Skip to content

Estados Unidos, vigilancia y turismo

En este blog hemos insistido muchas veces en establecer relaciones entre el mercado turístico y la política. En buena parte, eso se debe a una especie de ceguera, en muchos medios especializados en turismo, en analizar y dar cuenta de esos cruces. Y el tema de la recolección masiva de datos de turistas que desde hace un par de años viene realizando el gobierno estadounidense es probablemente uno de los temas políticos que más debería preocupar a quienes forman parte del segmento del turismo. De acuerdo a lo publicado por The Washington Post, a partir de las potestades otorgadas por la ley de Seguridad Interior aprobada tras los atentados de 2001, el gobierno recolecta y almacena por 15 años datos sobre qué tipo de viajes realizan los ciudadanos estadounidenses, qué tipo de cosas llevan en sus valijas, incluso los libros que cargaban. Si bien la nota no lo aclara, es de suponer que tal almacenamiento de datos alcanza a todos aquellos que llegan a suelo estadounidense.

¿Y porqué guardar datos como los contenidos de los equipajes, nombres de libros o destinos visitados por los viajeros? Evidentemente, uno de los intereses es de crear perfiles personales, y ver quienes son sospechosos de cometer atentados terroristas. La discusión, claro, es hasta donde llegará el gobierno estadounidense a la hora de acumular datos sobre cualquier turista, y si esa obsesión por la vigilancia no es una amenaza a las libertades civiles. Y también, si toda esa recolección no terminará en manos de organismos más interesados en el control político interno que en evitar potenciales amenazas a la seguridad.

Los datos de los viajeros son obtenidos desde varias fuentes. Por ejemplo, las revisiones de equipajes en los aeropuertos, pero también desde sistemas comerciales como Galileo y Sabre, que brindan información para las bases de datos del gobierno.

La nota es extensa, pero tiene muchos datos realmente interesantes. Pueden leerla en este enlace (en inglés). Gracias Analía por avisar de esta nota de The Washington Post.

Anuncios

2 thoughts on “Estados Unidos, vigilancia y turismo Leave a comment

  1. Un Acuerdo EE.UU.-U.E. permite que los datos de los ciudadanos comunitarios que viajen a Estados Unidos sean recopilados y almacenados durante siete años por las autoridades estadounidenses. Por otra parte, las transacciones bancarias son vigiladas a través del sistema SWIFT. Todas estas eficacísimas medidas se ven reforzadas con otras como las como las referidas a los líquidos en los aeropuertos, cuya retirada ya se está pidiendo en el Parlamento Europeo.

  2. Aunque es bastante molesto que nos revisen el equipaje creo que al final acabaremos acostumbrándonos. Yo creo que la clave va a estar en los sistemas que desarrollen a partir de ahora para agilizar las colas en los aeropuertos, que es lo que realmente nos molesta a la hora volar. En cuanto al archivo de los datos de los pasajeros no me parece tan descabellado viniendo de un país como los EE.UU., lo que me pregunto es la forma en cómo implementarían esto aquí, en Europa. Desde la firma del Tratado de la Unión Europea o de Maastricht (1992), hay una completa libertad de movimientos de personas, mecancías y capitales dentro de la Unión, aunque con más retricciones estos últimos. Supongo que pasará algo parecido a los EE.UU., pero para las entradas a la UE y no dentro de las distintas fronteras intracomunitarias.

A %d blogueros les gusta esto: