Skip to content

Ciudades, el turismo y la historia

Praga: vista dalla torre di Petrin

En las ciudades de ninguna parte (…) no hay huellas del pasado. Pero en las verdaderas ciudades el pasado está realmente en las paredes, en las piedras

La cita a John Berger abre un punto interesante para ampliar la reflexión sobre Praga que publiqué hace algunas semanas. Poseer uno de los centros históricos mejor conservados del mundo le ha dado a la ciudad un patrimonio que puede ser explotado turísticamente. Pero no todo es turismo; la ciudad ha comenzado a tener un desarrollo económico fuerte de otro tipo de negocios, vinculados con las finanzas y los bienes raíces. Y éstos están presionando para lograr tener edificios modernos para oficinas y satisfacer la demanda de nuevos lugares donde vivir.

En un análisis muy simple, buscaríamos marcar justamente el problema del conflicto entre la necesidad de conservar un centro turístico para el turismo y las tendencias en otras áreas de la economía. Y podríamos dar cuenta de la necesidad de políticas que resguarden ese patrimonio antes de que sea afectado. No todo tiene que ver, claro, con la desaparición de edificios; también está el problema de la contaminación visual; viejos y elegantes edificios frente a enormes torres de cristal con el logo de un banco en la parte superior.

Ahora bien: ¿no es acaso parte de la evolución histórica de una ciudad el hecho de que las tendencias económicas la transforman? Buena parte de la pelea por conservar el patrimonio urbano es realmente difícil porque hay que pelear contra intereses muy fuertes, que tienen el peso de mucho dinero de su lado. En este conflicto en particular, el turismo es puesto del lado de la conservación de la historia, en tanto como actividad económica relevante aparece como un motivo clave para no permitir transformaciones demasiado aceleradas del entorno. También está, claro, la pelea por la historia; por ejemplo, los vecinos que no quieren que se destruya la historia del lugar donde viven y se las reemplace por enormes edificios. La conservación del centro de Praga no fue una casualidad; la ciudad no fue bombardeada como tantas otras en las dos grandes guerras del siglo XX, y tampoco pasó por los graves problemas étnicos de naciones como la ex Yugoslavia. En cierta medida, su posición un tanto marginal en el desarrollo económico europeo logró, al no presionar la renovación de la ciudad, a su conservación. Hoy las cosas han cambiado, Praga está cada vez más de moda, y se hará complicado sostener el mismo paisaje.

Pero muchas veces el turismo juega un papel diferente, al presionar ciertos entornos urbanos para que se modernicen y atiendan las demandas de turistas de mayor poder adquisitivo. Pienso, por ejemplo, en el caso de Tilcara, en la Quebrada de Humahuaca, en la provincia argentina de Jujuy, en los últimos años han aparecido muchos emprendimientos hoteleros dirigidos al turismo internacional, y que están modificando el patrimonio arquitectónico del lugar, en tanto éste no aparecía ligado a las necesidades del mercado de viajes.

Desde ya, se pueden elegir muchos ejemplos de peleas por el patrimonio urbano, y que terminaron finalmente cooptados -y de alguna manera, conservados- por el turismo. Como el bondinho, el tranvía que va del centro de Rio de Janeiro hacia el barrio de Santa Teresa. Los vecinos pelearon contra su cierre por años, y ahora, en ciertos horarios, es más usado por el turismo que por los habitantes locales.

¿Se les ocurren otros ejemplos en las zonas donde viven? Seguro hay cientos de interesantes historias sobre la relación entre patrimonio y desarrollo turístico. Por cierto, la foto que abre la entrada pertenece a Gaspa, y fue publicada en Flickr bajo licencia Creative Commons Attribution. Y la cita de Jonh Berger está tomada de “Composición de lugar. Una conversación con John Berger”, en Berger, John y David Harvey (2007) Boulevard Central. Buenos Aires, Edhasa.

Anuncios

10 thoughts on “Ciudades, el turismo y la historia Leave a comment

  1. leyendo el post anterior y este me hizo recordar que hace medio año en mi ciudad (S.M. de Tucumán) estaban por hace un multiespacio shopping-cine-centro cultural-etc donde antes era el Mercado del Abasto (conocido hoy como “el Abasto”). Al margen de el que el mercado esta destruido, y esta habitado por familias de poco recursos y vagabundos que pasan la noche. Los vecinos de la zona estaban en contra de que hagan semejante inversión, es decir, estaban en contra de que se destruya un edificio echo [email protected] solo por el hecho de que tiene historia.
    Por suerte las obras se estan llevando acabo :p

    Con esto no quiero decir que estoy a favor de pisotear y destruir la poca historia arquitectónica que aun tenemos los Tucumanos. Sino ver como en un lado quieren salvar toda una ciudad del paso del tiempo y como aquí tratamos de rescatar una porquería que se cae a pedazos, que no tiene ningún valor Turístico sino solo afectivo.

  2. Hola:
    Antes de nada, felicitarte por el blog.
    en cuanto al tema del post, pues desgraciadamente cuando se busca un crecimiento económico rápido, generalmente, la política suele olvidar conceptos como Historia o Geografía, porque no les reporta beneficio alguna. Málaga fue en los años 70 un ejemplo de ello; de ciudad que empezó a construir sin plan urbanístico alguno, al mejor postor, y en le mismo centro de la ciudad. Por suerte, ahora se han dado cuenta de ellos, y se intenta recuperar un cntro histórico que cada es más bonito, dejando a las afueras todo los edificios destinados a negocio. Curiosamenre, es ahora cuando se ha creado ese centro económico en las afueras, cuando la ciudad más crece, tanto economica como turisticamente.
    Saludos.

  3. Con respecto al post, muchas veces se planifica un destino turistico pensando en su crecimiento masivo, y con la perspectiva de que “mientras mas turistas vengan, mejor”.
    La mayoría de los destinos q ofrece nuestro pais son bellezas naturales,tenemos 34 parques nacionales, y una biodiversidad increible!!
    Muchas veces entramos a un parque nacional y se escucha hablar sobre “sustentabilidad”, se reciben consejos sobre no arrojar basura, no hacer fuego, cuide los arboles, no dañe las plantas, no se lleve ningun ejemplar…entre otros…pero la gente nunca los cumple…
    Este verano pasado, estuve un mes y medio en El Chalten, ubicado en la seccional norte del PN Los Glaciares, un escenario maravilloso, y sin duda, es uno de los sitios más preservados del país.
    El pueblo no supera los 400 habitantes,esta separado de calafate por 220 kilometros de asfalto en mal estado y ripio,los turistas que arriban no son multitudinarios, y uno puede darse en lujo de caminar por senderos SIN BASURA, ya que es poca la gente q la arroja, y excelente el trabajo de guardaparques, brigadistas y voluntarios.
    Cual es el foco del problema?? hasta este verano, la mayor problematica encontrada era la erosion del suelo, personas de todo el mundo admiran su alto grado de conservacion debido al bajo numero de visitantes que llegaban (en comparacion de otros destinos).
    Este verano ya estará por completo pavimentada la ruta y en poco tiempo se abrirá un aeropuerto internacional,por lo que la cantidad de turistas que arriben al chalten se multiplicará con rapidez.
    Desde la perspectiva del sector que brinda servicios turisticos, es un dato mas que interesante, su demanda aumentará, motivando a nuevos inversionistas a emprender nuevos proyectos hoteleros, gastronomicos, o todo lo relacionado con ofertas para el turista. Es decir, desde la vision economica, será un crecimiento positivo.
    Desde la perspectiva de la capacidad del suelo, la proteccion a la biodiversidad, y la sustentabilidad, es una “falta de respeto”. Los turistas inevitablemente arrojan basura, dañan los suelos, aumentan los residuos cloacales que son arrojados “en crudo” al rio, crece la contaminación visual (por la perdida de naturalidad del entorno), queman plantas, exigen senderos mas anchos. Asi tambien es probable que llegue un consesionario que maneje un camping en pleno parque (hoy es agreste y esta en manos del personal de Parques Nacionales), crezcan las edificaciónes, sufriendo de esta manera una gran alteracion negativa.
    De esta manera, uno se pregunta…el turismo promociona lugares naturales y motiva su preservacion (turismo sustentable)??…o es un fenomeno netamente economico que se basa sobre los recursos naturales como una excusa para hacer llegar a los turistas y poder asi obtener beneficios???
    ¿¿cuidamos o explotamos??

  4. Palermi, no conozco a fondo el caso del mercado de abasto de San Miguel. ¿Es cerca de donde estaba antes la terminal de micros, o es una zona más alejada del centro?

    Javier, justamente la falta de políticas al respecto es uno de los problemas a considerar. No conocía el caso de Málaga, pero algo similar se ha dado en muchos lugares. Cuando se dan cuenta de que han destruido buena parte de lo interesante de la historia, buscan arreglar el problema. Pero, como diría Berger, la historia ya se ha ido, junto con las edificaciones originales.

    Ena, el tema de El Chaltén, efectivamente, es para preocuparse. Digo, que se invierta en toda esa infraestructura para traer más turistas pero que no haya un plan claro de sustentabilidad del entorno es, desde ya, un desastre para el futuro. Por desgracia, cuando planteamos ese tipo de cosas, la única solución que encuentran es que el destino sea carísimo; entonces, sólo llegan pocos turistas de altos ingresos, los que demandan más servicios. Y a la larga el resultado es desastroso, porque se produce mucha más basura y desechos por culpa de los “servicios de primer nivel”. El tema me interesa, si hay novedades sobre el tema de El Chaltén no tengas dudas en enviarme mails sobre el tema.

  5. jorge, me quedo una pequeña duda…
    disculpame si me escapo un poquito de la temática central, pero a que te referis al decir que los servicios de primer nivel producen mas basura???
    …je je, es solo una duda….
    Gracias

  6. Seguramente debería haber sido un poco más preciso. Los hoteles más caros arrojan a la basura más cosas, ya que sus productos deben ser muy frescos. A la vez, al tener más servicios, suelen demandar más agua y electricidad, que en la actualidad en Argentina se tarifan precios que muchas veces incluyen subsidios.

  7. Gracias !!

    Si necesitas algun tipo de informacion del chalten no dudes en consultarme, estube trabajando para Parques Nacionales en el verano, asi q conozco bien la zona, los impactos, el manejo, los proyectos y el perfil de los turistas.

  8. Conocí a Praga en el invierno (de ellos) de 1998-1999 es una ciudad maravillosa, sus edficios históricos, sus puentes, sus casas, su arquitectura realmente imponente. El turismo debería ir de la mano de la conservación histórica pero lamentablemente vamos a contramano de ello no solo en la Quebrada de Humahuaca,preocupante de por si, en muchos lados mismo en la Ciudad de Buenos Aires donde se tiran abajo edificios históricos, por ejemplo uno que queda en Callao al 900, se ensombrece el pulmón verde más importante de la ciudad como lo es la Reserva Ecológica con la construcción de mega hoteles y mega oficinas en Puerto Madero. Lamentablemente este es un tema de planificación urbana y diría también regional que directamente no existe en ninguna cabeza de ningún funcionario. El boom del turismo hace necesaria la aparición de servicios de hotelería y otros servicios, lamentablemente el estado deja hacer, deja pasar (a lo liberal)entonces no hay un crecimiento con planificación, armonico que respete el medio ambiente ni la arquitectura, hay expulsión de los habitantes originarios como es en el caso de la Quebrada, etc. Estas consecuencias a la larga se van a sufrir negativamente, si seguimos así en poco tiempo seremos observadores de los despojos de lo que fue alguna vez grandes bellezas naturales, patrimoniales, arquitéctonicas, etc.

  9. Muy buen blog.
    Lo voy a visitar a menudo porque las notas son interesantes y me ayudaran a elegir nuevos destinos en mis viajes, muchas gracias y felicitaciones

  10. En mi opinión es totalmente factible el que exista un desarrollo económico y turístico en el que las ciudades salgan bien paradas.

    Para ello lógicamente es importante el que se regule muy claramente la construcciones en el casco histórico por ejemplo.

    En Madrid por ejemplo y según he leido, es posible construir una nueva edificación mejorando la ya existente pero siempre respetando la fachada. Esta medida que podría parecer absurda, hace que existan casas de autentico lujo con una fallada muy antigua, algo que hace que no se pierda el espíritu antiguo de la ciudad sin renunciar a los avances urbanísticos y de calidad de vida.

    Quizás este ejemplo podría ser interesante para paliar el problema que puede surgir en la ciudad de Praga.

    Saludos

A %d blogueros les gusta esto: