En estos días usé un rato para actualizar algunas cosas en el perfil de Facebook, una de las redes sociales más populares del mundo, sobre todo ahora que permiten agregar widgets y servicios varios a tu perfil. Algunos de ellos están orientados al tema viajes, pero hablaré más adelante de ellos. Lo que me interesaba contar ahora era el descubrimiento de los “usos turísticos” del marketplace o servicio de clasificados de esta red.

Cuando se inscriben en Facebook, tienen que definir el país donde viven. A partir de allí, cuando alguien publique un clasificado para ese país, ustedes lo verán en la sección marketplace. Lo que me sorprendió fue hallar tantas publicaciones relacionadas con el tema viajes, en particular ofrecimiento de residencias para extranjeros. Se trata de un público muy interesante; como estarán poco tiempo en Buenos Aires y pueden pagar más, muchos dueños de departamentos buscan alquilarles sus propiedades. Y eso en una ciudad donde muchos habitantes locales no consiguen donde alquilar…

De todos modos, este tipo de plataformas pueden ser útiles, pero nadie garantiza que tan serio o seguro es lo que se publica allí. Aún así, es un uso interesante de una red social, y le da un valor agregado que va más allá de hacer simples contactos.

Por cierto, mi usuario en Facebook es éste (tienen que tener una cuenta en esta red para poder ver la página).

Anuncios