Praga es seguramente una de las ciudades europeas más atractivas. Buena parte del interés que despierta se debe a su arquitectura, gracias a tener uno de los centros históricamente mejor conservados de ese continente. Pero desde hace varios años el desarrollo económico de la República Checa está impulsando la construcción de nuevos edificios en áreas céntricas de la ciudad, lo cual tiene en alerta a los prestadores turísticos. La razón es sencilla: el desarrollo de flamantes construcciones de acero y vidrio puede liquidar buena parte del atractivo de Praga.

La semana pasada, la edición argentina de Newsweek le dedicó una página al tema, que realmente es muy interesante. Tienen la imagen debajo; pueden bajarla a su PC si quieren para poder leerla en mayor tamaño -sólo deben hacer clic sobre ella.

Y espero dos cosas ahora: poder conocer alguna vez Praga -y espero sea pronto-, y el que Nic.ar se digne, finalmente, a hacer la mudanza del DNS al nuevo hosting :P.

Anuncios