Eiffel Tower, Paris

Este año, Francia dejó de ser el segundo país que mayores ingresos que recibía por turismo, y pasó a ser el tercero, detrás de Estados Unidos y España -aunque sigue siendo la nación con más visitas. ¿Y a qué se debe esta caída progresiva de Francia en el mapa turístico mundial? Veamos como abre un periodista del diario inglés The Observer su nota:

Los labios fruncidos, los hombros encogidos y la indiferencia infame hacia el extranjero fueron objeto de quejas por parte de los turistas durante décadas. Pero ahora el notorio malhumor de los franceses parecería haber recibido su justo castigo.

Hay un problema con este párrafo: francamente, me dice más sobre lo que el periodista piensa sobre los franceses que sobre las reales causas de la caída en los ingresos. Digo: la fama de los franceses a la hora de maltratar a los turistas es bastante conocida, pero nadie podría creer que todo se resume a un problema de actitud. El mercado turístico mundial está sufriendo cambios importantes, como el crecimiento de China e India y el estancamiento de Europa en cuanto a la llegada de turistas como para reducir el tema central a cuestiones puntuales.

De vez en cuando me encuentro con notas sobre el tema de la “decadencia turística de Francia”, y casi siempre las fuentes son diarios ingleses. La histórica rivalidad entre ambos países -el primer párrafo de la nota de The Observer y el “justo castigo” es casi una referencia directa a ello- debe tener algo que ver, supongo.

En estas cosas, llegar a explicaciones realmente interesantes es complejo. Los mismos franceses están impulsando campañas internas para atender mejor al turista. Pero el crecimiento de otros destinos, y la pobre performance de Europa en cuanto a turismo en los últimos años no se puede dejar afuera. Claro, la “pobre performance” se da sobre números espectaculares y mucho mejores que el resto del mundo, pero cuando un sector deja de crecer en tamaño, mejorar los ingresos sólo se puede hacer en base a quitarle mercado a otros.

Que muchos franceses serán malhumorados, seguro. Pero dar por sentado que todos los son, y que es la única explicación de la falta de crecimiento del turismo en ese país es, al menos, un poco reduccionista.

La nota de The Observer fue publicada en español por el diario argentino Clarín, y se puede ver en este enlace. La foto de París que abre la entrada fue publicada por markhillary en Flickr, con licencia Creative Commons Attribution.

Anuncios