Ayer pasamos un rato por Caminos y Sabores, un evento muy publicitado por el multimedios Clarín, y que básicamente ofrecía propuestas gastronómicas y turística de muchos lugares de Argentina. El lugar de realización era La Rural, en Palermo. La idea es interesante; no mucha gente en Buenos Aires sabe donde comprar cervezas artesanales o mermeladas de la Patagonia, escabeche de llama, dulce de cayote, y cosas por el estilo.

Pero el mayor error fue ir el sábado; el lugar de la exposición no era demasiado grande, y estaba atestado de gente. Y eso a pesar que se cobraba 12 pesos para entrar a un lugar donde te vendían más cosas -nosotros aprovechamos un cupón 2×1 que había salido con el diario la semana pasada. Y para comprar este tipo de cosas, es esencial poder charlar un poco con el vendedor, que te cuente que cosas tiene, que productos suyos te recomienda. Pero esa tranquilidad era imposible; la gente se amontonaba delante de los stands, te empujaba, te obligaba a mirar apenas unos segundos cada cosa.

Para empeorar las cosas, y con los pasillos atestados, a mucha gente se le ocurrió que era un buen lugar para pasear con enormes carritos de bebés. Obviamente, tanta gente apiñada es una oportunidad de negocios, y un guardia nos advirtió que cuidáramos las pertenencias porque estaban robando billeteras y cámaras cuando su dueño se descuidaba.

No compré muchas cosas; apenas un salame a la pimienta, un dulce de cayote para mi abuela, frambuesas bañadas en chocolate, un aceto balsámico -ya no tenía más en la alacena- y una salsa de chocolate al chardonnay con frambuesa -muy interesante para echarle un poco al helado de vainilla. Nada más. Como era imposible mirar un poco más, optamos por irnos tras haber paseado algo más de una hora.

Supongo que el año que viene la volverán a hacer, ya que fue mucha gente. Realmente, les recomendaría ver la posibilidad de ir el jueves o viernes, porque sábado y domingo es muy difícil caminar por los estrechos pasillos. Y a los organizadores: ¿qué tal un espacio más grande para la próxima? La Rural tiene espacios más amplios en el predio al cual se ingresa por Avenida Sarmiento. Entre el valor de la entrada y el alquiler los stands, Caminos y Sabores debe ser un buen negocio. Pero si es imposible caminar, visitar esa feria es una pérdida de tiempo. Para eso, sigo comprando quesos y cervezas artesanales en el Puerto de Frutos de Tigre.

Anuncios