Era de esperar: la revista brasileña Veja ha publicado un informe en el cual se afirma que el accidente en Congonhas de hace un par de semanas fue culpa del piloto. De esa manera, el gobierno y la aerolínea se evitan problemas.

Ahora bien: llama la atención lo rápido que aparecen las conclusiones en este caso. Que las pruebas demuestren que el accidente fue una mala maniobra del piloto está dentro de las posibilidades. Mientras tanto, el accidente del avión de Gol en el Amazonas, varios meses después, sigue sin ninguna resolución, ni sepamos que pasó realmente. Pero uno puede pensar a partir de indicios; si para el accidente de Congonhas encontraron evidencia que inculpa al piloto y la difundieron tan rápido -porque estas informaciones sólo pueden ser filtradas por funcionarios del gobierno o cercanos a la aerolínea-, que tarden tanto en el caso del avión de Amazonas hace despertar las peores sospechas con respecto a aquel accidente.

Más información del caso en Clarín.

Actualización: Jorge Castro hace en el semanario Perfil un análisis de la relación entre la crisis del Estado brasileño y el desastre de Congonhas. El autor no es santo de mi devoción pero el texto merece ser leído para enterarse de algunas cifras macro interesantes. Eso sí, no me queda muy claro el papel de la inversión extranjera directa (IED) en todo este asunto, o si le servirá al Estado brasileño y sus habitantes para mejorar las cosas.

Anuncios