Skip to content

Estar alli: la experiencia y la escritura

En un intercambio de correos electrónicos hace un par de días con Tony Gálvez, apareció un tema interesante: ¿se puede escribir sobre un destino cuando no se lo ha visitado? Se me ocurren dos respuestas, desde dos prácticas / saberes diferentes.

Desde el punto de vista del viajero, la respuesta es NO. Es imposible dar cuenta de la experiencia de visitar un lugar en tanto, justamente, no se lo ha visitado. Incluso si chequéaramos muchas fuentes, no podríamos reconstruir la relación del viajero con el destino, con sus habitantes, con sus comidas, sus alojamientos.

Desde el punto de vista del periodista, la respuesta es SÍ. Es que, en tanto periodista, es absolutamente normal escribir sobre lugares que no hemos visitado. Aquí se impone una rutina productiva por la cual lo relevante es cubrir los espacios asignados para la publicación. Que el periodista haya visitado o no el destino es algo accesorio. Lo relevante es completar el espacio asignado de publicación.

El tema de visitar o no el destino en cuestión surgió a partir de un tema puntual: la creciente aparición de blogs profesionales, en donde quien escribe una entrada no ha visitado el lugar, y reconstruye un relato sobre ese destino a partir de otras fuentes, por lo general accesibles en Internet. Reproducen, en este sentido, la rutina del periodista, que tiene una obligación profesional. Frente a ello, la idea de que los blogs recuperan la experiencia del viajero se debilita un tanto. Tal vez sea hora de repensar el lugar de los blogs sobre viajes y turismo, y analizar como se vinculan experiencias, una voz propia y la participación del usuario.

¿Y ustedes que opinan? Desde ya, pueden dejar su punto de vista en el formulario para comentarios.

Anuncios

15 thoughts on “Estar alli: la experiencia y la escritura Leave a comment

  1. Entiendo tu punto de vista y valoro tu laburo. Sin embargo creo que tu opinión, logicamente es más que subjetiva y en algunos casos no está basada en la realidad. Me gusta el laburo que realizas, pero permíteme que te diga que hoy mismo en el blog de Perú he encontrado una entrada más que interesante sobre un relato de Cuzco. Te la recomiendo sin duda. No conozco a la persona que lo ha escrito, pero ojalá tu también fueras capaz de escribir así. Hay muchas personas en la internet haciendo un buen trabajo. Soy seguidor de Bajo Coste y algunos de sus nuevos blogs y desde luego me parece que su trabajo es más que bueno. Sobre la receta del Ceviche, la verdad, es como escribir sobre cualquier otra receta, es lógico que sea similar o igual en cualquier fuente que busques.
    Sin más, espero que entre los blogeros os apoyéis y no levantéis muros sin sentido.
    Saludos y leed la última entrada de Blog de Perú de la red de Bajo Coste. Bueno, muy bueno…Eso si es escribir sobre viajes.

  2. Pedro, para que esto no quede en simples opiniones, te recomendaría que chequees esa entrada sobre Cusco del blog de perú con la entrada que escribí cuando viajé a esa ciudad peruana, hace tres años.

    https://www.blogdeviajes.com.ar/articulos/cusco/

    Compara la cantidad de datos, precios, sugerencias de recorridos, análisis de tendencias en la ciudad, etc. Luego también puedes analizar si hay diferencias en la participación de los lectores; aquella entrada sobre Cusco en este blog tiene 276 comentarios, a pesar de que está cerrada hace dos años. Luego vuelves y me cuentas sobre lo de “escribir sobre viajes”.

  3. Apoyo la moción de los blogs de experiencias personales!! ;)

    Creo que el HABER ESTADO brinda la posibilidad de presentar esas PERLITAS del destino que de otra manera se ven sujetas a las experiencias de otros. Al menos mis blogs son ultra personales, y creo que eso es lo que crea el lazo entre en lector y yo. Puedo darte una nómina de gente que me ha contactado para “animarse” a viajar, y han partido a Nepal, a Tibet, al Africa… con mis textos y en algunos casos con un café de por medio y largas charlas y chats.

    Creo que si bien se PUEDE escribir sobre un destino sin haber estado ahi, en realidad no es mas que una suerte de “plagio” ya que su articulo se basará en experiencias agenas leídas en varias fuentes, que de alguna forma editara para que no sea “lo mismo”…

    La sinceridad estaría buena. Una nota a pie de pagina sobre si han estado o han visto eso en primera persona sería suficiente o simplemente citar las fuentes en las que se basan para escribir, lo cual sería tambien una forma de agradecer a los que sí estuvieron y le proporcionaron la insipracion para escoger ese artículo, no?

    Y para recordar esta Jason Blair, que por muchos años escribió en el NY Times, si bien no sobre destinos, hablando como si hubiera estado en esos lugares “desde donde escribía”. Y no le fue muy bien que digamos…

  4. Depende de lo que uno quiera publicar. Si vamos a hablar de horarios, de precios o de lugares de interés turístico, de forma general, pues es perfectamente posible sin haber visitado el sitio. Pero si queremos pulsar el ambiente… imposible. Y tal vez esta última información es la que más interesa al lector.

  5. Angeles, no es mala idea eso de que deban aclarar si estuvieron o no en el lugar. De todas maneras, me parece que por lo general eso se nota bastante y el lector lo puede percibir. Y en cuanto a Jason Blair, el problema era que escribía en la sección de política (el “national desk”, en la clasificación del New York Times). Si hubiera escrito en la sección turismo no hubiera tenido problema alguno :) .

  6. Si, si.. por supuesto, además el tipo sufría de un desorden psocológico serio… pero como dice viajero, si se trata de aportar datos, horarios, formas de llegar… o sea “la ficha técnica” de cualquier medio de publicación, es una cosa… si uno esta describiendo un lugar, sus paisajes, aromas, la cultura, cocina, costumbres, etc… no queda otra que se este alimentando de “otas fuentes” y en ese caso estaría bueno que colocara las mismas a pié de página. ;)

  7. Ángeles, desde ya hay citar siempre las fuentes, tanto si se toma información de ellas de manera textual -caso en el cual lo más recomendable sería usar el entrecomillado- como si se usó para luego reelaborar el contenido y reescribirlo.

  8. ¿se puede escribir de un destino cuando no se le ha visitado? Si, claro que se puede. Tanto para soñar, planificar o jugar, es lo que mentalmente uno suele hacer. Otra cosa es ser asesor viajero de cualquier naturaleza (profesional turística, periodística, bloguera, etc.)
    Fernado Pessoa tenía por ahí un personaje cuya actividad vital era tomar folletos de lugares a los que iba sólo “en papel”. Los miles de folletos que se reparten en ferias turísticas como FITUR o las imágenes o relatos de los blog alimentan esa fantasía que mentalmente, oralmente o por escrito es elaborada y muchas veces transmitida. Es la idea de “Experimental Travel” (http://www.lonelyplanet.com/experimentaltravel)
    No hablo de los plagios que comenta Angeles, me refiero simplemente a experiencias viajeras que muchísimas veces no tienen desplazamiento “real” alguno
    Salud

  9. Me parece obvio haber estado en el sitio para hablar de el con fundamento. Por ejemplo, he estado muchas veces en Isla de Margarita pero nunca he llegado a ella yendo en carro desde Brasil. ¿Eso me limita a hablar sobre esa travesía si en la comunidad de Orkut donde los conseguí hay miles de experiencias al respecto? Es simple, recopilas la información, la haces breve, llamativa y la publicas citando la fuente. Por supuesto que mi entrada será deficiente si la comparamos con un blogger que se recorrió toda la selva amazónica para llegar a la isla.

    No hay que ser un gurú para escribir sobre viajes. Tampoco hay que ponerle más reglas al asunto que las que uno se coloque según sus principios, los lectores no son tontos. Siempre he dicho, cuando Primera Clase me de lo suficiente para vivir, me retiro de mi trabajo porque es algo que disfruto como nada. Tristes aquellos que tienen que escribir por obligación.

  10. Oleopolis, efectivamente nos olvidamos de los escritores. Pero allí, para no meternos en un tema complejo, hay una relación muy diferente entre ficción y descripción de lo real. Al momento de escribir la entrada, lo que tenía en mente es la idea de quien tiene que escribir sobre viajes desde un punto de vista informativo / periodístico / de no ficción. Pero vale tu aclaración para ampliar un poco la discusión.

    Antonio, una de las paradojas de “vivir de la escritura sobre viajes” es que, al final, tienes que escribir un poco por obligación -aunque, claro, puedes mantener tus espacios de libertad, como en mi caso mantengo Blog de Viajes. Recuerda esto para cuando Primera Clase te dé lo suficiente para vivir :) .

  11. No me estoy refiriendo a los “escritores” tal como los entendíamos hasta hace unos años. Hablo de los viajeros como creadores de “ficción” en su propia naturaleza, y como los blog, por tocar un tema al que tu le dedicas muchas horas, han fomentado que muchos viajeros / blogueros anden transmitiendo no información sino creación y ese es otro código que a mi personalmente me parece muy interesante por la comunicación que genera, más allá de las rivalidades, encontronazos o amoríos con la industria del viaje

  12. Amigos: me parece sinceramente que como todo en la vida, es un tema absolutamente personal y cada uno de nosotros juzgara dentro de su mundo de creencias y valores, el cual seguramente no coincidira con el mio.

    En mi caso, la edad y los viajes me han dado la posibilidad de crear mi propio juzgamiento de lo narrado.

    Soy un empedernido “romantico” de los viajes y mi vision sobre este maravilloso planeta.
    Cada pueblo que visita seguramente tiene su oscuro oscura y su hecho historico del cual avergonzarse:

    Por ejemplo acabo de llegar de Estambul y podria haber escrito sobre lo cruel que ha sido el imperio Otomano a lo largo de la historia y sobre el genocidio que sobre ellos pesa.

    Pero prefiero quedarme con lo que realmente senti en Estambul y transmitir eso en mi blog: el sentido de la oportunidad de poder viajar, aun en esta epoca de modernidad que no comparto en general, a pueblos que han tenido que ver con el legado de toda la humanidad.

    Por eso creo que si, es fundamental haber conocido el sitio del cual se habla, aunque eso no garantice que nos guste la descripcion del lugar. Por lo general no las comparto ( recuerdo el caso de una famosa revista que le dedico un numero entero y tapa a New York City, donde residi tres años: tu Jorge lo comentaste aqui, daba verguenza leerlo, y sobre todo sentias que te trataban de estupido al haber anunciado el numero como ” te mostramos lo nuevo de NYC” cuando en realidad nunca antes habia leido un articulo tan lleno de cliches).

    En fin, como en politica o religion, no le creas a nadie, trata de manejarte por tus fuentes, crea tu propio criterio, arma tu propio camino y sobre todo, sientete, como al menos lo intento yo, ser parte de esta comunidad, y ser un “Ciudadano del Mundo”.

  13. Completamente de acuerdo con Angeles.

    Cada vez que quiero planificar un viaje huyo, con todas las letras, de los artículos que me suenan a “lo he leído allí y lo publico aquí”.

    Un viaje cuesta mucho dinero y prepararlo lleva mucho trabajo. Hay que consultar foros, preguntar y buscar mucho. Es una tarea muy árdua y te artas de los artículos de “cortar y pegar”, hay demasiados por la red.

    Tristemente són pocos los que, sin haber estado, escriben un artículo y citan sus fuentes. Sólo hay que ponerse a buscar sobre algún destino y comparar la cantidad de entradas que te huelen a “guia-de-viaje-patrocinada”, de los realmente interesantes.

    Soy aspirante a viajero, no os confundais. Ni soy un purista ni me doy golpes en el pecho por los lugares que he visitado.

    Sólo pido que la gente que escribe, que lo haga con conocimiento. El que no haya estado, NO PASA NADA! Que lo diga, que sea honesto y que escriba lo que le de la gana. Pero que no lleve a equívocos.

    Saludos desde Barcelona!

  14. Yo diría, depende. Depende de lo que quieras escribir y de a quién te dirijas. En mi caso, no se me ocurre escribir si no es a partir de mi experiencia personal. Eso implica, en la mayoría de los casos haber realizado el viaje, pero ahora que lo pienso después de leer los otros comentarios, también se puede escribir sobre la experiencia de preparar un viaje. De hecho, la honestidad es el punto de partida, en todo caso para mi.
    La conversación me hizo recordar una novela que leí hace un tiempo: “El turista accidental” en la cual el personaje principal se ganaba la vida haciendo viajes para hacer una guía que diera información rápida y oportuna a los viajeros de negocios, ansiosos no de nuevas experiencias, sino de encontrar hoteles y restaurantes que respondan a sus rutinas habituales, por ejemplo, que ofrezcan “bagels” para el desayuno a los estadounidenses!!

  15. En mi caso para escribir sobre viajes creo en la necesidad del acopio de información y luego la visita para redactar un texto. Importa cuantiosamente la experiencia propia y lo existente referente a atrativos tangibles e intangibles en el lugar a vistar o vistado.
    Solo así se puede recomedarlos o no. Claro que al final se me hace todo un gran problema pues los textos se hacen extensos, pero a mi parecer bastante útiles.

    Considero no reprochable el acto de escribir en base solo a la revisión de documentos y tomando en cuenta referencias, pero esto me parece aborrecedor cuando se cruza el límite de un texto informativo (periodístico) a uno chauvinista o calificativo sin haber conocido el destino.

    Abrazos.

A %d blogueros les gusta esto: