Hace un par de semanas Fernando Casale me comentó que estaba suscripto a un par de videoblogs de viajes en Democracy, un reproductor de video de código fuente abierto, y que usa la red Bittorrent para transferir archivos. Ayer me hice un rato de tiempo, descargué el programa, y me dediqué a revisar el contenido disponible.

Hay que reconocer que este reproductor tiene varios puntos a favor a la hora de considerar instalarlo en nuestra PC. El primero es que todo el contenido es descargado de manera transparente; lo único que debemos hacer es suscribirnos al canal que querramos. Y realmente todo baja muy rápido. Los archivos tienen fecha de caducidad; tras un cierto tiempo se borran de manera automática, lo que evita que el disco duro se quede sin espacio. Segundo, el buscador es muy sencillo de usar; de todas formas, ya hay un directorio de canales de viajes. Tercero, usar el reproductor es realmente simple, ya que todo está almacenado en cada canal al que nos hemos suscripto. La mayor contra, claro, es que hay que bajar el reproductor y que éste consume un poco de memoria en nuestra PC, pero se trata de una molestia bastante menor. Pero puede ser un punto poco simpático para quienes están acostumbrados al estilo YouTube de poder ver videos directamente desde el navegador, sin necesitar otra programa.

La gran ventaja de Democracy sobre otros estilos de TV por Internet es que no se trata de una plataforma cerrada; cualquiera de nosotros puede crear un canal. Para ello, primero hay que subir los videos a alguno de los muchos sitios en Internet donde podemos publicarlos; luego, hay que crear un canal en Democracy a partir de la dirección del sitio de videos que hemos desarrollado. A partir de allí, los usuarios simplemente se suscriben al canal y cada vez que hay una novedad, reciben el video de manera transparente, sin tener que visitar ningún sitio externo. Es realmente una plataforma de distribución de videos muy eficiente. Si no queremos usar un sitio externo, y más desarrollar nuestra propia plataforma en un dominio propio, podemos utilizar Broadcast Machine, un software gratuito que distribuye los contenidos vía Bittorrent -o sea, sin causar estragos en el ancho de banda que nos brinda nuestro servidor.

¿Y qué se puede ver? Por ejemplo, el videoblog de viajes de Hombre Lobo, un buen ejemplo en español, donde Eduardo Pérez Orue aprovecha sus muchos viajes para filmar en primera persona sus recorridos. Hay canales dedicados también al contenido provisto por National Geographic, el travelvlog de Graham Walker, los filmes de Other Places, Indie Trekker, New York City Minute Show, entre otros.

Por cierto, Democracy Player va a cambiar su nombre en pocas semanas, y pasará a llamarse Miro. Esperemos que la nueva denominación vaya acompañada de más contenido sobre viajes. Ya saben, cada vez tienen menos excusas para no publicar su material :).

Anuncios