Skip to content

Hoteles y estrellas

La forma más conocida de clasificar los hoteles en todo el mundo es mediante estrellas. Tradicionalmente, éstas van de uno a cinco, aunque en los últimos años aparecieron algunos calificados como seis y siete estrellas por el extremo lujo de su oferta. El problema surge para los turistas cuando esta indicación, las estrellas, en muchos lugares no denomina ningún estándar preciso en comodidades y servicios. Esta situación varía mucho de acuerdo a los países, pero al menos al sur del mundo, no es nada raro que lo que en una región no sea más que un tres estrellas promedio en otro destino tenga cuatro estrellas. Peor aún: se puede llegar a tener un mejor servicio en un dos estrellas de ciertos lugares que en hoteles tres estrellas en otros sitios.

Para complejizar más la cuestión, no es raro encontrar clasificaciones del tipo “dos estrellas superior” o “tres estrellas premium”, o cosas por el estilo. Normalmente, todos los países -o los estados, regiones o provincias que lo componen- tienen legislado cuántas estrellas le corresponden a los hoteles de acuerdo a ciertos servicios que se juzgan indispensables. Pero no es nada raro que dicha legislación se encuentre muy desactualizada, y que nos encontremos con hoteles cuatro estrellas que apenas ofrecen WiFi penoso en el lobby y nada en la habitación; con tres estrellas que no cuentan con aire acondicionado; o dos estrellas con un mobiliario tan deshecho que más hubiéramos ganado en buscar un hostal.

Como en todo, hay quienes desde ya trabajan muy bien y tienen servicios de hospedaje en excelentes condiciones. Pero el turista, muchas veces, termina decidiendo a que hotel irá no tanto por las estrellas o los servicios que dicen le darán; más bien, se concentra en los fotos -lo cual es bastante peligroso, porque siempre hay mucha fotografía creativa por ahí-, en los comentarios de los amigos o en datos que encontró en Internet. Ésto último, desde ya, no está mal. Pero tampoco estaría mal que la legislación sobre hoteles fuera un real indicador de la calidad de los hoteles, y que se evitara las enormes diferencias que hay muchas veces entre las diferentes regiones de un mismo país.

¿Alguna idea o sugerencia al respecto? Se leen comentarios sobre el tema de las estrellas.

Anuncios

2 thoughts on “Hoteles y estrellas Leave a comment

  1. precisamente el otro dia publique una entrada al respecto.
    creo que, ademas del desfase de las normativas y su poca extrapolacion entre una region u otra, el problema radica en la visión del cliente.
    mientras las estrellas estan enfocadas a “controlar” unos estandares minimos por parte de la administracion (muchas veces irrelevantes para el cliente, el cliente las entiende como indicador para evaluar su calidad y servicio.
    creo que hay un gap importante ahi.
    a mi modo de ver se deberia de dejar claro la funcion de control de standares basicos para distintos niveles por parte de la administarcion, pero la de calidad del servicio y adecuancion a lo anunciado a los propios clientes. Algo asi como una horquilla de dos-tres estrellas, donde los establecimientos puedan fluctura de inmediato dependiendo de los clientes

  2. Hola a todos.
    Muy interesante este comentario sobre la categorización de hoteles, precisamente es una cuestión sobre la que hemos escrito varios artículos en HOSTELTUR, tanto en la revista como en el diario digital (www.hosteltur.com), y que se trata en el Plan del Turismo Español Horizonte 2020. Éste considera urgente revisar el sistema de categorización de los hoteles. Eulogio Bordas, presidente de THR recordó hace no mucho en Palma de Mallorca que la revisión lleva siendo solicitada desde hace tiempo por los profesionales hoteleros, que consideran que se trata de un sistema obsoleto debido a que califica esencialmente los elementos estructurales de los establecimientos, dejando de lado otros aspectos tan importantes como el servicio.
    Desde hace más de un año la CEHAT está trabajando en un proyecto para marcar unos estándares que permitan una clasificación más acorde con la realidad, según explicaron en su momento a HOSTELTUR fuentes de la confederación. En estos momentos, para alcanzar ciertas categorías es necesario tener una serie de elementos estructurales como pueden ser ascensor, un cierto número de plazas de aparcamiento cubiertas, salones de reuniones, elementos que no siempre tienen porqué suponer necesariamente una mejora de la calidad del hotel.
    De hecho, el aspecto más valorado por los clientes que se alojan en hoteles es la limpieza, por encima de otros como el servicio recibido por los empleados, según una encuesta realizada por Pressplus Europe en hoteles españoles de entre 3 y 5 estrellas. La dotación de servicios y el precio se situarían en último lugar.

    Saludos

A %d blogueros les gusta esto: