Alguna vez fuimos el número 51 de la lista. Hoy somos el 23. ¿De qué hablo? Del lugar que ocupa Argentina en el famoso indicador Big Mac de The Economist, que busca establecer una comparación en el costo de vida en una extensa cantidad de países, con la suposición bastante fundada de que McDonald´s a esta altura ya está instalado en una gran cantidad de naciones -en la lista de la revista aparecen 66. Tres años atrás un Big Mac salía 1,48 dólares; hoy, 2,67. ¿Y el resto de los países de la región? En Brasil cuesta 3,61 dólares; en Perú, 3; en Venezuela, 3,45; en Chile, 2,97; en Uruguay, 2,59 -en este último caso, es el más económico de la región.

La comparación es interesante, pero lo cierto es que otros precios de la economía argentina están muy por debajo de otros de la región, como el transporte, el combustible, los servicios públicos, entre otros. Desde ya, los valores para el turismo internacional en segmentos como la hotelería y tours ya se han acomodado a precios más cercanos a los internacionales.

De todos modos, de acuerdo al trabajo de The Economist, al dividir el precio local por el estadounidense, puede observar el grado de sub o sobrevaluación de una moneda. En ese esquema, el dólar debería costar en Argentina 2,42 pesos. Pero en estos días cotiza a 3,10 pesos. Parece que todavía hay un buen margen de ventaja contra el valor del peso argentino en la época de la convertibilidad, entre 1991 y 2001.

Más información sobre el tema en Terra.

Anuncios