Cuando arranqué con este blog, hace cuatro años, el formato presentaba una serie de atractivas ventajas sobre los medios tradicionales. A grandes rasgos, eran:

1) Posibilidad de que los lectores comentaran las notas.
2) Mayor libertad de publicación, sin condicionamientos por parte de anunciantes o editores.
3) Posibilidad de crear un sitio con una voz propia, frente a la impersonalidad de los medios masivos.
4) Facilidad de publicar todo tipo de contenido, como texto, imágenes, audio, etc.

Con el paso de los años, algunas de estas “ventajas” han tendido a reducirse, e incluso a desaparecer. Ya muchos grandes medios permiten a sus usuarios hacer comentarios; de hecho, cualquier proyecto nuevo inscripto en la “Web 2.0” tiene por defecto esa funcionalidad. El tema de la facilidad de publicación también ha sido usado por las grandes compañías, que no tienen mayor problema en usar YouTube, Facebook o la plataforma donde crean que van a encontrar muchos usuarios.

Nos quedan dos puntos. Uno es la libertad de publicación y de elección de la agenda de temas a publicar. Y si bien muchos medios están todavía un tanto reacios a cambiar, muchos ya están abriendo ciertas secciones específicas, como blogs, para publicar contenido reclamado por los lectores. Y esos espacios suelen tener una mayor libertad a la hora de construir una voz propia, la del autor. De hecho, muchos de los temas que se tocan en este blog no aparecen en las secciones especializadas en turismo en los medios; no lo hacían cuando arranqué con este blog y aún no lo hacen.

¿Será que el espacio para los blogs tal como los conocemos es cada vez menor? Creo que sí, que las posibilidades de crear un blog individual y masivo son cada vez menores, ante las dificultades por llamar la atención ante tanta variedad de contenidos. Seguramemte hay salidas: blogs grupales, mayor presencia en redes sociales, mayor interacción con otros usuarios de la Red. Sigo pensando que la libertad de publicación y de selección de agenda es todavía una de las ventajas de los blogs que se dedican al tema de viajes y turismo, sobre todo porque los medios tradicionales suelen estar muy condicionados por el tema de la publicidad. Pero a la vez, otras de las cosas que nos destacaban, como los comentarios y la variedad de formatos de publicación ya son patrimonio de casi toda la Web.

¿Cómo ven ustedes el futuro de los blogs sobre viajes y turismo? ¿Será que las redes sociales y las granjas de blogs comerciales terminarán por comerse todo el espacio de interacción con los usuarios? ¿O siempre habrá lugar para los sitios unipersonales con una voz propia?

Anuncios