La forma más conocida de clasificar los hoteles en todo el mundo es mediante estrellas. Tradicionalmente, éstas van de uno a cinco, aunque en los últimos años aparecieron algunos calificados como seis y siete estrellas por el extremo lujo de su oferta. El problema surge para los turistas cuando esta indicación, las estrellas, en muchos lugares no denomina ningún estándar preciso en comodidades y servicios. Esta situación varía mucho de acuerdo a los países, pero al menos al sur del mundo, no es nada raro que lo que en una región no sea más que un tres estrellas promedio en otro destino tenga cuatro estrellas. Peor aún: se puede llegar a tener un mejor servicio en un dos estrellas de ciertos lugares que en hoteles tres estrellas en otros sitios.

Para complejizar más la cuestión, no es raro encontrar clasificaciones del tipo “dos estrellas superior” o “tres estrellas premium”, o cosas por el estilo. Normalmente, todos los países -o los estados, regiones o provincias que lo componen- tienen legislado cuántas estrellas le corresponden a los hoteles de acuerdo a ciertos servicios que se juzgan indispensables. Pero no es nada raro que dicha legislación se encuentre muy desactualizada, y que nos encontremos con hoteles cuatro estrellas que apenas ofrecen WiFi penoso en el lobby y nada en la habitación; con tres estrellas que no cuentan con aire acondicionado; o dos estrellas con un mobiliario tan deshecho que más hubiéramos ganado en buscar un hostal.

Como en todo, hay quienes desde ya trabajan muy bien y tienen servicios de hospedaje en excelentes condiciones. Pero el turista, muchas veces, termina decidiendo a que hotel irá no tanto por las estrellas o los servicios que dicen le darán; más bien, se concentra en los fotos -lo cual es bastante peligroso, porque siempre hay mucha fotografía creativa por ahí-, en los comentarios de los amigos o en datos que encontró en Internet. Ésto último, desde ya, no está mal. Pero tampoco estaría mal que la legislación sobre hoteles fuera un real indicador de la calidad de los hoteles, y que se evitara las enormes diferencias que hay muchas veces entre las diferentes regiones de un mismo país.

¿Alguna idea o sugerencia al respecto? Se leen comentarios sobre el tema de las estrellas.

Anuncios