Ayer lanzamos la campaña para que los hoteles incluyan en sus páginas las tarifas que cobran. Y como parte de ese proceso de construcción de una página especialmente dedicada al tema, estuve visitando una cierta cantidad de páginas de hoteles. Creo que una de las razones por las cuales muchos de ellos no incluyen las tarifas en sus páginas es bastante simple: no saben actualizar sus páginas. La mayor parte de ellos terceriza esta tarea en desarrolladores y diseñadores, que muchas veces les cobran una cierta tarifa cada vez que tienen que actualizar el contenido.

flash

Pero la peor elección al respecto es que la página se encuentra desarrollada en Adobe Flash. Seguramente se ve muy vistosa y elegante, pero tarda muchísimo en cargar, y suele ser muy difícil de posicionar en los buscadores. ¿La razón? No suelen tener páginas que generen enlaces permanentes; incluso si quisiera enlazar un texto en una sección en particular, por lo general en la barra del navegador siempre aparece la URL por defecto del sitio.

Pero eso no el problema más grave. La gran dificultad es que el uso de tecnologías como Flash complejizan de manera muy notoria el mantenimiento de una página, y lo pone fuera del alcance del personal del hotel. Para decirlo en simple: un hotel podría montar un blog en WordPress o Blogger, y uno o dos de sus empleados podrían dedicar algunas horas a la semana a mantenerlo. Pero si la página se encuentra desarrollada en Flash, sí o sí se requiere de la participación de una persona especializada. Y eso incide en los costos, ya que cualquier cambio implica recurrir a él, y pagar por la mínima modificación que deba realizarse.

Entonces: si su hotel o empresa de turismo está pensando en crear su página Web, su blog, o cualquier herramienta en la Web, uno de los puntos a analizar es el mantenimiento futuro. Es razonable recurrir a alguien especializado para que instale y configure un sitio; pero también es importante lograr que las herramientas de mantenimiento de la página Web sean sencillos y puedan ser usados por el personal mismo de la empresa. De otra manera, quedarán en manos de un tercero que, tras la inversión inicial en desarrollar el sitio, les seguirá cobrando por todo cambio futuro. Adobe Flash es una herramienta muy interesante para muchas aplicaciones, pero no para crear páginas completas. Una decisión de ese tipo crea una complejidad innecesaria en el mantenimiento de su sitio Web. Algo que luego pagará de su bolsillo.

Anuncios