Hace casi un mes, en una entrada anterior, conté como el diario La Gaceta, de la provincia argentina de Tucumán, había plagiado una de las entradas de este blog. Cerca de 30 días después, el texto copiado sigue allí; nadie lo ha quitado y no parece importarles en lo más mínimo. Ni siquiera funcionan los formularios de contacto para comunicarse con la redacción…

Y después hay que leer por ahí que algunos escriben que los blogs son intrínsecamente malos, y que es necesario la existencia de redacciones periodísticas que aseguren la calidad de lo publicado. ¿O será la calidad de lo copiado?

Anuncios