Hasta siete u ocho meses atrás, que alguno de los sitios que venden viajes en Internet arrancara con su blog era una novedad. Todavía pocas compañías se habían atrevido con un emprendimiento de ese tipo, tanto los sitios especializados como las aerolíneas. Cuando en su momento comencé con el blog corporativo de Despegar, me costó encontrar ejemplos en la Web. El resultado fue que el blogroll dedicado a la parte de empresas quedó bastante corto. En ese momento, y frente a las pocas opciones disponibles, uno de los objetivos de este blog era ayudar al posicionamiento del sitio general, en tanto los blogs eran una buena manera de construir relevancia. Había más objetivos, claro; por ejemplo, constituirse en un medio relevante en información sobre viajes en Internet, dirigido a profesionales y estudiantes de turismo.

Hace poco arranqué también con el blog corporativo de la agencia de viajes online española Logitravel, Logitravel Blog -hablé de ello hace un par de días en Logitravel Blog, una de mis nuevas ocupaciones-, y los objetivos son diferentes, a partir de las conversaciones vía correo electrónico. Construir la historia de la compañía; dar cuenta de su posicionamiento diferencial en nichos de mercado en relación con otras compañías en España; y relevar las tendencias del mercado de viajes en España y Europa.

¿A qué viene esto? A que ya no se puede apostar a un blog “porque es una novedad”. Lejos hoy de ser un diferencial, el blog corporativo para el sector de viajes ya es una commodity que es necesario articular con estrategias que van más allá del posicionamiento. Hace poco eDreams lanzó el suyo; antes, ya lo tenían empresas como Atrapalo, Air France, Boeing, Southwest, Starwood, Travelocity, Delta

Hace un rato me llegó un comunicado de prensa de Edelman, donde anuncian que Viajar.com también ha iniciado su blog corporativo. Supongo que este tipo de novedades refuerza el hecho de que contar con un blog, al menos para una compañía de viajes en Internet, ya es parte de “lo que hay que tener” y no tanto de la innovación. Pero que a la vez esto se anuncie vía una gacetilla de prensa marca bastante que conservamos algunos viejos reflejos sobre el tema de “la novedad”. Realmente, arrancar con un blog ya no sorprende. Lo que será para anunciar, más adelante, serán los aniversarios. Si los blogs corporativos realmente logran establecerse como una parte firme de la estructura de un sitio de viajes, es porque se han articulado con la estrategia de la compañía, cualquiera sea ésta. Y si, por el contrario, en algunos meses dejan de actualizarse, nos encontraremos en algunos meses hablando de la “moda de los blogs corporativos”. No se trata simplemente de “entrar a la Web 2.0” para no perder el tren; se trata ante todo de usar estas nuevas herramientas con objetivos específicos.

Sobre el tema de los anuncios de “la empresa X ingresa en la Web 2.0” ya escribió Albert Barra apenas una semana atrás. Como verán, el tema ya se discute bastante en los blogs especializados, y creo que hay que seguir con el debate. Para algo tenemos nuestros propios blogs personales de manera independiente a las empresas, claro.

Tantas novedades en el terreno de los blogs corporativos marcan las oportunidades que se están abriendo en este sector para los bloggers más dedicados. Pero no nos quedemos en las novedades; será todo un desafío para el futuro ver si realmente logramos aportarle conocimientos a los visitantes de los sitios; si obtenemos mayor participación de los lectores; y si construimos un lenguaje más humano en un terreno bastante afecto a la frase marketinera y con gancho. En algunos meses, entonces, volveremos a visitar los blogs corporativos citados en la entrada para ver en que andan.

Anuncios