Skip to content

Jujuy: no queremos ser patrimonio historico de la humanidad

Tardé en enterarme, pero igual no deja de sorprenderme: hace algo más de una semana hubo una marcha en Tilcara, provincia de Jujuy, Argentina, para pedir que UNESCO retire a la Quebrada de Humahuaca de la lista de sitios que forman parte del patrimonio histórico de la humanidad. La razón es que tras ese distinción se ha estimulado un gran desarrollo de la actividad turística, que ha incluido el desalojo de pobladores originarios de la zona para llevar a cabo proyectos hoteleros, en particular en Tilcara.

Me consta que los mismos funcionarios de UNESCO están muy preocupados por lo que está pasando en la Quebrada de Humahuaca, que es un ejemplo de lo conflictivo que puede ser el mercado turístico. Yo sé que la mayor parte del campo prefiere seguir mirando para otro lado, pero ya es hora de debatir y concretar un plan de gestión de la actividad turística en la Quebrada de Humahuaca. Que, en buena parte, implica limitar desarrollos de ese tipo, y crear estrategias para que quienes más se beneficien sean justamente quienes siempre han vivido allí.

Lo vi en The Tilcallrajta Herald. Si alguien tiene más información, que avise en los comentarios.

Anuncios

2 thoughts on “Jujuy: no queremos ser patrimonio historico de la humanidad Leave a comment

  1. Me parece que estos temas son kuy difíciles de resolver. Por un lado creo que este tipo de distinciones le dan una promoción a un destino a nivel mundial gratis, la cuñal puede ser bien aprovechada y expolotada. En el sentido que si la gente lo visita o es motivador de desplazamiento es justamente para admirar, contemplar, convivir o simplemente disfrutar de un destino que esta siendo protegido por una entidad internacional como la UNESCO. De esta forma la gente que lo visita esta interesada en esa cultura, en esa forma de vida, en como la gente vive y se desarrolla en esos lugares para muchos remotos, y para ellos habituales. La comunidad local debería aprovechar en este sentido eso que tiene a favor, que son los que mas conocen el lugar y hasta los únicos que conocen sus rincones, pasajes, mejores vistas, etc. Por otro lado las empresas hoteleras, agencias de viajes y demás me parecen que se equivocan al explotar de forma masiva estos lugares, ya que los mismos tienen su encanto justamente en la soledad, en que son lugares difíciles para vivir, para nosotros. Por hay si entendiecen esto trabajarían seguramente mejor y hasta por hay más, y todos sus visitantes se irían más contentos y tendrían una mejor imágen del lugar, más real, pudiendo convivir con esa cultura y esos paisajes, no solo mirarlos desde arriba de una traffic.
    También y para terminar, creo que si la UNESCO se preocupa por denominarlos Patrimonio de la Humanidad, también se debería preocupar por cuidarlos y preservarlos, y hacer que estos destinos sean auténticos por el resto del tiempo. Sabiendo la masividad que trae ser denominado Ptrimonio, realizar un plan para que estos sean sustentables, por hay restringiendo la capacidad de visitantes, o simplemente poniendo regolas de edificación y conservando y ayudando a la comunidad local. Sino en un futuro lo que fue “cuidado” no esta mas, y uno solo observará la Quebrada y no su gente, su historia, su cultura, que creo que es lo interesante.

  2. Creo que uno de los sitios de la Quebrada de Humahuaca que más ha sufrido el impacto del turismo ha sido, justamente Tilcara. Y es logico que sus habitantes se encuentren mas que enojados (un enojo complejo) acerca de la situación y de cómo ha cambiado su propio pueblo en poco tiempo.
    También creo que este tipo de marchas generan un debate que engloba, en estos momentos, a las provincias que de mayor desarrollo turistico durante los ultimos 10 años al menos en el NOA, ya que se trata no solo de debatir sino de trabajar enfocados en la calidad y en los limites del ejercicio del turismo en ciertos sectores.
    Personalmente, veo que en Salta (donde resido) ese debate existe aunque todavía sin un peso realmente efectivo. Por ahora, la discusion pasa por quienes realizan actividades en el marco del ecoturismo. Sin embargo es solamente un pequeñísimo sector, ya que la mayoría de quienes de quienes trabajan en el campo de servicios del turismo masivo, éste debate, poco les importa.
    Quizá sea parte de un proceso general reflexivo, en donde la gente se va dando cuenta de cuanto importa participar y debatir para lograr mejores estandares de vida.

A %d blogueros les gusta esto: