días en mesa de saldos de Border’s a 4,95 dólares, Eric Schlosser se ocupa de establecer de antemano una serie de relaciones importantes para entender el tema de las comidas rápidas. Una de ellas es que la progresiva inserción de la mujer en el ámbito laboral ha llevado a una creciente demanda de servicios que antes prestaban las “amas de casa”; básicamente, preparar la comida y cuidar a los niños. A eso sumen el crecimiento de los suburbios en Estados Unidos, y el mucho tiempo que los habitantes de este país se pasan arriba de los autos para llegar a casa. Y los cambios en el mercado laboral también son importantes, con cada vez menos tiempo para comer y detenerse por un rato en un restaurante o volver a casa a la hora del almuerzo.Y si bien los restaurantes de comida rápida y los supermercados se extienden por las ciudades, es notable ver como también es fácil hallarlos al costado de la ruta. Hay una relación muy fuerte entre rutas y este tipo de establecimientos en Estados Unidos. Basta que viajen de una ciudad a otra para que vean como los paradores repiten nombres asociados al fast food: McDonald’s, Burger King, Starbucks, Sbarro, Nathan´s, Subway, Quiznos Sub, Taco Bell, entre muchos otros.

La enorme extensión de la comida rápida en Estados Unidos implica pensar el fenómeno en relación con otros grandes cambios sociales en este país. Y su éxito, desde ya, también puede ser relacionado con uno de los grandes problemas de este país, como es la obesidad. Pero sería bastante simple creer que el fast food es toda la respuesta a la obesidad, en una sociedad repleta de costumbres sedentarias, como ver televisión, viajar en auto, trabajar frente a la computadora y muchas otras.

Igual, no puedo dejar de sorprenderme de la variedad de comidas listas o casi listas que se pueden encontrar en este país, en particular en los grandes supermercados de los suburbios. Es simplemente excesivo. Y eso que todavía no se me ocurrió ir por Whole Foods o por lugares especializados en determinados tipos de productos.

Abajo, un balde para hacer mojito; ya trae el polvo preparado, sólo hay que echar ron, agua y hielo, y beber hasta la inconsciencia :P .

Balde de mojito

Anuncios

11 thoughts on “Lo flojo, lo vago y lo productivo Leave a comment

  1. Hola Jorge, muy bueno el post. La verdad, siempre tuve la idea de que si viviera en Estados Unidos, sería gordo, o por lo menos sería un esfuerzo terrible ser flaco como soy en Buenos Aires.

    En mi opinión, la situación en EE.UU. está dada (además de por las cosas que nombraste vos) por que ése es el país con el marketing más despiadado del planeta. Es el reino del packaging y la mercadotecnia, donde cada marca hace lo imposible por posicionar su producto más allá con respecto a su rival. Eso hace que, a la larga, terminemos comprando huevos ya revueltos.

    Lo otro, son los propios ingresos (sumados a la cultura sedentaria, claro). Cocinar y comer lo que hiciste es buenisimo. Pero qué pasa si podés evitarlo y tenés el dinero suficiente? Como no caer en la tentación, cómo no sucumbir bajo los arcos amarillos? Creo que es un tema complejo, y de dificil solución… Saludos!

  2. El tema del marketing es importante, claro. Pero otro punto, y que me olvidé de señalar, es lo fácil que resulta comprar cosas aquí. Todo lo hacen muy fácil, el correo funciona bien y hasta se pueden adquirir productos por televisión, donde hay canales que venden cosas las 24 horas del día, caso QVC.

  3. La verdad es que cuando estuve en EEUU me quedé alucinado con la cantidad de restaurantes diferentes de fast food que ví, había hasta comida mongola. Saludos.

  4. Sí, claro, hay restaurantes de todo tipo y tradición culinaria, pero también hay muchos de fast food, y no entiendo donde está la contradicción en esa disponibilidad de restaurantes temáticos / especializados y de comida rápida.

  5. VARIEDAD EN CANTIDAD. Esa es la filosofía.

    De TODO hay mucho. Cuando quieras ver wholefood markets, tambien te vas a dar cuenta que esta plagado… claro, no al costado de la ruta, en un país donde se viajan grandes distancias en carreteras y es “practico” tener un lugar donde el 15 minutos comiste, pagaste y te fuiste. Todo es en exceso en un país donde la condición social no se mide por la optica “Yo poseo”.

    Recuerdo que a comienzos del 2002 y luego de la tragedia de las torres gemelas mucha gente que conocía que laburaba allí en puestos corporativos muy importantes, con casas en el valle del Hudson, la familia y hasta algun caballo en el establo… lo perdieron todo, por que en el universo americano, a pesar que “tengas” no sos dueño de nada. Todo es hipotecado, y el día que no pagas la cuota… zap! de vuelta a foja cero. Mucha gente tuvo que mudar sus grandes casas a deptos de 2 ambientes en el medio de Newark, uno de los barrios mas económicos cerca de la metropoli, cambiar los chicos de colegio, y hasta acostumbrarse – y aprender!- a tomar el transporte publico.

    Con respecto al micro de U$35… enhorabuena! la verdad que ni la empresa Peter Pan que en su momento era la más economica puede contra ese precio… calculando que un taxi desde el midtown (digamos la calle 54) hasta Park Slope en Brooklyn (donde esta el Museo de Brooklyn, que vale la pena visitar!) ronda los $35… te hiciste un viaje de lo más economico. Ahora… tenian seguro en caso de que sucediera algo? jajaja!

    Espero que estes disfrutando mucho tu viaje, aun con el frio que esta haciendo.

  6. Los del bus a Washington tenían boletos impresos. Pero de ahí a que tuvieran seguro… ni idea. Como se comentó en otras entradas, el transporte en buses de larga distancia en este país no se destaca por ser de lo mejor, ni lo más regulado.

    El tema del leasing y la hipoteca es muy interesante. Lo tienes todo y a la vez nada es tuyo. Una buena introducción a este tema está en “La era del acceso” de Jerome Rifkin, que describe bien este tema.

    En cuanto al frío, los últimos días fueron bien fuertes. Pero igual hay que arreglárselas :)

  7. Por cierto (y no sé si ya es off-topic) el tema de las hipotecas y leasing en eeuu es más que interesante. Por más que me lo hayan explicado varias veces (y hasta creo haberlo entendido alguna de ellas!!! ja!) es increible y uno no termina nunca de entender cómo funciona todo tan a la perfección. Nadie en eeuu tiene un auto de más de 3 años, la gente suele mudarse a casas más grandes (y de valores por encima de los 300.000 u$s) cada 5 años también. Es verdad eso de tener todo y a la vez no tener nada. Todo está al alcance y es muy fácil obtenerlo. Tal vez la eficacia del sistema resida justamente ahí. Te muestran el objeto, te lo hacen desear, te dicen que lo tenés que tener, te lo ‘regalan’ por una cuota mínima, y después tu vida consiste en trabajar para conservarlo o cambiarlo por otro objeto que te mantenga dentro del sistema de préstamos, y así…

    Es un tema que se merece un post aparte, no?

  8. Roy, el tema del leasing va incluso más allá. En la televisión hay publicidades donde publicitan ese tipo de servicios para tener televisores y otros electrodomésticos. Pagas tu cuota y cada cierta cantidad de tiempo los cambias. No tienes nada pero a la vez lo tienes todo, por una cuota mensual. Claro, no te quedes sin tu ingreso mensual porque, como planteaba Ángeles más arriba, lo perdés todo sin más. Particularmente si ya no tienes un ingreso que te permita mantener cierto estándar de vida.

  9. La verdad es que son datos bastante preocupantes, siempre había pensado en EEUU el sobre peso es un problema serio y que va en aumento, no por nada en todos los estudios que he visto sobre el soprepeso se toma como ejemplo el superior % que existe allí.

    Pero lamentablemente es un problema que también está tomando un caracter preocupante en Europa, por ejemplo en Suiza el aumento de niños con sobrepeso supera a EEUU, por lo que las autoridades ya están tomando cartas en el asunto para contrarestarlo.

    Y quizás está ahí el problema, pienso yo, que en EEUU aunque hay un gran problema no se toman las suficientes medidas para evitarlo y lejos de ello, como bien comentas, se potencia la pereza y el tener que hacer lo mínimo posible para comer lo que quieras y la cantidad que quieras.

    Quizás y lamentablemente, hasta que el gobierno no tome conciencia de ello e intente atajar este problema nada se solucionará, aunque sin que haya una concienciación general será muy complicado hacer algo, el tiempo dirá.

    Saludos

  10. Un post muy interesante, sobre todo porque nosotros, en Europa, tenemos un estilo de vida completamente diferente, pero poco a poco estos estilos de vida están cambiando, y nos estamos deslizando léntamente hacia el modelo USA. Me encantaría hacer un viaje como el que estás realizando, para poder ver desde cerca cómo es realmente EE.UU. y cómo son los estadounidenses.

A %d blogueros les gusta esto: