Hace algunos meses, escribí en mi blog Vida Vacía acerca del tema de los pedidos de intercambio de enlaces. La idea había surgido a partir de una entrada que había leído en Escape from Cubicle Nation. Pero en las últimas semanas el tema se puso más denso, y no hay día que no reciba varios mails solicitando intercambio de enlaces, muchas veces desde sitios que no tienen nada que ver con el tema de este blog. Así que decidí actualizar esta entrada para incluirla en este blog, y de paso indicar algunas formas más correctas y beneficiosas para todos a la hora de lograr que nos enlacen.

Mi principio básico es: enlazo lo que quiero, lo que me gusta, lo que me cae bien. En cierta medida este es el principio que, al menos algunos años atrás, regía la organización de un blogroll, esos listados de sitios en la barra lateral donde agrupábamos blogs que nos gustaban, otros de amigos, otros relacionados con los temas del sitio. Y salvo lo que aparece marcado como “publicidad” -al menos al momento de escribir esta entrada, ubicado en la parte superior de la primera barra a la derecha- todo el resto de los enlaces está ahí porque se tratan de recomendaciones que considero interesantes para los lectores.

Pero a la vez, entiendo perfectamente que muchas de las personas que hoy arrancan con sus blogs la tienen bastante difícil a la hora de promocionar sus sitios. La competencia por la atención es ahora impresionante, y de ella participan no sólo bloggers individuales sino también grandes empresas de comunicación como diarios, y redes comerciales de blogs. ¿Cómo lograr que otras personas conozcan nuestro blog? Aquí van algunas cosas que pueden poner en práctica:

1) En vez de mandar el típico mail de “quisiera que incluyeras un enlace a mi blog en el tuyo”, se puede apelar a una relación de mutua conveniencia. Por ejemplo, si encontramos algo que sabemos que puede interesar a un blogger, se lo pasamos por correo. O sea, algo así como “encontré esto, y te puede ser útil”. Es una buena forma de presentación, y estamos colaborando con la otra persona, no sólo pidiendo favores.

2) Nada de “acabo de enlazar tu blog así que espero que me enlaces”. Ese blogger no les pidió tal favor. Mucho más razonable es, en todo caso, avisar con un mail que “me gusta mucho tu blog por xxxxxx razones, y te enlazado para que te conozcan mis lectores”. No se exige reciprocidad, ni nada parecido.

3) El “por favor escribe sobre mi empresa / emprendimiento / producto” tampoco es buena estrategia. Mucho más interesante es establecer una relación con quien mantiene un blog, a partir del intercambio de correos, donde se le avisa sobre ciertos productos o emprendimientos, porque se considera que están dentro del ámbito de interés de esa persona. Desde ya, nada de ofrecerle cualquier cosa, o exigirle publicar nada, o enojarse si hace un crítica no tan favorable del producto. Tampoco enviarle gacetillas de prensa de manera indiscriminada, porque, por lo general, quienes mantienen blogs suelen odiarlas por su impersonalidad.

Cómo verán, llevar a cabo cualquiera de estas prácticas implica establecer una relación más personal con quien escribe un blog. Obviamente, sería mucho más rápido armar un correo general, y enviarlo a 50 bloggers para pedirles que los enlacen. Pero no creo que tengan mucho éxito si usan esta última táctica; ya hay muchas personas haciendo lo mismo en relación con quienes escriben blogs más conocidos / leídos. Lograr promocionar un blog nuevo implica invertir mucho tiempo en establecer buenos contactos con otros bloggers y armar buenos contenidos -porque si los lectores llegan y nuestro sitio es malo, no volverán más.

Enlazo lo que me gusta. No pierdan el tiempo conmigo con correos de pedidos generales de intercambios de enlaces; si fuera tan sencillo conseguir que te enlacen a esta hora ya todos tendríamos un Pagerank en Google de 7 u 8.

Anuncios